Gobierno de Grecia no logra acuerdo en recortes presupuestales

Julio 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

A pesar de que no se anunció un acuerdo por parte de los tres partidos políticos que conforman el Ejecutivo en Grecia, se limitaron a anunciar vagamente que hay acuerdo en la estrategia que se seguirá.

Los tres partidos que conforman el Ejecutivo griego no lograron ponerse de acuerdo este lunes sobre los nuevos recortes exigidos por sus prestamistas internacionales, pese a que el Gobierno es consciente de que el tiempo apremia.El nuevo retraso del Ejecutivo para acordar dónde ahorrar los 11.600 millones de euros que se le exige se produce cuando Atenas tiene, literalmente, a los expertos de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional esperando en la puerta a que se anuncien medidas concretas."Hay acuerdo en la estrategia de gobierno", reconoció Fotis Kuvelis, jefe del centroizquierdista Dimar, tras una reunión con el primer ministro conservador, Andonis Samarás y el líder del socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, del socialdemócrata Pasok.En el mismo tono, Venizelos se refirió a un "marco estratégico" pero, de nuevo, sin mencionar si, como especulan los medios, habrá más recortes a las pensiones o los salarios públicos."Todos estamos de acuerdo que tenemos aún camino por hacer", reconoció el ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, poco después de la reunión tripartita, y agregó que el Gobierno "busca las mejores medidas" de ahorro."Nuestras políticas no deben poner en duda ni la capacidad del paÍs para renegociar el plan de rescate, ni poner en juego la permanencia de Grecia a la eurozona" , afirmó en referencia al plan del Gobierno de negociar un aplazamiento de los objetivos de déficit exigidos, algo que los socios europeos no ven con buenos ojos.Para lograr el deseado aplazamiento, Grecia deberá demostrar que es capaz de aplicar las medidas exigidas y, para ello, especificar lo antes posible cómo ahorrará esos 11.600 millones.Lo antes posible porque, como reconoció este lunes mismo el portavoz gubernamental, Simos Kedikoglu, el tiempo es ahora el mayor adversario de Grecia.Mientras el Ejecutivo no presente una propuesta creíble, la troika de prestamistas que forman el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo no liberarán el siguiente tramo del préstamo dado al país a cambio de austeridad.Ese dinero, unos 31.000 millones de euros, es necesario para afrontar la recapitalización de los bancos prevista para otoño, los pagos de deuda que vencen en los próximos meses y los gastos ordinarios del Estado."Si no somos capaces de poner en orden nuestra propia casa, no podemos esperar que lo vengan a hacer desde fuera", avisó Kedikoglu en declaraciones a la televisión ANT1.Mientras, los expertos de la troika que están en Atenas para comprobar que Grecia cumple, han asegurado que no abandonarán el país hasta que el Gobierno heleno adopte los nuevos recortes."Queremos ayudar y nos quedaremos tanto como sea necesario para preparar el paquete (de medidas)", prometió Poul Thomsen, representante del FMI, según un comunicado del Ministerio de Finanzas.Según las filtraciones publicadas por la prensa griega, entre las medidas podrían contarse recortes salariales a los empleados públicos, establecer un techo de gasto sanitario de 1.500 euros, a partir del que se aplicaría el copago, o elevar las tarifas de consultas médicas de 5 a 15 euros.También se ha planteado una nueva reducción en las pensiones y volver a elevar la edad de jubilación hasta los 67 años, a pesar de que ya había sido incrementada de los 63 a los 65 años en 2010.Igualmente, el Gobierno de Samarás cuenta con el apoyo de sus socios para avanzar en el programa de privatizaciones que permitiría recaudar fondos y evitar así aplicar nuevos recortes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad