"Hay interés político en posible paro nacional agrícola": Minagricultura

Junio 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, dice que el país no tiene recursos para mantener las ayudas a estos cultivadores.

Ante los amagos de un nuevo paro nacional, debido a supuestos incumplimientos del Gobierno con sectores del campo, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, les salió al paso a las críticas y aseguró que detrás de ellas se esconden intereses políticos previos a las elecciones de octubre. 

Iragorri reconoció sí que el campo trae problemas desde hace 50 años, pero dijo que se necesitan de varios años de una política agropecuaria bien estructurada para solucionarlos, por lo que hizo un llamado para que “no se dejen engañar por sectores que quieren sacar réditos políticos de cara a las elecciones”.

Algunos sectores se quejan de incumplimientos del Gobierno. ¿Qué está pasando? 

Los problemas del campo son de 50 años. No se resuelven como otros problemas, necesitan años de una política agropecuaria. Soy consciente de que seguimos con muchísimos problemas, todos los sectores tienen, pero lo que está pasando en estos días es que un grupo específico, conociendo las dificultades, quiere aprovechar esa dificultad para obtener réditos políticos, porque se acerca la campaña. Entonces salen algunos a decir que el Gobierno está incumpliendo y que hay que salir a marchar. 

¿Pero cuáles son esos incumplimientos de los que hablan estos sectores?

Hablan de incumplimientos con la Dignidad Cafetera, sobre la garantía de compra del café, pero nadie ha dicho que eso va a desaparecer, no hay posibilidad de que el Gobierno acepte eso. Lo que no podemos es seguir desinstitucionalizando al país, porque eso debilita al sector.

Para eso está la Federación, que hay que reformarla, transformarla, actualizarla con las necesidades del mercado. Peso es allí donde hay que hacer esa discusión, no en las carreteras. También ponen al gerente de la Federación como un punto de incumplimiento y fue él quien tomó la decisión de irse. 

Además, aseguran que el Gobierno no está refinanciando a la gente que estaba en mora y en tan solo nueve meses hemos refinanciado $800.000 millones de los $1500.000 millones. Con estos argumentos le dicen a la gente que salga y proteste, que así le van a dar el PIC cafetero. 

Precisamente ese es uno de los temas cruciales para el sector cafetero del país...

El PIC  (Protección del Ingreso Cafetero) fue un acuerdo cuando el precio estaba a menos de $500.000 la carga y el acuerdo fue que por debajo de $700.000 el Gobierno subsidia.

 Con la ayuda que dio el Gobierno se entregaron $1,3 billones. Solo al sector cafetero le hemos dado cerca de $5 billones en este Gobierno, que es el presupuesto del Ministerio hoy en día. Entonces, ahí no hay ningún incumplimiento, lo que hay es un interés político. 

¿En qué basa su afirmación de que hay intereses políticos al interior de estas protestas?

Mire las fotos de los que estaban marchando, fueron puros candidatos los que encabezaron esas marchas; esas organizaciones sociales que se politizan, lo que tienen es ese interés político y no necesariamente el de resolver los problemas del sector y eso no lo vamos a aceptar. 

No nos vamos a dejar graduar de enemigos del sector cafetero, porque eso no es cierto, no hay un gobierno en la historia que les haya ayudado más a los cafeteros; y tampoco nos vamos a dejar graduar de Gobierno incumplido por cuenta de que cumplir sea hacer lo que un movimiento, que hoy tiene intereses políticos, quiere que hagamos para que ellos resulten como voceros del sector. 

¿Van a revisar al PIC y los precios de la carga de café?

No hay posibilidad. La situación financiera del país, con la caída del precio del petróleo que afectó a la economía y los ingresos en cerca de 

40 %, no deja $1,3 billones o $1,5 billones para atender ese requerimiento y menos cuando durante este año corrido (2014-2015), el precio ha estado en un promedio de cerca de $700.000 la carga. No solo no hay plata, sino que tampoco hay una justificación. 

Se imaginan que a todos los productos del país les pongamos ese PIC. No hay cómo hacerlo, porque no solo hay que atender al sector cafetero y los recursos, que siempre son limitados, hay que distribuirlos entre todos los sectores, pero no vamos a dejar tirados a los cafeteros. 

Es más difícil enfrentar estas quejas y el amago de crisis cafetera sin una cabeza visible en el gremio… 

Por eso les hemos pedido a los miembros del comité regional, del cual forma parte el Gobierno Nacional, que lo más rápido posible nombremos al gerente de la Federación. Ya definieron el perfil, ahora que busquen ellos qué personas les gustan. Hay 27 o 28 que han manifestado su deseo y juntos tenemos que armar la terna y someterla a la aprobación del Congreso Nacional Cafetero, lo más pronto posible. Hay una persona encargada, pero necesitamos nombrar al gerente definitivo y que apenas llegue inicie con la discusión a fondo de estos temas. Precio de referencia, exportaciones directas, variedad del café, esa discusión es la que hay que dar. 

 A los cafeteros también se han unido paperos, lecheros, entre otros, y ya existe la posibilidad de un nuevo paro nacional en julio. ¿Será que el país resiste un nuevo bloqueo?

Sería una gran injusticia con el país que les siguieran la cuerda a los intereses políticos de algunos sectores. Las marchas y los paros se hacen cuando la gente no es oída o cuando no tienen soluciones a sus problemas, aquí no solamente los venimos escuchando, sino que venimos resolviendo problemas, pero de forma estructural, y en mi concepto el paro que está anunciado es un paro político.

Afectaría demasiado la economía, la tranquilidad, la seguridad, el transporte, afectaría los derechos del resto de la sociedad. 

No es que el país esté preparado o no, estamos convencidos de que no hay ninguna razón para que se presente un paro y de que los colombianos en general nos tienen que ayudar para que los intereses políticos de un grupo no afecten los derechos de todos.

Hay otros sectores preocupados, como la cadena agroindustrial de la caña, que pide no desmontar los mecanismos de protección del precio del azúcar. ¿Qué pueden esperar del Gobierno? 

La situación del azúcar es la misma que la de otros cien productos que definió la Comunidad Andina de Naciones: los países determinaron que esos cien productos tenían que tener herramientas de protección, que son válidas, como el Fepa (Fondo de Estabilización de Precios) y el Sistema Andino de Franja de Precios.

 Entonces lo que se está haciendo es revisar esas herramientas para actualizarlas a la realidad del mercado, pero por solo revisarlas se armó una gran discusión nacional, cuando sé que esa problemática se presenta cíclicamente. El hecho de revisar las herramientas no quiere decir que vayamos a tomar decisiones desarticuladas entre comercio y agricultura, porque es un solo Gobierno, de manera que habrá que ajustar algunas medidas y los estudios nos lo dirán. 

 Se habla de que esto está impulsado por empresarios de otras regiones del país, ¿ustedes tienen conocimiento de eso? 

Eso no es cierto. Hay una discusión porque la confitería está representada en gran parte por empresarios de Antioquia, pero no se olviden de que una de las confiterías más importantes es Colombina, que está localizada en el Valle del Cauca. 

Ese es uno de los clientes del azúcar, el resto de clientes son todos los colombianos, que se preguntan por qué no podemos consumir un azúcar más barata de la que estamos consumiendo. Independientemente de la decisión que se adopte, lo que no puede decir el sector azucarero es que está en crisis económica, porque eso no es verdad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad