Hay gente que se asusta con el éxito económico: Presidente de Fenalco

Hay gente que se asusta con el éxito económico: Presidente de Fenalco

Julio 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra
Hay gente que se asusta con el éxito económico: Presidente de Fenalco

Guillermo Botero, presidente de Fenalco.

Guillermo Botero afirma que los temores del Banco de la República frente al auge del consumo no se justifican Los hogares colombianos están gastando este año más, por cuenta de los bajos precios y la mayor oferta de productos importados.

Los hogares colombianos están gastando este año más, por cuenta de los bajos precios y la mayor oferta de productos importados. También por las menores tasas de interés bancarias. Asimismo, la cotización del dólar está permitiendo hoy adquirir vehículos, electrodomésticos y artículos de tecnología a costos más cómodos frente a lo que sucedía en otras épocas.Ese ‘boom’ y el aumento de la inflación luego de la temporada invernal, han encendido las alarmas del Banco de la República para evitar un desborde de la demanda de las familias.Sin embargo, para el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, ninguno de esos temores se justifican porque la economía marcha bien. ¿Qué tan bueno fue durante la primera mitad del 2011 el consumo de los colombianos?De acuerdo con la encuesta que adelantamos entre los comerciantes al finalizar junio, el 41% de ellos respondió que su volumen de ventas aumentó frente a igual periodo del año pasado. Eso es bastante bueno. Sólo un 23% consideró que sus ventas fueron inferiores. Con base en esos resultados veo un panorama positivo, y como el segundo semestre siempre es mejor, entonces podemos garantizar que habrá un año bastante interesante. Puedo decir, entonces, que el consumo de los colombianos va muy pero muy bien hasta el momento. Esa demanda de los hogares representa un incremento de 23,8%. Las cifras, por donde uno las mire, son satisfactorias.Según ese ‘boom’, ¿qué es lo que más están comprando las familias a la hora de gastar?La gente está comprando más vehículos, artículos de ferretería y eléctricos, materiales de construcción, aparatos electrónicos, calzado, electrodomésticos y confecciones. Son ocho rubros que tienen crecimientos en su consumo por encima del 20% en lo corrido del año. Esa es una cifra sencillamente extraordinaria. Sin embargo, vestuario y calzado es ahora lo que más se está moviendo, ya que sólo en abril este segmento creció 54% y en el acumulado del año va en 29%. Las ventas de botas femeninas y las de guayos para los niños, han impulsado este rubro. Y en tecnología, la demanda de Ipads es increíble. Llegan y desaparecen de inmediato de los estantes de los almacenes. El crecimiento de las ventas de esta clase de artículos y electrodomésticos es, en promedio, de 30%.Algunos analistas, incluso el propio Banco de la República, están preocupados porque ese consumo está creciendo muy rápido. ¿Podrían estar los colombianos llegando a un desbordamiento en sus compras?Aquí hay una gran cantidad de gente a la cual le asusta el éxito económico, y en especial el éxito que comienzan a tener las empresas. Eso no nos debe asustar. La economía colombiana creció 5,1% en el primer trimestre, Chile lo hace en alrededor del 10% y Perú al 9%. ¿Cuál es el temor? Queremos que la economía siga creciendo, que se genere más empleo y encontremos unas condiciones mejores para los hogares. No podemos vivir muertos del susto y más cuando el Banco de la República ve que la economía crece y busca la manera de pararla para que se consuma menos y haya menores oportunidades para los trabajadores colombianos. Ese es un típico miedo que no se justifica.Todo apunta a que, precisamente por ese temor, y en especial por la inflación de junio, las tasas de interés seguirían en alza. ¿Se justifican otros aumentos?Yo no veo una inflación de 0,32% en junio como algo sorpresivo, y más después de un invierno tan pavoroso como el ocurrido en Colombia. Medio país está destruido, están destruidas muchas de las carreteras, más 40.000 hectáreas de cultivos inundadas en el Valle del Cauca, mientras una situación similar se vive en el Bajo Magdalena y en la Sabana de Bogotá.Por eso digo que una inflación de 0,32%, para justificar nuevas alzas en las tasas de interés, no me parece un escándalo. Por el contrario, fue un extraordinario comportamiento en los precios. La sacamos barata frente todo lo que sucedió en materia invernal.¿No cree que un dólar tan bajo, que ha ayudado al consumo de artículos importados, podría ser peligroso hacia el futuro para las industrias y el empleo?Ese es otro punto que se debe destacar. Ha habido una reducción significativa en los precios de los vehículos, de los computadores y otros artículos electrónicos, lo mismo que en calzado que está llegando de la China. Un dólar a $1.780 despierta mucho entusiasmo por importar. Afortunadamente, en el país se está importando, a la vez que se están aumentando las exportaciones porque, de lo contrario, la revaluación sería pavorosa. Reconozco que hay un tema agudo de revaluación y por lo tanto hay que tratar de defender al sector exportador, pues en la medida en que no haya ventas al exterior no vamos a tener recursos para importar, y menos destruyendo el empleo de las personas. Los mercados se pierden mañana y no se recuperan en diez o quince años. ¿En qué van las ventas de carros? ¿Es factible superar la meta de las 300.000 unidades este año?Durante el primer semestre se vendieron en Colombia 158.000 vehículos nuevos. Comencé con un modelo predictivo de 312.000 carros, teniendo en cuenta que el mejor año para ese segmento fue el 2007, cuando las ventas llegaron a las 258.000 unidades. Pero este año vamos a lograr un récord histórico, porque revisando ese modelo inicial creo que vamos a vender 329.000 vehículos, que es una locura. A eso le debemos sumar las motocicletas. Con base en ese ‘boom’ del consumo, ¿cuánto podría crecer este año el comercio en Colombia?En ventas al detal, calculo que se llegará a un crecimiento del 16%. Y en el marco del Producto Interno Bruto, PIB, un 8%. Eso nos muestra que el crecimiento del PIB sobre las ventas es del 0,48%. Es una cifra bastante satisfactoria respecto al 2010, cuando las ventas aumentaron en 12%. En términos de PIB estuvimos muy cercanos al 6%, sumando la actividad de hoteles y restaurantes.¿Cómo caería una reforma tributaria entre los colombianos, en momentos en que el consumo y la economía van bien?El presidente Santos ha dicho que será para bajar los impuestos, no para subirlos. Hay que creerle. Esperaría que no se le suban los impuestos a los trabajadores, porque pondría a los empresarios en una situación difícil, pues tendrá que hacer ajustes salariales más generosos. Repito, ojalá no se le suban los tributos a los empleados, porque allí se afectaría su capacidad de consumo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad