Ferrocarril del Pacífico volvió a prender motores

Ferrocarril del Pacífico volvió a prender motores

Enero 18, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ferrocarril del Pacífico volvió a prender motores

Operaciones.Si bien el tren prendió sus motores, aún falta por solucionar los líos con la invasión de comunidades y de las 'brujitas'.

Ferrocarril del Pacífico volvió a prender motores

Operaciones.Si bien el tren prendió sus motores, aún falta por solucionar los líos con la invasión de comunidades y de las 'brujitas'.

En el primer mes de operaciones el tren movilizó entre 5000 y 6000 toneladas.

Toneladas de cemento, acero  y carbón, principalmente, es la carga que está transportando entre Cali y  Buenaventura y viceversa el Ferrocarril del Pacífico, que desde finales del 2016 volvió a prender motores. En el primer mes de operaciones el tren movilizó entre 5000 y 6000 toneladas, volumen que si bien es bajo comparado con lo que normalmente debe mover, “es una cifra positiva si se tiene en cuenta que diciembre es un mes atípico por las fiestas”, expresó el gerente del Ferrocarril del Pacífico, FDP, Gustavo Giraldo. El propósito es transportar unas 20.000 toneladas mensuales, “y eso aspiramos a lograrlo en unos tres meses”, agregó. La empresa FDP asumió las riendas del tren en noviembre del 2016 y un mes después, el 10 de diciembre, emprendió  operaciones, luego de las negociaciones que se acordaron con las firmas suizas Trafigura e Impala que tenían bajo su mando el manejo del ferrocarril mediante el sistema de concesión.  El acuerdo que esas dos compañías hicieron con el Gobierno Nacional, a través de la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura), consistió en que operarían el ferrocarril por un lapso de catorce años, tiempo durante el cual se harían las  inversiones necesarias  y se mantendría la red férrea en buen estado. Entre  tanto, el compromiso del Gobierno Nacional es  darle solución a los problemas de invasiones de las comunidades que se asentaron a un lado de la vía férrea, al igual que retirar las llamadas ‘brujitas’ (carros de balineras) que se usan como medio de transporte de los turistas que visitan la reserva natural San Cipriano, jurisdicción de Buenaventura.    De acuerdo con Giraldo, Trafigura e Impala invirtieron  cerca de US$56 millones en los dos últimos años y medio, pero decidieron dejar la operación el año pasado porque los problemas con las comunidades no se solucionaron. En el último trimestre del año, la empresa FDP negoció con los suizos con el aval de la ANI y a finales de 2016 ‘revivió’ la operación del tren. En este momento, el ferrocarril opera con 14 de las 18 locomotoras que tiene y se han invertido $1500 millones en la red férrea. Las cuatro restantes empezarán nuevamente operaciones en el primer semestre de este año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad