Finanzas del Valle del Cauca y Cali, un acertijo por resolver

Enero 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Finanzas del Valle del Cauca y Cali, un acertijo por resolver

A diciembre del 2011, los ingresos corrientes de libre destinación alcanzarían los $357.729 millones, lo que significa un aumento del 6%, nivel preocupante para la categoría del departamento.

Baja gestión en recaudo de tributos y crecientes gastos de funcionamiento siguen limitando la inversión social.

Durante la última década las finanzas públicas del Valle del Cauca y Cali han tenido que soportar el acoso de un déficit galopante, es decir, que los ingresos tributarios y no tributarios han crecido menos frente a los gastos de funcionamiento.Los presupuestos de ambos entes territoriales son ajustados cada año, pero aún así no alcanzan para incrementar los niveles de inversión social y hacer sostenible el desempeño fiscal.A ello se suma una gestión muy irregular para mejorar el recaudo de impuestos, a pesar de que la economía atraviesa una coyuntura positiva.A juicio de los analistas, ese desempeño no ha permitido un saneamiento de las finanzas, y seguramente no lo habrá en los próximos años mientras no se fortalezcan las rentas.El caso del Departamento del Valle es quizás el más complejo. Hace dos años, perdió la categoría especial —que le otorgaba ventajas frente a las transferencias de la Nación— ya que su nivel de gasto superó el 50% con recursos corrientes de libre destinación.El acoso de un abultado pasivo pensional, que le cuesta unos $120.000 millones al año dentro de ese manejo presupuestal, es parte del problema, sostiene el contralor saliente, Carlos Hernán Rodríguez.Hoy, el Departamento está en categoría primera, y debe comprometerse a no pasar el nivel del 55%, tal como lo exige la Ley 617. Pero los más recientes cálculos estiman que podría hipotéticamente perder esa categoría para el 2013.El caso de las finanzas del municipio de Cali, aunque es menos delicado, no deja de ser preocupante.La Contraloría sostiene que la ejecución presupuestal (a octubre del 2011) alcanzó el 71%, ya que los recaudos en predial e industria y comercio han sido inferiores a las metas fijadas. El País presenta un vistazo general acerca de cómo están hoy las finanzas de Cali y el Departamento y sus posibles soluciones.Las finanzas del Valle requieren de una reingeniería para lograr su saneamientoLa administración del ex gobernador Francisco Lourido —a pesar de su corto período de 16 meses— logró desactivar una ‘bomba’ de vigencias futuras por $1,5 billones, que hubieran llevado al peor escenario en esta década a las finanzas del Departamento.Ello permitió que se obtuviera posteriormente un cupo de endeudamiento de $75.000 millones, el cual podría servir para atender las contingencias del 2012 y posteriores.“Entregamos el Departamento completamente liberado de las onerosas obligaciones que le significaban las vigencias futuras, lo cual nos permitió mejorar el grado de inversión”, señala la ex secretaria de Hacienda, Cecilia Tovar.Aún con el plan de austeridad desarrollado en la mayoría de las dependencias del Palacio de San Francisco, el déficit de la vigencia fiscal del 2011 será de unos $20.000 millones.Sin embargo, las últimas cuentas arrojan que el Departamento acumula un déficit que oscila entre $75.000 millones y $80.000 millones heredado de anteriores administraciones.La Contraloría Departamental en su más reciente reporte informó que de los déficit presentados en las vigencias 2007-2010, la administración incorporó al aforo de las vigencias siguientes un total de $120.922 millones, quedando por incorporar otros $24.085 millones al presupuesto, y ejecutó presupuestalmente $77.256 millones. A mantener la categoríaPor eso la tarea que está por venir en los próximos cuatro años no es fácil. Está en juego la primera categoría del Departamento en materia fiscal con base en los parámetros fijados por la Ley 617 del 2000. Preocupa que mientras los ingresos corrientes de libre destinación alcanzaron los $357.729 millones en el 2011, los gastos de funcionamiento sumaron $196.960 millones. Y allí están incluidos los $124.000 millones de la creciente nómina anual de pensionados, pese a que se logró el traslado de 278 jubilados al ISS y un ahorro para el departamento de $1.131 millones en el 2011. A juicio del diputado Mario Germán Fernández de Soto, “aquí lo que se necesita es una reingeniería de las finanzas con la estructuración de nuevas rentas para mejorar los ingresos y reducir los gastos de funcionamiento”.Sobre ese panorama, el saliente contralor, Carlos Hernán Rodríguez, considera que “una de las salidas para desactivar la bomba pensional es acelerar el traslado de más jubilados al ISS, fortalecer la Oficina de Rentas, para elevar el recaudo, y elaborar presupuestos reales y no sobredimensionados”.A propósito de las rentas, el nuevo gobernador, Héctor Fabio Useche sostiene que “a octubre 31 de 2011, lo recaudado frente al presupuesto definitivo para la vigencia 2011 apenas alcanza el 62%, lo que evidencia una sobreestimación de la capacidad rentística del departamento, o un deficiente proceso de recaudo”.Según sus cuentas, de $1,37 billones proyectados en el presupuesto para recaudar en la vigencia 2011 sólo se han obtenido $853.803 millones.Frente a esas apreciaciones, la ex secretaria de Hacienda, Cecilia Tovar, responde que “el total de los ingresos equivale al 76% de lo presupuestado y que representa un valor superior en el 12% a lo recaudado en la vigencia 2010. Se destaca el buen comportamiento de los impuestos, en especial del Impuesto sobre vehículos automotores, superior en el 13% al recaudo de 2010”.La Comisión de Empalme estableció, por su parte, que a octubre del 2011, la ejecución de ingresos totales de la administración central fue de $944.902 millones, reflejando un crecimiento de sólo el 6%, respecto a la vigencia del 2010, cuando fueron $890.441 millones.Al respecto, el presidente de la Asamblea, Antonio Ospina, no duda que se hayan hecho esfuerzos para contener el déficit, pero recalca que “necesitamos conocer pronto la realidad de las finanzas del Departamento”.“Sabemos que las cifras no son las mejores, y más porque no existe claridad sobre el tema”, dice por su parte el diputado Carlos Alberto Orozco. El desafío ahora es que el departamento siga siendo viable. Será una dura tarea.Cali necesita modernizar su recaudo tributario e impulsar la inversiónA pesar de que Cali presenta una expansión de sus negocios y su actividad empresarial en los últimos años, ello no se ha reflejado de la misma manera en el desempeño fiscal del Municipio.El propio Marco Fiscal de Mediano Plazo establece, por ejemplo, que los ingresos tributarios se estimaron para el 2011 en $628.469 millones, para un crecimiento de 6% con respecto a la vigencia 2010, pero dicha cifra es inferior en 7% con relación al Plan Financiero.Lo anterior debido a que las perspectivas económicas del municipio se modificaron de acuerdo a la trayectoria en el recaudo de los diferentes impuestos municipales; como es el caso del impuesto predial que se estimó para el cierre del 2011 en $261.070 millones, cifra inferior en 3% comparado con el Plan Financiero del Municipio, pero de igual forma es superior en 8% a la ejecución de 2010.En industria y comercio el pronóstico es de $218.581 millones, menor en 3% respecto al Plan Financiero.Pero otro planteamiento tiene el ex secretario de Hacienda, Juan Carlos Botero al revelar que en el recaudo tributario se esperaban $567.000 millones al 2011, pero se llegó por encima de $540.000 millones, es decir, un 96% de cumplimiento.Aún así, la concejala Clementina Vélez, sostiene que “la ciudad debería tener mayores y nuevas rentas”. En su concepto, “en la última administración se vio permanentemente una pereza fiscal. No se trabajó para que el municipio tuviera unos nuevos ingresos tributarios. Bajo esa política se premió más al moroso que al cumplido”.Y lo peor, recalca, es que “se tardó mucho tiempo en sacar adelante la aprobación del Estatuto Tributario para Cali, una herramienta clave para reorganizar el trabajo fiscal”.El ex secretario Botero admite que “en el próximo cuatrienio hay mejores perspectivas para atraer más inversión, más la posibilidad de que Emcali se le devuelva a la ciudad, lo cual generará más recursos de caja al Municipio”.De allí que el nuevo alcalde Rodrigo Guerrero tenga como uno de sus principales retos en los próximos cuatro años el de elevar los recaudos, y fortalecer por esa vía la inversión social. El propio Guerrero reconoció que la pasada administración apenas si dejó $100.000 millones para inversión.Cifras y preocupacionesEn el 2008 Cali tenía un presupuesto de $1,23 billones y en el 2012 manejará uno de $1,73 billones. Es decir, un ajuste de $500.000 millones.Los gastos totales se proyectan para el 2012 en $1,68 billones para un crecimiento del 10%. Los de funcionamiento aumentarían en 19%.La Contraloría Municipal en su último informe puso de presente que la ejecución a ejecución presupuestal del Municipio es del 71%. Sin embargo, la Dirección de Hacienda asegura que cerró el año con un 95% de ejecución.Por ello, según Botero la ciudad no arrastra déficit, además de que logró reestructurar su deuda, ya que de no haberlo hecho deberían pagarse este año $178.000 millones, y quedaba poco para inversión social con recursos de libre destinación. En el 2012 sólo toca pagar $98.000 millones, señala.“Queremos conocer la realidad de las finanzas de Cali. Y hasta que no tengamos a mano las cifras no podemos decir si la gestión ha sido mala o buena”, indicó por su parte el concejal Juan Carlos Olaya.La ciudad se embarcó en los últimos años en la ejecución de un gigantesco plan de megaobras para mejorar la competitividad local.Pese a que miles de caleños pagaron por esos trabajos de infraestructura, la Comisión de Empalme encontró, por ejemplo, que en ese frente existe una desfinanciación de $50.000 millones. Y faltan todavía $15.000 millones para concluir las polémicas obras del Estadio Pascual Guerrero.La suerte de ambos temas deberá aclararse en próximas semanas debido a su importancia para la ciudad.Bajo estas circunstancias, sólo cabe esperar lo que pasó con el desempeño fiscal del 2011.Colombia está a tono con sus finanzasEl país cerró el 2011 con buenas notas en sus finanzas y por ende empezó la nueva vigencia con noticias halagadoras.Si de hablar de lunares se tratara tal vez el único sería el dólar, que comenzó el 2012 con una reducción de $45 en la primera semana del año, lo que no tiene contentos a los exportadores.Por lo demás, las cifras son halagadoras. El PIB creció 7,7% en el tercer trimestre del 2011. En materia de recaudo de impuestos, en el 2011 se alcanzó un nuevo récord: $86 billones. Es más, dos meses de terminar el año el recaudo tributario estaba cerca de superar lo obtenido en 2010, $69,7 billones.Respecto del déficit fiscal el panorama también es positivo. En el último año Colombia logró reducir el déficit fiscal del país y pasó de 3,8% del Producto Interno Bruto, PIB, que tenía en el año 2010, al 3,2% en 2011.Según el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, los resultados actuales de las finanzas permiten prever que el 2012 será un buen año si las familias, empresas y el Gobierno ahorran y tienen buena caja para enfrentar los choques externos.El balance que presentó el Ministerio de Hacienda indica que en 2011 los ingresos tributarios del Gobierno crecieron por encima del 25%. La expectativa es que el próximo año el déficit del país siga bajando de 3,2% del PIB en 2011 a 3,0% del PIB en 2012.“Ese resultado se explica, de una parte, por el ahorro que va a generar el nuevo Sistema General de Regalías y que podría alcanzar 0,2% del PIB y, de otra, por el ciclo político, dado que 2012 corresponde al primer año de alcaldes y gobernadores, lo que demora la ejecución del gasto en algunas zonas”, dijo Echeverry.El Gobierno emitirá deuda en 2012 por $24,7 billones, frente a pagos previstos por $28 billones de amortizaciones.El Ministro de Hacienda señaló que para el 2012 se tiene previsto que la economía crezca un 5,1%, la inflación se sitúe en el 3,0% y el precio del petróleo en US$92 por barril. “Más inversión, menos deuda y más ahorro deben ser las premisas de los colombianos“, dijo.Vale la pena recordar que otro elemento que destaca las finanzas del país y que lo deja bien parado frente al mundo fue el haber alcanzado el grado de inverisón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad