Grupos navieros de Asia tienen en la mira a Buenaventura

Mayo 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Grupos navieros de Asia tienen en la mira a Buenaventura

La terminal de Aguadulce ya cuenta con toda la tecnología y los equipos para iniciar operaciones el proximo mes de septiembre.

Inversionistas asiáticos ya tienen presencia en el principal puerto sobre el Pacífico colombiano y se mantienen las oportunidades de atraer más capitales. El dragado del canal de acceso a Buenaventura es clave para la región.

La llegada a Buenaventura de grandes grupos navieros y portuarios a la administración de dos terminales marítimos no es gratuita y para los empresarios de la región esto muestra la importacia que tiene el principal puerto sobre el Pacífico en la estrategia  de los grandes jugadores del sector.  

Según Miguel Abisambra, gerente de la Sociedad Portuaria Aguadulce, terminal que inicia operaciones el próximo mes de septiembre en Buenaventura, hoy el  puerto es sinónimo de  oportunidades y así lo están viendo inversionistas especializados, sobre todo del  Asía Pacífico.

Una de las razones por las que este puerto llama la atención es indudablemente su cercanía a Panamá, cuyas operaciones ampliadas arrancan el próximo mes. 

Recordó el directivo que por ese canal podrán atravesar buques con 13.000 contenedores, sin embargo, aclara que  en el mundo ya existen embarcaciones para 18.000 teus (contenedores de 20 pies), lo que indica que antes de inaugurar la ampliación del Canal de Panamá, el próximo 26 de junio, este ya se quedó corto.

“Que un buque tenga una mayor capacidad implica la posibilidad de reducir costos en las operaciones y que también se reflejen en las empresas”, explicó el directivo en  el Comité Empresarial e Intergremial del Valle en una reciente reunión. 

Para Abisambra, ahí está la oportunidad de Buenaventura de tener la capacidad para recibir estos buques de gran capacidad, pero para ello es necesario contar con unas condiciones. Por ejemplo, que el dragado del canal de acceso a Buenaventura pase de 13,5 metros de profundidad que tiene hoy, a 16,5 metros y que las terminales portuarias, igualmente se preparen para ofrecer las mismas condiciones.

Esta terminal marítima, en la que se han invertido más de US$300 millones,  iniciará operaciones en septiembre de este año.

Sus principales socios son: Internacional Container Terminal Services (Ictsi) de Filipinas, operador  portuario  que  tiene presencia en Asia, Europa, África y América y  PSA de Singapur que tiene 26 puertos y mueve 65 millones de contenedores al año. Además cuenta con 260 socios minoritarios con el 8 % de participación.

El  puerto tiene  un muelle de 600 metros y un dragado a 14,5 metros de profundidad y según las directivas de la empresa, se cuenta con otra ventaja y es que la carretera de acceso a la terminal no pasa por la  ciudad, lo que reduce los tiempos de ingreso.  “Además hay un gran interés en que se desarrolle  una zona franca industrial.  Las grandes navieras están mirando hacia Buenaventura  como una alternativa para no llegar a Panamá, las oportunidades están dadas y eso generaría una mayor demanda de servicios y el crecimiento de la ciudad”, dijo Miguel Abisambra.

Por eso considera de vital importancia que el dragado del canal de acceso al puerto pueda profundizarse más.  “Es importante para el Valle y el país  estar en capacidad de recibir grandes buques,  sino se pierde competitividad”.

En la actualidad el Instituto Nacional de Vías, Invías, realiza un estudio sobre la profundidad del canal de acceso de Buenaventura, el cual se esperaba conocer este mes, pero según gremios de la región, los resultados se presentarán hasta julio de 2016.

Los empresarios portuarios se han mostrado dispuestos a ejecutar ellos mismos el dragado con el fin de acelerar estas obras que consideran claves para la competitividad.

La propuesta de algunos de ellos es que  realizan la obra con los recursos que pagan de regalías a la Nación, por la explotación portuaria, siempre y cuando el Gobierno autorice esa iniciativa.  

“Lo cierto es que  ese dragado debe hacerse muy rápido y esa es la preocupación de la región”, dijo Christine Riani, directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle.

En el puerto de Buenaventura también tienen presencia inversionistas europeos  como el grupo holandés Maersk, que a través de su filial APM Terminal, compró el año pasado once terminales de contenedores del  Grup TCB, entre ellas, la  de Buenaventura -que tiene más de 3 años de operaciones.

Para los  empresarios de la región, esto demuestra que sigue el interés de los grandes grupos  portuarios por tener presencia sobre el Pacífico.

La inversión en estos nuevos puertos, así como en  la Sociedad Portuaria de Buenaventura, convirtió esta zona en la de mayor ejecución de obras en el 2015, con una inversión de US$280,4 millones, es decir, 71 % más frente a 2014.

Precisamente el mes pasado se inauguró la segunda fase de  la Terminal de Contenedores de Buenaventura  (Tcbuen) que amplió su infraestructura y hoy tiene la capacidad de  recibir anualmente 600.000 contenedores año (aproximadamente 12 millones de toneladas).

Según el  presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, este crecimiento portuario de Buenaventura es estratégico porque “el mundo crece  en el Pacífico. Estamos llegando a países como China, Corea,  India desde Buenaventura y ahora necesitamos aumentar nuestra capacidad de movimiento de contenedores, de buques y  eficiencia”, destacó el funcionario en su reciente visita al puerto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad