Galón de gasolina podría llegar a los $10 mil este año en Cali

Galón de gasolina podría llegar a los $10 mil este año en Cali

Febrero 02, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Gasolina en Cali

Los automovilistas y motociclistas comenzaron a pagar desde ayer en Cali un precio más alto en la gasolina corriente. El año pasado ese combustible tuvo un incremento de $700 en la ciudad.

Jorge Orozco / El País

Los caleños fueron sorprendidos con un alza de $168 en el galón de gasolina corriente y de $138 en el Acpm para el mes de febrero, lo cual generó temores entre los consumidores, los distribuidores de combustibles y empresarios.

De hecho, los precios ya han venido acelerando su carrera alcista, ya que en el 2017 —tras la recuperación gradual de las cotizaciones internacionales del petróleo— la gasolina en la capital del Valle subió $700, tras haber iniciado el año en $8197.

Lea también: Precio de la gasolina en Cali ya superó los $9000

Ese ajuste del año pasado fue de un poco más del 10%, y el doble de la inflación de Cali que llegó al 4,28% durante el año pasado.

Ante tal panorama, y teniendo en cuenta que el precio del barril de crudo ya está en US$65, todo apunta a que la gasolina se encarecerá más a lo largo del presente año y podría alcanzar los $10.000 por galón.

Por lo menos así lo visualizó Sandra Awakon, directora seccional de Sodicom-Fendipetróleos, el gremio de las estaciones de servicio, quien recalcó que “solo el precio de referencia para febrero en Cali superó los $9000 al quedar en $9063 por galón, según lo determinó el Ministerio de Minas y Energía”.

Anotó, “que de no ser por la competencia entre las 146 estaciones, la libertad vigilada de precios, y adicionalmente la cuota de sacrificio de los distribuidores minoristas en sus márgenes de rentabilidad, la gasolina corriente estaría aún más costosa en la capital del Valle”.

Por ello, hoy es posible encontrar galón de gasolina por debajo de los $9000, es decir, entre $8450 y $8550 en muchos puntos de venta, según lo pudo constatar El País durante un recorrido.

En el Acpm el precio de referencia fijado para febrero quedó en $8470.
“Los distribuidores habíamos previsto un alza fuerte, y lo importante —y no lo ha dicho el Gobierno— es que en la última reforma tributaria también aumentaron para febrero los impuestos nacionales, entre ellos el impuesto al carbono”, recordó.

Hoy el 30% del precio de la gasolina corriente son impuestos y sobretasas. Otro factor es que la baja del dólar no ayudó a frenar el ajuste.

Frente a ello, el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, justificó los incrementos al señalar en un comunicado que “el aumento corresponde principalmente al incremento en los precios internacionales del crudo y los referentes internacionales de gasolina y Acpm”.

Adicionalmente, la diferencia en el precio entre ciudades corresponde a la actualización de los valores reconocidos por el transporte de los biocombustibles, anotó esa cartera.

Por eso, el año pasado hubo hasta dos cambios en la fijación de los precios en un mes.

En el caso de Cali, la gasolina siempre es más cara por su transporte, ya que la ciudad está ubicada en la cola del poliducto que viene desde las refinerías de Barrancabermeja (Santander).

Frenar los incrementos

A fin de frenar el impacto de los combustibles en la canasta familiar, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero, le pidió al Gobierno Nacional no decretar más alzas si se quiere que la meta de inflación se cumpla durante el 2018.

Lea también: Cali ya cuenta con la primera estación para cargar carros eléctricos

“Si este Gobierno o el siguiente quiere una inflación baja, no puede pretender que suban los precios de los combustibles entre un 10% 0 12% porque no vamos a estar dentro del rango meta del Banco de la República”, dijo el dirigente.

Cabe recordar, que la Junta Directiva del Banco de la República reiteró para el 2018 una meta de inflación de 3%, en un rango de entre 2% y 4%. La del 2017 no se cumplió porque fue de 4,09%.

Frente al consumo, el informe de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, indica que en todo el país en 2017 se observó un incremento del 1% en gasolinas oxigenadas (mezcladas con etanol) y de 2% el jet fuel (combustible utilizado por los aviones), un comportamiento en línea con el crecimiento de la economía.

La demanda de Acpm o diesel registró un aumento del 5% en ese año.

Alzas, pero por trimestre

El presidente de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez Muñoz, insistió en que “es necesario que el Gobierno revise la fórmula de los combustibles y el porcentaje de la mezcla que se le da al biodiesel, que representa el 9% del costo total del valor del galón del Acpm”.

Por ello, recalcó que “se hace imperativo  que los ajustes  al Acpm  se definan trimestralmente, ya que no solo es el sector del transporte el que se ve afectado con este tipo de medidas, sino la canasta de todos los consumidores”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad