“Hay que buscar que aumento del PIB se distribuya bien”: Bruce Mac Master

“Hay que buscar que aumento del PIB se distribuya bien”: Bruce Mac Master

Abril 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Paula Delgado y Alfonso Ospina | Colprensa
“Hay que buscar que aumento del PIB se distribuya bien”:  Bruce Mac Master

Bruce Mac Master, director del Departamento para la Prosperidad Social.

Bruce Mac Master, director del Departamento de Prosperidad Social, dice que si bien el Gobierno ha hecho esfuerzos por bajar la pobreza, hay más por hacer.

Colombia conoció el pasado jueves el segundo reporte de este Gobierno sobre sus resultados contra la pobreza. Según el Dane, en esa condición están el 32,7 % de los colombianos (un descenso de más de 4,5 puntos en dos años), mientras que en el índice de pobreza multidimensional (que considera distintas condiciones de vida de las personas) se ubica el 27 % de los nacionales. El director del Departamento de Prosperidad Social, Bruce Mac Master, es quien encabeza la tarea de bajar esas cifras y ya puede decir que cumplió con una primera meta: sacar al país de la lista de las diez naciones más desiguales del mundo. A comienzos del año se multiplicaron los rumores sobre la inminente salida de Mac Master de su cargo como director del Departamento de Prosperidad Social, pero luego de cuatro meses, él asegura que no quiere aceptar ningún otro lugar en la administración, sino que quiere seguir cumpliendo esa tarea que identifica como su misión de vida: mejorar la vida de los más pobres del país. En entrevista con Colprensa habló de esos resultados y explicó cuáles son los retos del Gobierno en los próximos años. El presidente Juan Manuel Santos resaltó como mayor logro de su Gobierno la reducción de la desigualdad, incluso por encima de la caída del índice de pobreza. ¿Por qué?El coeficiente Gini, que es el indicador que mide la desigualdad en un rango de 0 a 1 (en el que entre menor sea la cifra se goza de mayor igualdad), históricamente es muy difícil de mover, porque contiene dentro de sí mismo el tamaño de la economía, al determinar cómo se distribuye la totalidad del ingreso en la población. No es solo que la economía crezca; hay que lograr distribuirla bien. El hecho de que en Colombia hayamos bajado dos puntos porcentuales en dos años (hoy en 0,539) nos muestra con la mayor mejoría en la región, después de Ecuador. La preocupación actual no debe ser por los indicadores de crecimiento, sino por ver que éste sea redistributivo; esa ha sido la tendencia desde 2010, cuando el índice Gini comenzó a descender. Algo está funcionando bien y es el análisis multidimensional de resultados, que permite diseñar y aplicar políticas mejores. Por eso le damos tanta importancia. ¿Que el resultado sea positivo es un motivo para que el Gobierno cambie sus prioridades y se preocupe más por esas metas de igualdad que por las tasas de crecimiento?Todo el país debe hacerlo, los ministerios, las empresas, los investigadores, las universidades, todos. Estoy haciendo un esfuerzo muy grande por poner la discusión de pobreza y equidad en la agenda de los colombianos. Ojalá los economistas hablaran menos de tasas de cambio y de interés y mucho más del coeficiente de igualdad, de la reducción de la pobreza, porque ese es el verdadero problema de Colombia, donde hay 14.300.000 pobres, ese debe ser el principal desafío, los demás indicadores son muy volátiles. Llevamos diez años discutiendo la tasa de cambio y apenas varía $30, eso es muy pequeño para tener impacto. Pero el crecimiento de la economía y la inversión en programas sociales deben ir de la mano…Sí, tienen que estar de la mano, porque nuestra política tiene un componente macro muy fuerte relacionado con estos cambios, pero también tiene un componente micro. Un crecimiento de la economía que no sea redistributivo no tiene ningún valor. Si las 500 empresas más grandes del país tienen grandes ganancias, hay un impacto tributario y en el sistema fiscal, pero si bien el crecimiento es bueno por sí mismo no es una variable que refleje el bienestar de la población, que es lo verdaderamente importante, el objetivo final de una sociedad tiene que ser el desarrollo humano, el crecimiento es un medio. Según Santos, estos resultados no midieron la Reforma Tributaria, el programa de las 100.000 viviendas gratis, el cambio de las regalías, ni el Pipe, que se conoció apenas esta semana. ¿Esas políticas podrían representar otro gran avance?Estas cifras tienen cierre al 31 de diciembre del 2012. No reflejan los efectos de programas nuevos que han entrado en vigencia gradualmente, por eso esperamos que estos esfuerzos contribuyan fuertemente a que esta tendencia se fortalezca. ¿Qué esfuerzos harían falta para acercarse más al cero ideal del coeficiente Gini?Estas cifras de pobreza no nos pueden dejar tranquilos, aunque nos satisface la tendencia a disminuir, porque es importante saber si los esfuerzos que hacemos son eficaces o no. Probablemente necesitamos hacer más énfasis en algunas cosas, trabajar con más gente y ampliar programas en seguridad alimentaria, vivienda y generación de ingresos. En los próximos años, si el interés del país en este tema sigue, vamos a profundizar el componente micro de la atención a esa pobreza multidimensional. Esta medición nos ha resultado muy útil, porque podemos definir qué hacer en 15 variables, analizar cada una, determinar si hay más cosas por hacer y evaluar su éxito o reconocer sus falencias. ¿Los resultados anunciados obligan al Gobierno a modificar los objetivos y las metas en comparación con los definidos hace dos años?Ya estamos logrando las metas que nos habíamos planteado para el 2014, lo cual no significa que vamos a parar; todo lo contrario, hay que tratar de lograr mejores cosas. Se hacen esfuerzos muy grandes para generar mayor actividad económica a través de medidas indirectas, como poner incentivos a ver qué pasa, pero el índice de pobreza multidimensional nos permite entender por qué la gente es pobre y cuáles son sus necesidades específicas. Así el Gobierno puede actuar, tomar decisiones, como se hizo con la formalización laboral. De hecho, por primera vez se crearon más empleos formales que no formales y por eso hemos hecho esfuerzos por montar leyes como la de primer empleo, porque ese es el tipo de cosas que puede hacer el Gobierno, ahí se puede actuar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad