Gasolineras en Cali lanzan SOS al Gobierno Nacional por baja rentabilidad

Febrero 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Fendipetróleos dice que este año se han cerrado varias estaciones de servicio en la capital del Valle del Cauca.

El gremio de los distribuidores de combustibles hizo este domingo un llamado de urgencia al Gobierno Nacional para que revise los actuales márgenes de rentabilidad, a fin de evitar que más estaciones de servicio sigan cerrando sus puertas en Cali.Según el presidente regional de Fendipetróleos, Jorge Ricardo Navia, “la situación de estos establecimientos no es la mejor, ya que el margen de $527 por cada galón de gasolina vendido es insuficiente para el sostenimiento de los mismos”.Ante esta baja rentabilidad, en los últimos días los propietarios de cinco gasolineras han optado por cerrarlas, lo cual ha significado la pérdida de 50 empleos directos. Otras están estudiando igual alternativa, ya que el negocio dejó de ser rentable.Eran estaciones de servicio que llevaban varias décadas de funcionamiento, pero que finalmente no resistieron los altos costos de operación.Navia indicó que el margen apropiado —y así lo arrojó un estudio del mismo Gobierno— debe ser hoy de $767, si se tiene en cuenta el incremento en los precios de los combustibles.“Una estación minorista promedio vende 40.000 galones de gasolina y Acpm al mes, lo cual significa unos $20 millones, de los que se deben descontar pago de nómina, servicios públicos, impuestos (IVA, renta y otros), mantenimiento y vigilancia. Al final hay pérdidas en promedio por $8 millones, que no se pueden seguir asumiendo”, anotó el dirigente.A la fecha en la capital vallecaucana operan 167 estaciones de servicio, de las cuales 24 son operadas por grandes empresas, especialmente cadenas multinacionales. Otras 16 pertenecen a compañías mayoristas.Reclaman medidasNavia informó que con base en las circunstancias del negocio, muchas de las gasolineras han optado por reducir sus plantas de personal para aliviar sus costos operativos.Indicó que ello implica que un número determinado de estaciones de servicio podrían dejar de atender al público, especialmente en horas de la noche.El dirigente enfatizó que a pesar de mensajes enviados al ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas Santa María, no ha habido pronunciamiento alguno de su parte para estudiar la situación de los distribuidores minoristas de combustibles.Navia indicó que el negocio favorece hoy a los grandes grupos económicos, ya que los mismos manejan un descuento que les otorgan las compañías mayoristas por volumen de compra de combustible. Las dificultades de las estaciones de servicio minoristas también se han presentado en muchas capitales, ya que el 62% de ellas venden menos de 40.000 galones al mes. La situación se ha agravado, ya que las ventas han disminuido en un 10% en el caso de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad