Gobierno argentino ratifica que grandes grupos deben desprenderse de medios

Gobierno argentino ratifica que grandes grupos deben desprenderse de medios

Septiembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Efe

Deberán hacerlo en el plazo de un año para adecuarse a la nueva ley de Medios Audiovisuales, cuya reglamentación puso en vigor este miércoles a pesar de fallos judiciales que han frenado esa normativa.

El Gobierno argentino ratificó que grandes grupos multimedia del país deberán desprenderse de canales y radios en el plazo de un año para adecuarse a la nueva ley de Medios Audiovisuales, cuya reglamentación puso en vigor este miércoles a pesar de fallos judiciales que han frenado esa normativa.Mediante un decreto de la jefa de Estado, Cristina Fernández, publicado en el BoletÍn Oficial, se dispuso además que la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, un organismo de control, establezca "las normas complementarias y aclaratorias" a la reglamentación de la ley que entra en vigor.Entre otros puntos, la ley establece que una empresa no puede tener más de diez licencias de radio y televisión, 14 menos que el límite legal anterior, medida rechazada por grupos multimedia, entre ellos Clarín, el mayor del país, que es blanco de ataques del Gobierno en un enfrentamiento que se agudizó en los últimos meses.También dispone que una misma compañía no puede ser dueña de un canal de televisión abierta y de uno por cable en una misma localidad, además de prohibir el acceso de compañÍas telefónicas a los medios audiovisuales por cable.La ley fue aprobada por el Parlamento en octubre pasado en medio de críticas de la oposición polÍtica, pero algunos de artÍculos están suspendidos por ordenes judiciales, entre ellos el que fija un plazo de un año para que los grandes grupos multimedia se desprendan de radios y canales de televisión para adecuarse al nuevo cupo de licencias.El director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto, ratificó hoy esas directrices al remarcar que la nueva normativa es "profundamente antimonopólica"."Los que están en posición dominante, es decir, los que tienen más licencias que las que la ley permite, hablan de desinversión. Nosotros hablamos de que hay que ajustarse a derecho" , declaró a la emisora Radio 10 de Buenos Aires.Mariotto confirmó que el Grupo ClarÍn "tiene más licencias que las permitidas" en Buenos Aires y otras ciudades, al igual que el multimedia argentino Supercanal en la provincia de Mendoza (oeste), fronteriza con Chile."Con esto se ataca la columna vertebral del monopolio. Con esto hay posibilidades de que haya pluralidad y diversidad", puntualizó luego de asegurar que la nueva normativa no tiene injerencia en los contenidos de los medios de comunicación."Si pasáramos el mapa de medios de Argentina por la matriz del marco jurÍdico" de Estados Unidos, de Canadá "y dictámenes de organismos internacionales de Derechos Humanos también aparecerían posiciones dominantes y tendrÍan que desprenderse (de licencias)", subrayó.El Gobierno de Fernández acaba de formalizar su decisión de presentar demandas judiciales por presuntas ilegalidades en la venta de la fábrica de papel de periódicos Papel Prensa a los diarios Clarín y La Nación, los de mayor tirada del país, durante la dictadura militar (1976-1983).Clarín y La Nación denunciaron que son objeto de "persecución" y "hostigamiento" de parte del Gobierno, al que acusan de "falsear" la historia de la venta de Papel Prensa, que se concretó en noviembre de 1976, varios meses antes de que miembros de la familia Graiver, antiguos dueños de la empresa, fuesen secuestrados por el régimen militar.El Gobierno también ha cancelado la licencia como operadora de Internet a la firma Fibertel, fusionada con Cablevisión, del Grupo ClarÍn, por incumplimientos en la normativa de telecomunicaciones, cargos que rechaza el conglomerado de medios en un litigio que se dirimirá en los tribunales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad