Fogel Andina, comprometida con el medio ambiente

Julio 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

No hay mayor satisfacción para la compañía Fogel Andina que producir refrigeradores comerciales con materiales innovadores que no afecten el planeta.

[[nid:556533;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/07/dsc_0298aa.jpg;left;{La compañía también diseña modelos exclusivos con termoformados de colores o de madera, logos, puertas creativas, luces, e incluso sonidos.}]]Reducir el impacto ambiental es el primer principio de la compañía vallecaucana Fogel Andina, la única empresa dedicada a fabricar refrigeradores comerciales desde hace 10 años en la región. Su gerente Andrés Mauricio Sinisterra, explica que en el pasado  estas neveras consumían mucha más energía  y los elementos que las componían contribuían a la contaminación del planeta, generando  el efecto invernadero.

Conscientes del daño que se producía, la compañía determinó que era fundamental tomar medidas para la elaboración de los frigoríficos. Por un lado, cambiaron las luces utilizadas por unas led, termostatos, motores y compresores electrónicos más eficientes y vidrios que generaran mayor aislamiento de la luz. De esta manera lograron reducir el consumo de energía en un 40 %.

Por otro lado, invirtieron desde hace 3 años US$ 750 mil para adquirir maquinaria especial, con la cual desarrollaron una tecnología propia que les permitió crear a partir de tres químicos la formación de la espuma que va inmersa en la estructura de las neveras para darle resistencia y el aislamiento térmico requeridos.

Sinisterra admite, que “esas espumas hay que cambiarlas eventualmente. Las que se usaban antes al desecharlas eran altamente contaminantes. Las que usamos hoy no producen absolutamente ningún daño a nuestro planeta”.

Finalmente, otro de los cambios que implementaron fue en el gas refrigerante que funciona en el compresor, el cual es más amigable con el medio ambiente. “Los gases utilizados en los aires acondicionados de casas y vehículos es el R134A, que por la contaminación que produce deberá ser eliminado para el 2020. Nosotros nos hemos adelantado y estamos usando el R290, que es un propano, el cual no produce efecto invernadero”.

Cabe anotar que para el tratamiento de este gas propano se invirtieron US$ 250 mil.

Lograr estos avances en materia de desarrollo sostenible es motivo de orgullo para Fogel Andina que trabaja con capital guatemalteco pero con mano de obra 100 % vallecaucana.

46.000 refrigeradores comerciales son producidos anualmente por Fogel Andina.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad