“Evacol no ha sido desleal con sus competidores”: fundador de la compañía

Enero 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao | Editor de Activos
“Evacol no ha sido desleal con sus competidores”: fundador de la compañía

Changwu Wang, fundador y gerente general de Evacol.

Changwu Wang, fundador y gerente general de la empresa caleña, habla por primera vez del lío con Crocs y dice que no se han copiado patentes.

La disputa legal entre la gigante estadounidense Crocs y la   empresa caleña Evacol por una presunta violación a la competencia   se asemeja a la ‘pelea’ bíblica entre David y Goliat.

Mientras que Crocs factura anualmente no menos  de US$800 millones, la vallecaucana  Evacol alcanza escasamente los US$8 millones.

Ambas compañías se especializan en la fabricación de calzado  hecho de  plástico o goma. Según Crocs, Evacol  copió ciertos modelos de calzado  que se venden en el mercado estadounidense y los  negoció por debajo del valor de la marca de Crocs.      

Para Evacol eso no es cierto, pero por ahora el proceso avanza en los Estados Unidos y los abogados de ambas partes siguen en reuniones para tratar de lograr una conciliación.

   La compañía local tiene su planta en Acopi - Yumbo. Su creador y gerente general es el chino Changwu Wang, un hombre de 46 años, quien aceptó dialogar con El País sobre el tema.

¿Qué  le pasó por su cabeza cuando se dio cuenta que una compañía gigante como Crocs demandara a Evacol en los Estados Unidos?   

Que somos una empresa importante en el mercado y que existe una gran oportunidad para seguir creciendo. 

Con la demanda de Crocs nosotros confirmamos eso,  que tenemos muchas oportunidades para crecer.

Crocs los demandó por considerar que les estaban violando los diseños y las patentes de sus zapatos,  ¿qué responde?

Ellos registraron su patente de diseño en Estados Unidos y nosotros registramos el diseño en Colombia, pero no hemos copiado nada.

 Hay alguna parte del diseño que es parecido y por eso nos demandan, pero como digo, nosotros hacemos nuestros propios diseños y así lo hemos hecho desde que nació la empresa.

¿Pero ustedes copiaron parte del diseño de Crocs?

Como le digo, nosotros  sacamos nuestros diseños en Colombia y tenemos nuestras patentes en el país.

Los diseños provienen  de mucha información y parte de las referencias son de productos genéricos del mercado. 

El hecho de que tengamos  productos parecidos a los de la  competencia, no quiere decir que los estamos copiando, así ellos tengan  registrada sus patentes en otro país. 

 Nosotros no teníamos  conocimiento que ellos registraron  esos diseños.

Pero es que hay zapatos de Evacol muy parecidos a los de Crocs...

Todo zapato tiene partes parecidas, los tenis tienen partes parecidas a otros tenis. Con esto no estoy diciendo que estamos copiando, pero los  modelos que están en el mercado  fueron diseñados por nosotros.

¿Se puede coincidir tanto en los diseños?

Nosotros no estamos copiando a Crocs, pero sí sacamos muchos modelos genéricos  en el mercado. Eso puede generar una forma de riesgo en el sentido de que nuestro  diseño  puede ser muy parecido al diseño de otra empresa.

Crocs también dice que Evacol vende por debajo de los precios de su marca, ¿qué responde?

Nosotros tenemos un costo basado en el mercado colombiano. Manejamos un margen razonable y con base en él  también pusimos un precio razonable. Le quiero decir que muchos competidores  fabrican en China, donde la mano de obras es más económica, pero acá  se vende más costoso. No entiendo si  es por razones de logística. Lo cierto es que nosotros vendemos a precios razonables.

¿Señor Wang, su empresa no ha sido desleal como señala Crocs?

No. Nosotros tenemos productos parecidos. Crocs, como empresa, registra sus patentes en Estados Unidos, pero en Colombia  tenemos todo el derecho a producir porque esa patente la tenemos registrada aquí en Colombia.

Es posible que los diseños sean parecidos, pero no violamos las tres patentes que ellos dicen.

¿Qué tipo de calzado está comprometido en el asunto?

 Las patentes se refieren a dos tipos de suecos y a una de baletas.

¿Es posible que se logre una conciliación entre las partes?

Pues mire, los abogados de Crocs y nuestros abogados ya sostuvieron una primera reunión y en ella se escucharon los argumentos de lado y lado, pero la posibilidad de que se llegue a una conciliación es factible, no se descarta. 

En los primeros días de febrero habrá otra reunión entre los abogados y, como digo, existe la posibilidad de que se trate de llegar a un acuerdo.

¿Por qué un acuerdo si usted dice que Evacol no ha violado ninguna patente?

Mire, Evacol es una marca que se  está posicionando en Suramérica y que quiere continuar su proceso de expansión y de generación de empleo. Hemos trabajado muy duro desde el inicio de la empresa.

También le apuntamos al mercado de los Estados Unidos, donde ya tenemos un centro de distribución. Esta en Miami. Hoy manejamos 250 referencias y el lío con Crocs es apenas con tres. Así que estamos dispuestos a corregir algo si toca hacerlo, porque queremos seguir creciendo.

La empresa seguirá su expansión Evacol se constituyó en el año 2006 y se dedica al diseño, producción y distribución de sandalias, chanclas y suecos.Su nombre proviene de un polímero o caucho que se conoce como eva. Para complementarlo, se decidió acudir a las iniciales del nombre de nuestro país, así  nació Evacol.   Está ubicada en la vía que de Cali conduce a Yumbo, en el sector de Acopi.   Su creador es Changwu Wang, un chino que en el 2002 viajó a Chile con la idea de hacer negocios. Empezó importando zapatos y algo de ropa. Allí empezó a estudiar el idioma español. Luego decidió ampliar el negocio y viajó a Ecuador y Colombia. En uno de esos viajes a nuestro país conoció a la caleña Ximena Muñoz, de quien se enamoró a primera vista. En 2006 ya no pudo seguir con las importaciones por las restricciones comerciales que impuso la Dian para el ingreso de productos de China.  Fue entonces cuando decidió montar una fábrica de zapatos de plástico con el apoyo de su hermano (Changyun)  y de Ximena, quien ya para el 2006  era su pareja. En un principio la bautizó con el nombre  de Coleva, pero un socio, que posteriormente se vinculó a la empresa, le dijo que  el nombre no era sonoro. Que  lo invirtiera y así se quedó.  Poco a poco las sandalias, botas y suecos que producía   tomaron fuerza en el mercado nacional, hasta el punto de que hoy maneja 250 referencias.  Actualmente tiene diez tiendas propias y 45 más bajo la modalidad de franquicia en todo el país.  Los diez empleos que generó al principio se multiplicaron y hoy genera 400 en forma directa y 1200 en forma indirecta. La ampliación trascendió las fronteras y en la actualidad hace presencia en República Dominicana, Ecuador, Perú y Estados Unidos. Este año la mira es México.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad