Frank Pearl también aparece relacionado con los Papeles de Panamá

Abril 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El jefe negociador del Gobierno con el ELN, aparece relacionado como accionista de dos sociedades constituidas en Panamá.

Frank Pearl, jefe negociador del Gobierno en los recién anunciados diálogos de paz con la guerrilla del ELN, es otro de los funcionarios colombianos mencionados en los llamados 'Papeles de Panamá', caso que involcura a cientos de personalidades del mundo.

Según la plataforma de periodismo de investigación para las Américas, Connectas, Pearl figura como accionista de dos sociedades constituidas en Panamá a través de la firma de abogados MF: Cortal Properties y Alken Resources.

"La primera fue constituida en 2008 para el bufete de abogados Baker & McKenzie, quienes en 2011 precisan que Frank Pearl tenía un 50 % de participación. Sin embargo, el registro de acciones indica que desde el 9 de septiembre del 2011 Pearl quedó con el 75 % de las acciones".

El mismo portal indica que el 6 de septiembre de 2011, dos semanas antes de que Frank Pearl asumiera como ministro de Ambiente y Desarrollo, un abogado de la firma Brigard & Urrutia contactó a MF.

Se explica que mediante un correo titulado 'Sociedad Panamá / Frank Pearl' se dice lo siguiente: “le escribo por instrucciones de nuestro cliente en común, el doctor Frank Pearl, quien es propietario de una sociedad denominada Cortal Ortal Properties, de la cual entiendo que ustedes son sus abogados. El doctor Pearl tiene la necesidad de constituir o de adquirir una sociedad rápidamente para realizar unos negocios con un potencial cliente colombiano”. A mediados de septiembre finalmente se constituyó la sociedad Alken Resources Corp, con domicilio en Panamá".

Connectas dice que en los intercambios de correos entre MF y los abogados de Pearl se muestran detalles sobre las actividades de esta última sociedad. Esto lo afirman con apoyo de un correo de un abogado de Brigard & Urrutia del 16 de septiembre, en el que se explica que “la sociedad panameña celebrará un contrato con otra sociedad panameña, pero la ejecución del mismo se realizará por intermedio de un vehículo en Colombia. La sociedad panameña recibirá el pago de los honorarios por la prestación de estos servicios pero no será una sociedad operativa”.

Indican que sólo unas semanas después, los empleados de MF se alarmaron pues se enteraron de que Frank Pearl acababa de ser nombrado ministro.

"Le escribieron al abogado de Brigard & Urrutia que “en la revisión de este caso, encontramos que el Dr. Frank Joseph Pearl González ha sido recientemente designado en un alto cargo público y por tanto entra a calificar como un PEP. Dado que es tan reciente, no lo detectamos cuando se hizo la admisión inicial del cliente, hace casi un mes atrás", dice Connectas.

En el mismo portal, Frank Pearl responde que: “El régimen colombiano permite a sus ciudadanos y residentes tener activos, pasivos e inversiones en el exterior, bajo normas claras para el reporte de las mismas. La primera compañía está debidamente registrada e informada en Colombia a través de una entidad del sistema financiero que reporta a la Superintendencia Financiera, a la cual se le suministró la información en la que aparezco como beneficiario con nombre propio y documento de identidad.

Así mismo, la información relacionada con esta empresa está incluida en la declaración de renta. Con respecto a la segunda entidad legal en mención, es importante precisar que nunca ha tenido ninguna actividad”.

Además de Pearl, el jefe negociador del Gobierno con las Farc, Humberto de la Calle, también figura con una sociedad en Panamá, señalamiento que el funcionario reconoció.

De la Calle aceptó que en el pasado constituyó la sociedad llamada Davinia, que tenía como fin servir de tenedora de su patrimonio familiar, "fue registrada al momento de su constitución ante el Banco de la República (principios de 2009) y declarada anualmente ante la Superintendencia de Sociedades y la autoridad tributaria".

Aclaró que "la mencionada sociedad extranjera Davinia no tuvo cuentas bancarias, ni generó ingresos de ninguna índole, ni hizo préstamos, ni realizó operaciones lucrativas. Durante su existencia los impuestos relacionados con ese patrimonio, ubicado íntegramente en Colombia, fueron pagados en su totalidad y de forma oportuna. Tales impuestos se liquidaron de acuerdo a la ley colombiana por tratarse de bienes en Colombia. Por lo tanto, aun si la sociedad hubiese sido colombiana, los impuestos habrían sido iguales", dijo De la Calle, en el comunicado.

 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad