Frisby revela plan de expansión con 50 locales más

Frisby revela plan de expansión con 50 locales más

Mayo 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Frisby revela plan de expansión con 50 locales más

Francisco Guzmán, gerente general de Frisby

Francisco Guzmán, gerente general de Frisby, señaló que la meta será abrir 50 nuevos restaurantes y puntos de venta de aquí al 2015.

A partir de este año, el grupo empresarial Frisby comenzará a apostarle a su mayor plan de expansión de la historia, el cual implicará inversiones por $25.000 millones. La meta será la de abrir 50 nuevos restaurantes y puntos de venta de aquí al 2015, explotando no sólo el segmento del pollo, que hizo famosa la marca, sino la de franquicias como Sarku Japan y Cinnabon.La cadena Frisby S.A. nació en 1977. Y el propósito es completar 170 restaurantes en las principales ciudades colombianas. Sin embargo, la compañía aún no ha pensado en vender franquicias en el exterior. Se trata de un plan que busca no sólo diversificar el portafolio de productos, sino brindar otras opciones a los consumidores colombianos en materia de comidas rápidas, afirma su gerente general, Francisco Antonio Guzmán Cardona.¿Cuáles son las perspectivas de la empresa para el 2012?La compañía, actuando como grupo empresarial, sigue en su proyecto de expandir y desarrollar sus tres marcas: Frisby, que es la más tradicional en el segmento de pollo, al igual que Sarku, que es comida japonesa, y Cinnabon, una marca de pasteles, rollos y postres de canela. El año pasado el crecimiento de nuestras ventas fue del 12% y auguramos para este año un incremento de entre 12% y 15%.¿Esa masificación de marcas implicará un plan de expansión, es decir, la apertura de nuevos puntos de venta en Colombia?Estamos alistando un plan de expansión que cumple con el desarrollo de las tres marcas. Esperamos que en los próximos 3 años estemos abriendo dentro de ese portafolio unos 50 puntos de venta. Esto supone una inversión anual entre US$3 millones y US$4 millones. En total serían unos $25.000 millones en los 3 años. Buscamos tener unos 170 puntos de venta.¿Qué explica ese giro hacia a otros segmentos de las comidas rápidas con marcas como Sarku Japan y Cinnabon?Básicamente obedece a un concepto de tener un portafolio más amplio que nos permita ofrecerles nuevas alternativas y distintos momentos de consumo a los clientes. Es la búsqueda de entregarle al mercado opciones novedosas y diferentes.¿Para Cali qué se prevé?Estamos a la espera de nuevos desarrollos en uno o dos centros comerciales que están en construcción. ¿La empresa ha pensado en franquicias en el exterior?En este momento estamos pensando exclusivamente en un desarrollo y una mayor cobertura en el mercado colombiano. Esa es básicamente nuestra prioridad. ¿Qué tan atractivo es hoy el clima de negocios para esas nuevas inversiones del grupo empresarial?Hemos analizado mucho esas perspectivas y tenido la oportunidad de comentarlo dentro de la óptica sobre lo atractivo que se ha vuelto el mercado colombiano y su evolución económica de los últimos años. El 2012, por ejemplo, ha sido de buenas noticias para el país, como la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos, lo que generará oportunidades dentro de un clima de negocios muy positivo. Creo que al país llegará más inversión y con ello la posibilidad de una expansión de los negocios de toda índole.¿Usted le cree al TLC con Estados Unidos?Esa apertura de mercados hace que tanto quienes van a competir en el mercado nacional como en el internacional estén mejor preparados. Es una preparación que deberán asumir nuestras empresas frente a esos nuevos actores. Debemos estar listos para enfrentar este reto que tiene dos lecturas: más inversión y generación de empleo. Es un aporte de entre uno y dos puntos en el Producto Interno Bruto, PIB, que no es nada despreciable.¿Cómo interpreta la llegada de 27.000 toneladas de cuartos traseros de pollo importado desde ese gigantesco mercado?En este momento consideramos que la industria avícola colombiana es muy competitiva y excelente. Sabemos que se está preparando para continuar en su proceso de atención a sus clientes nacionales. Por ahora nuestro enfoque está en mantener las compras nacionales de pollo. Obviamente, se abren otras perspectivas con elementos complementarios en todas las categorías de restaurantes. Es decir, el acceso a otro tipo de proveedurías. ¿Es lesiva esa competencia para los avicultores nacionales?Ese es un tema que está más dentro de los parámetros de la industria avícola. El tema de los TLC no es algo nuevo y está a la luz de lo que se negoció. Se trata de un proceso de desgravación arancelaria que no es de la noche a la mañana. No será algo abrupto. Por eso insisto en que el sector avícola nacional, que ha sido nuestro aliado, se está preparando para lograr altos niveles de competitividad para participar en el mercado.A propósito, ¿cuál es el consumo per cápita de pollo en Colombia frente al de otros países?Los niveles de consumo en Colombia han crecido en los últimos tres años. Son aproximadamente 24 kilogramos por persona, que frente a otros países sigue siendo bajo. Pero con las nuevas apuestas en materia de expansión eso nos abre un mayor espacio para continuar estimulando el consumo de pollo en todo el territorio colombiano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad