Grandes expectativas económicas por relaciones entre Cuba y Estados Unidos

Diciembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y AFP
Grandes expectativas económicas por relaciones entre Cuba y Estados Unidos

Restablecimiento de relaciones diplomáticas también permite a los estadounidenses exportar materiales de construcción y equipamiento agrícola a Cuba para apoyar al naciente sector privado.

Comercio de la isla se activará una vez se levanten las restricciones de EE.UU. a empresarios.

El efecto inmediato que mostrará el avance en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba será el aumento del flujo de dinero hacia la isla caribeña, pero por ahora se mantendrán congeladas las relaciones comerciales y las inversiones hasta que se levante el bloqueo.Una vez esto suceda, los analistas consideran que el comercio volverá a prender motores.Gary Hufbauer, analista del Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington, declaró que “esto es solo el comienzo de un largo camino hacia la normalización”.“Para la mayor parte, las empresas estadounidenses todavía están bloqueadas, no solo por las sanciones de Estados Unidos, sino también por la pesada mano del Estado en Cuba”, acotó. La Casa Blanca anunció que ampliará la cantidad de dinero que los ciudadanos estadounidenses pueden enviar al país comunista y abrirá el flujo de turistas de su país que viajan allí. Sin embargo, la inversión y el comercio permanecerán controlados bajo las leyes aprobadas por el Congreso estadounidense y las propias restricciones del régimen cubano, manteniendo a raya intentos para entrar en el mercado isleño.Se cuadruplicará ahora el monto de las remesas permitidas hasta US$2.000 por trimestre por persona, y se dará autorización general para amplias filas de visitantes a la isla.También permite a los estadounidenses exportar materiales de construcción y equipamiento agrícola a Cuba para apoyar al naciente sector privado. El Mercosur aclamó el acuerdo y lo calificó como “rectificación histórica” en una cumbre en la ciudad argentina de Paraná que planteó avanzar en la integración frente a la amenaza económica de la baja en el precio del petróleo.En Colombia hay expectativas.Fortalecer negocios Los exportadores colombianos, agrupados en Analdex opinan que en adelante las oportunidades para emprender nuevos negocios entre Colombia y Cuba se ampliarán.Javier Díaz, presidente del gremio, dice que el futuro mercado será interesante. Colombia se podrá convertir en proveedor de insumos para el sector turístico. “Eso incluye confecciones de ropa de cama, toallas, lencería, pero también parte del sector de alimentos, especialmente de frutas y vegetales, dado que ese nicho de marcado es importante para los empresarios”, dijo.Otro sector que podrá obtener beneficios es el de la construcción, así como el subsector de materiales de construcción. “Pero más que en edificaciones de proyectos habitacionales, en infraestructura hotelera”, añadió Díaz.Aún así, los empresarios querrán que en esta nueva etapa Cuba se ponga al día con deudas pendientes desde el gobierno de Belisario Betancur.“La construcción y el agro se abrirán paso” José Roberto Concha V., director de Icecomex de la Universidad Icesi, opina que “la apertura facilitará la visita de personas a la isla, lo cual puede fomentar el turismo americano, así como la cantidad de dinero que cubanos en el exterior pueden enviar a ese país. Considerando el número de emigrantes cubanos que viven en Estados Unidos, pueden ser sumas importantes de dinero. Con respecto a la parte comercial, Estados Unidos facilitará la exportación de productos de construcción y agrícolas, lo cual promoverá el desarrollo en esos sectores de la isla. Recordemos que Cuba fue tradicionalmente un país con una alta intensidad en producción agrícola, con ventajas comparativas envidiables para el mercado americano como su cercanía a los EE.UU., clima tropical y tradición de una mano de obra trabajadora y volcada a las labores del campo, lo cual promete un futuro renacer de este sector en Cuba. También se contempla en el acuerdo la importación de productos tecnológicos; específicamente en el área de las comunicaciones e internet, tan necesarios en el mundo actual, pero que con escasos desarrollos en este momento en Cuba, que seguramente están restringiendo el avance de varios sectores de su economía. Aún no se sabe cuál será la reacción del Partido Republicano en el Congreso Americano, que se encuentra disgustado por las políticas de Obama desde la aprobación de la Ley Migratoria. Quedamos también a la espera de la actitud que tomará el régimen cubano ante esta apertura que puede ser de aprovechamiento o de no aceptación”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad