“Hay que ampliar la oferta de seguros a más sectores”: Ernesto De Lima

“Hay que ampliar la oferta de seguros a más sectores”: Ernesto De Lima

Abril 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luisa Fernanda Ángel g. reportera de el país
“Hay que ampliar la oferta de seguros a más sectores”: Ernesto De Lima

El presidente de la junta Directiva de DeLima Marsh, Ernesto De Lima, dice que Colombia sigue rezagada frente a otros países. TLC es una oportunidad.

El presidente de la junta Directiva de DeLima Marsh, Ernesto De Lima, dice que Colombia sigue rezagada frente a otros países. TLC es una oportunidad.

Si bien es cierto que el crecimiento económico del país ha sido notable en todos los sectores, la industria aseguradora no escapa de esta realidad. Un ejemplo de ello es el incremento del 16% en ingresos logrado por la compañía de corretaje DeLima Marsh en Colombia, durante el primer trimestre del 2012 frente al mismo período del año anteriorEn el 2011 la firma facturó en América Latina primas que superaron los US$3.000 millones. El presidente de la Junta Directiva, Ernesto De Lima, pronostica para este año un crecimiento del 12%.El 2011 fue un año positivo para el sector asegurador. ¿Cómo le fue a DeLima Marsh?Muy bien. América Latina ocupa hoy un lugar destacado en la operación de Marsh a escala mundial. Paradójicamente es igual a Asia, y digo paradójicamente porque en Asia los corredores de seguros no tenían acceso hasta hace poco. La compañía en Latinoamérica está creciendo mucho más que en EE.UU. (donde se creó), y tiene mejores índices de rentabilidad que en ese país y que en Europa.¿Y Colombia frente a ese panorama?Bastante bien. Somos el segundo país en rentabilidad de la región (detrás de Brasil), y en tamaño somos el tercero, después de Brasil y México. ¿De qué margen de rentabilidad estamos hablando?Normalmente un corredor de seguros eficiente debe producir alrededor del 20% de sus ingresos de rentabilidad, y por esos niveles andamos nosotros.¿Cuáles son las expectativas de la firma para este año?Hay un gran optimismo en el empresariado colombiano por el buen manejo del actual Gobierno, lo que incide en el buen desempeño de los negocios. Este año nuestra expectativa es crecer por encima de la inflación; proyectamos un aumento del 12% en ingresos.¿Hay un plan de expansión para afianzar ese crecimiento?En Colombia, más que abrir nuevas oficinas, lo que Marsh piensa es ampliar la oferta de servicios a sectores que no tienen acceso a los seguros. La compañía ha estado promocionando el diseño y ofrecimiento de productos para el sector agropecuario, por ejemplo. Estos desarrollos requieren el acompañamiento de empresas como la nuestra en temas de consultoría de riesgos y de asignación de seguros.Se aproxima la entrada en vigencia del TLC. ¿La industria aseguradora está preparada para competir?Precisamente sobre el tema nos estuvo hablando Roberto Junguito, el presidente de Fasecolda. Coincido con él en el futuro optimista para el sector asegurador. Sí habrá competencia, porque vendrán aseguradores a ofrecer sus servicios, pero lo importante es que las firmas colombianas estén listas con tarifas competitivas. Si uno quiere tomar partida en un mercado abierto tiene que ser competitivo, porque permanecer con altas tarifas hará que las aseguradoras extranjeras llenen el vacío.¿Y qué tan dispuesta está DeLima?La compañía está preparada. DeLima Marsh es una red internacional y cuenta con la tecnología, asesoría y difusión de conocimiento necesarias acerca de lo que se está ofreciendo en el mundo. La firma opera en 120 países y eso la prepara para competir agresivamente con todos los colegas. Otro de los temas de atención es la ola invernal. ¿Cuál ha sido el impacto en las empresas aseguradoras en cuanto al pago de siniestros?En el Valle, por ejemplo, tuvimos episodios dolorosos en la Zona Franca del Pacífico. No necesariamente deben ser grandes inundaciones; con uno o dos metros de agua sufren daños los equipos de una empresa.Tuvimos clientes con pérdidas enormes, uno sólo perdió US$130 millones. Pero lo más preocupante es la gente de escasos recursos que pierde su vivienda por no tener seguro; en Colombia infortunadamente ese nivel de personas no se asegura.¿Continúa entonces la mentalidad de: ‘Prefiero asegurar el carro que la casa’?El carro es lo primero que la gente quiere asegurar; es el sector que más crece. La penetración de seguros en Colombia es equivalente al 2% del PIB, cuando en los países más desarrollados de América Latina es del 6%. Estamos muy rezagados. El que compra carro o moto quiere asegurarlos de inmediato, pero en cuanto vivienda o seguros de vida, la penetración es muy baja. Y en cuanto a las empresas, ¿la actitud frente a la necesidad de asegurarse ha cambiado?Los empresarios tienen una mentalidad ya muy establecida. Hace 40 años los ingenios no se aseguraban; un azucarero una vez me comentó que no lo hacían porque “los ingenios no se queman; son un poco de latas a la intemperie, lo único que se quema es el bagazo y nosotros lo quemamos en las calderas”. Ese pensamiento, por fortuna, ha cambiado entre otras cosas debido a que las entidades financieras les exigen hoy a las empresas que tomen pólizas. No sólo de incendios, sino también contra huracanes, inundaciones y explosiones. ¿Cuál es su perspectiva frente a la economía del país para este año?Yo soy muy optimista, primero porque estoy muy satisfecho con la conducción que le está dando el actual Gobierno al país. El haber hecho las paces con el vecino nos ha significado otra vez el acceso al mercado venezolano. Sin embargo, el hecho de haber tenido esa relación amarga tuvo la virtud de que el empresariado colombiano se volcó hacia otros mercados del mundo, y hoy en día estamos exportando casi ocho veces lo que exportábamos hace siete u ocho años. Este año nos irá bien.¿Y al Valle cómo lo ve?Qué buena pregunta. Pues… esperemos a que se defina la situación de la Gobernación. En cuanto a Cali, estoy seguro que el actual Gobierno Municipal va a dejar una ciudad muy diferente a la que encontró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad