Euros y dólares impulsan el negocio de la vivienda en el Valle

Mayo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Euros y dólares impulsan el negocio de la vivienda en el Valle

40 por ciento han crecido las solicitudes desde el exterior por cuenta de la devaluación del peso.

Gracias al alto precio del dólar, los vallecaucanos que viven en otros países está aprovechando para adquirir vivienda con remesas. Conozca más de este mercado que crece.

Si los vallecaucanos que viven en el extranjero destinaran a comprar vivienda $1 billón, de los $3,5 billones en  remesas  que enviaron el año pasado a sus familias,  fácilmente se habrían construido 5500  casas o apartamentos de $200 millones cada uno.

Pese a que la cifra es hipotética, la realidad es que muchos emigrantes, se están interesando cada vez más en la opción de comprar inmuebles en sus lugares de origen financiados con dineros producto de sus empleos en países como España, EE. UU., México, Chile, Ecuador y Perú. 

Y sobre todo porque la tasa de cambio es ahora más alta que hace un año, lo cual ‘engordó’ las remesas.

Lea también: ¿Seguirá bajando el dólar? Expectativa en los mercados

Se trata de una modalidad que está ganando terreno,  ya que ha permitido a quienes residen en el exterior lograr una mayor rentabilidad a la hora de adquirir vivienda para sus parientes, o para arrendar. Todo a base de giros mensuales.

Uno de esos ejemplos es  Juan Carlos Dorado, quien reside y trabaja en Nueva York. Durante una feria organizada por Camacol con emigrantes en esa ciudad, hizo contacto con una constructora local para comprarle un apartamento a su esposa y su hijo en un condominio del Valle del Lili, al sur de Cali. El crédito ya le fue aprobado y ahora está a la espera que el inmueble se lo entreguen hacia finales del 2016.  

“Aproveché que el dólar está a $2900 para pagar la cuota inicial. Ese dinero rinde  mucho ahora, y eso que estoy girando casi lo mismo que hace dos años”, explica Juan Carlos.

Frente a ello, la gerente de Camacol Valle, Alexandra Cañas, señala que “el mercado de las viviendas financiadas con remesas está en expansión, máxime que el  departamento es hoy el mayor receptor de esos dineros  en Colombia”.

Lea también: “Este es un buen año para la compra de vivienda nueva”: presidenta Camacol

[[nid:536051;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/05/destino_inmueble.jpg;left;{}]]

Recordó que un estudio estableció que al menos el 17 % de los giros que envían los emigrantes a sus familias se destinan para gastos de vivienda, el 11 % de ese dinero para pagar arriendo y 6 % para atender hipotecas. El resto es para otros asuntos del hogar. “Es la alternativa para que una familia pueda tener casa propia y dejar de pagar arriendo”, dice la dirigente.

 

Algunos pasos

La compra de vivienda  la pueden hacer los colombianos mayores de 18 años residentes en el exterior, es decir, que no permanezcan en el país más de seis meses en forma continua o discontinua por un periodo de un año.Se pueden beneficiar  del subsidio a la tasa de interés, si el inmueble se compra a crédito. Si la persona se afilia al Fondo Nacional del Ahorro, no necesita codeudor.La persona debe  entregar una  Fotocopia de Estatus Migratorio. Los trámites los puede hacer a través de un apoderado en el país o de un ‘broker’, bancario que es un intermediario para tal efecto.

Mercado en expansión

Ante tal auge, Camacol estima que entre el 10 % y el 20 % de las ventas totales de las firmas constructoras más importantes de la región las hacen a clientes ubicados en otros países.

El año pasado se vendieron 20.000 viviendas nuevas en Cali y su área de influencia.  Sin embargo. no existe un registro oficial de cuántas fueron hechas a vallecaucanos residentes en el extranjero, ya que muchas las compran   directamente a inmobiliarias — por lo general usadas—, o de contado. Es decir, sin pasar por los préstamos bancarios. O lo realizan de contado a través de terceras personas como la esposa, la madre o el padre del emigrante. 

Pese a ello, el analista Julio Escobar, destaca que “el potencial es muy grande, si se tiene en cuenta que las remesas están en aumento, y más ahora que la tasa de cambio es  favorable, y a la cual le están sacan hoy más provecho las familias de los emigrantes”.

Solo desde EE.UU. los vallecaucanos giraron a sus hogares US$500 millones el año pasado,  21 % más que en 2014, dineros que podrían aprovecharse con mayor énfasis en la compra de finca raíz, recalca el economista. 

Jorge Hoyos, Gerente de  Colombianos en el Exterior del Bancolombia, anota que es tal el auge que “las solicitudes de créditos para comprar casas desde el exterior han crecido   40 % por cuenta de la devaluación del peso frente al dólar”.

Por su parte, Alfredo Barragán, experto en banca considera que “este es el momento ideal para que los colombianos en el exterior compren vivienda en su país porque reciben muchos pesos por sus dólares. Toda inversión es buena ahora”.

Un punto para destacar es que cerca del 70 % de los nacionales que quieren invertir desde el extranjero,  buscan inmuebles entre los $120 millones y $240 millones. Y allí, bancos como Colpatria, Davivienda, Bancolombia,  el Bbva y el Fondo Nacional del Ahorro, están apostándole con fuerza a ese mercado, ya que solo Colombia recibió remesas en 2015 por US$4600 millones,  unos $13 billones.

Por eso el sueño de convertirse en propietario de una vivienda sí se puede cristalizar, así se resida en el extranjero.

Las ferias, oportunidad para ser propietario

Las ferias inmobiliarias y de vivienda en  grandes capitales como Nueva York, Madrid, Miami, Los Ángeles y Londres, organizadas por Colombia, se han convertido en un atractivo para los emigrantes que quieren invertir en su país.  

El Fondo Nacional del Ahorro, por ejemplo, participó en 2015 en cinco ferias en Nueva York, Madrid, Barcelona, Sevilla y Londres. Allí asistieron 8398 personas y se realizaron 228 afiliaciones con un monto total de ahorro por $1324 millones, que son potenciales compradores de vivienda. Así mismo, se recibieron 15 solicitudes de crédito para vivienda en Colombia.

“Es notable el interés de todos los nacionales que viven en el exterior. Estuvimos en Nueva York durante dos días donde atendidos a 450 asistentes hicimos más de 70 afiliaciones por $250 millones aproximadamente; en Madrid en la cancillería atendimos  1250 personas y 530 de manera virtual, mienrtras el valor de los Ahorros Voluntarios Contractuales alcanzaron los $600 millones”, dice Luis Camilo Fernández, director del programa Colombianos en el Exterior.

El proceso de ahorro dura doce meses y busca que al final del mismo los consumidores tengan en su cuenta individual, al menos, el equivalente a un salario mensual en el país de residencia. Este ahorro, y el monto, son condiciones fundamentales para que los colombianos residentes en el exterior logren una vivienda en Colombia para su familia.

En Nueva York, New Jersey y Connecticut viven más de 600.000 colombianos, que envían a sus familias en el país casi el 40% de las remesas que provienen de Estados Unidos, por lo que el potencial de compras de vivienda con ese medio, es cada vez mayor.

De España llegaron US$282 millones en remesas al Valle, lo cual es otra fuente de recursos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad