Gremios agrícolas piden al Gobierno freno a las importaciones

Gremios agrícolas piden al Gobierno freno a las importaciones

Febrero 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Gremios agrícolas piden al Gobierno freno a las importaciones

El ministro Rubén Darío Lizarralde, junto al presidente de Asocaña, Luis Fernando Londoño, la directora de Procaña, Martha Lucía Betancourt y el director de Asocaña en Bogotá, Alexánder Carvajal.

Señalan que los TLC son amenazas para arroceros, azucareros, fruticultores, paneleros. Malestar con el Ministro de Agricultura.

Freno y mayor regulación a las importaciones de alimentos bajo los tratados de libre comercio reclamaron en Cali los diferentes gremios de la producción agropecuaria, tras señalar que esos productos extranjeros están diezmando al sector.El pedido fue hecho por Asocaña, SAC, SAG, Fedepapa, Procaña, Cogancevalle, Fedepanela, Fedearroz, Analac y Fedepalma, en el marco del primer foro regional “Competitividad, Productividad y Sostenibilidad Agropecuaria”. El presidente de Asocaña, Luis Fernando Londoño, dijo que el Gobierno no debe asustarse con la aplicación de salvaguardias y medidas ‘antidumping’ a las crecientes importaciones de azúcar, las que afirmó, “están amenazando seriamente la sostenibilidad de esa agroindustria”. Sostuvo que es inconcebible que las compras de azúcar extranjera hayan pasado de 35.000 toneladas en el 2003 a 300.000 toneladas en el 2013, cuando el país genera excedentes para exportar.“Lo peor, anotó, es que está llegando azúcar de dudosa calidad. En el Ministerio de Comercio parece que los funcionarios fueran empleados de las multinacionales y de otros países, cuando lo que deben trabajar es por proteger el empleo nacional”.Por su parte, Martha Cecilia Betancourt, directora de Procaña, sostuvo que “en la Alianza del Pacífico se acordaron cuotas de mezclas de azúcar, jarabe y otras que arribarán de México, Chile y Perú, las cuales afectarán la producción nacional, cuando el Gobierno había dicho lo contrario”.Con ello, enfatizó, se está desconociendo la productividad de la agroindustria azucarera, que es la más alta del mundo, con 120 toneladas por hectárea, gracias al esfuerzo de técnicos, cultivadores y empresarios.Entretanto, Alfredo Cruz Velasco, directivo de Fedepanela, reclamó la permanencia del Fondo de Estabilización de Precios del Azúcar y la Franja Andina de Precios, los que dijo “permiten proteger a los productores locales de las distorsiones en los mercados”.Planteó la necesidad de que “haya una tasa de cambio de $2300 para encarecer las importaciones innecesarias”, y atacar con fuerza el contrabando.El director de Asocaña en Bogotá, Alexánder Carvajal, advirtió que las crecientes importaciones tienen en riesgo 180.000 empleos de la agroindustria azucarera en el Valle y 300.000 en el sector panelero. “No hay que temerle a las salvaguardias y medidas de protección”, concluyó. A su turno, el presidente de Asohofrucol, Augusto Palacio, denunció que desde Ecuador está ingresando plátano de mala calidad, el cual se está comercializando en las centrales de abastos a $300 por kilogramo, perjudicando así a los cultivadores del país.“El problema no es la comercialízación, sino la falta de estrategias y un nuevo modelo que modcrnice al agro y aumente su competitividad”, indicó.Asimismo, Juan Guillermo Valencia, secretario de Agricultura del Valle, planteó la urgencia de una articulación de esfuerzos entre los ministerios de Comercio, Salud, Agricultura y Medio Ambiente para que no ingresen al país productos que no cumplan con las normas sanitarias. Y, que además, el Invima tenga un papel más activo en este tema.“Sin este tipo de controles de pronto la locomotora del agro se va a estrellar”, aseveró el funcionario.Una nueva políticaSin plantear una fórmula o salida a los pedidos de los agricultores frente a la amenaza de las importaciones, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, respondió que es necesaria una reforma agraria y la construcción de una nueva política, pero no solo de tierras para relanzar el campo colombiano.Subrayó que “las críticas son bienvenidas, pero debemos ser más proactivos en la búsqueda de las soluciones a los problemas del agro”.El funcionario, quien dijo que una vez finalice su tarea en esa cartera, volverá al sector privado, anotó que continuará trabajando por el agro.Anotó que el sector debe recuperar espacio en la economía, ya que países como Chile nos llevan 20 años y Perú cuatro en desarrollo agrícola.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad