Estos son los cambios que tendrán las cuentas de ahorro en Colombia

Estos son los cambios que tendrán las cuentas de ahorro en Colombia

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País|Colprensa
Estos son los cambios que tendrán las cuentas de ahorro en Colombia

Retiros de los cajeros.El congresista Barguil sostiene que la banca también debería moderar los costos por retiros de cajeros en redes diferentes.

El presidente Santos está a punto de sancionar una ley que fija nuevas condiciones a los bancos y da beneficios a los ahorradores. Así funcionará.

A millones de colombianos les ha pasado que cuando se acercan a retirar su dinero en un cajero automático encuentran que tienen menos de lo esperado, eso debido a descuentos que  les hace su entidad bancaria, o a una rentabilidad  menor a la proyectada. Esa situación parecería que está próxima a acabarse en el país, en virtud de una ley que fue tramitada por el Congreso de la República y que será sancionada, en los próximos días  por el presidente Juan Manuel Santos con la cual se obliga a que todas las cuentas que estén en el sistema financiero generen intereses, a la vez que regula el cobro de los servicios que están atados a las mismas. El autor de la norma, el representante a la Cámara y presidente del Partido Conservador, David Barguil,   estima que son muchos los aportes que esta nueva legislación otorga al usuario.   Lo primero, es que desde ahora toda la plata que se tiene en la cuenta se podrá retirar, con lo cual no queda obligado a dejar un monto mínimo.“Esos $10.000 le sirven mucho a un estudiante para los transportes de la semana, o al trabajador de escasos recursos que contaba con todo su dinero”, dice el autor de la ley.  La nueva norma precisa que ninguna entidad financiera podrá cobrar algún costo adicional al usuario si desea retirar su dinero.Se estima que en el país hay 21,4 millones de cuentas de ahorro activas. ¿Pero qué tan real será esto en la práctica? El representante Barguil dice que la ley sí le representará intereses a la mayoría de quienes tienen sus cuentas. “El 94 % de las cuentas son de pequeños montos con saldo de $143.000 en promedio”. Sin embargo, el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, dice que el tema de los intereses de las cuentas en la actualidad es muy variable. Eso depende del tipo de cuenta y el tiempo en que se mantiene el dinero en la misma. Castro sostiene que en ese sentido la ley no es que sea muy novedosa frente a lo que tiene la mayoría de las entidades del sector en el país.“No hay una forma de ser uniforme, en un mismo banco hay muchas fórmulas diferentes para reconocer los interés, eso va de a acuerdo al perfil, eso no va a cambiar”, explica el líder del gremio de los banqueros. Difiere con el autor de la ley en el tema de la rentabilidad. “En ningún caso puede haber rentabilidad de cero, la mayoría de cuentas está teniendo rentabilidad positiva por monto o cuenta”, precisó. Mientras que el representante a la Cámara plantea que la ley sólo busca dar lo justo para los colombianos. “Les deben pagar una rentabilidad de acuerdo al dinero que se tenga y los días que tenga la plata guardada, per siempre se le debe pagar”, insiste. Una buena cantidad de cuentas de ahorro que existen en el país son las que están atadas al pago de las nóminas en las empresas. Castro al respecto señala que en ellas no sólo se debe mirar la rentabilidad sino los beneficios adicionales que se les otorga. “Las cuentas de nómina tienen intereses asociados, los pagadores en sus negociaciones hacen esa exigencia”, dice. Según estudios del Banco de la República, en cuentas de ahorro de algunos bancos se pagan tasas de interés de 1 % efectivo anual, mientras se cobran cuotas de manejo de hasta $9.900, sin contar el costo de cuota de manejo de la tarjeta débito. En estas condiciones, el usuario deberá tener un saldo de $10.843 para pagar tan sólo el costo de la tarjeta.  Si se cuenta con un talonario con 20 cupones para la cuenta de ahorro (a un costo de $70.000), el saldo para no perder en la cuenta debe ser de $84.384. En algunos casos, los intereses sólo son reconocidos si se tienen más de $100.000 de saldo. Otros beneficios  La denominada ley de costos financieros dispone también que las entidades autorizadas para captar recursos del público sólo podrán cobrarle al usuario costos asociados a la cuenta por  los primeros 60 días de inactividad. En tal sentido Barguil explica que es otro de los beneficios que tendrán millones de colombianos con sus cuentas, “beneficia a todos así tenga la cuenta inactiva, en especial en los costos de manejo”. Citó como un ejemplo adicional que los depósitos que son embargados por alguna situación, el titular no deberá seguir pagando ese manejo de la cuenta porque no la está usufructuando en el momento.La nueva ley además en ese aspecto cierra cualquier posible interpretación adicional: “en ningún caso podrán hacer cobros retroactivos cuando el titular de la cuenta haga nuevos depósitos o movimientos que cambien la condición de inactividad de la misma”. ¿Qué dicen los bancos? El presidente de Banco Colpatria, Santiago Perdomo, considera que el proyecto tiene muy buena intención, respecto a los saldos mínimos que ya no es necesario que los usuarios lo tengan, señaló que para esa entidad no aplica, ya que hace unos meses decidieron eliminar el cobro de algunos productos, entre esos la cuota de manejo, por lo que las personas pueden retirar 100% del dinero que tienen en sus cuentas.  Añadió que “creemos en la bancarización y el uso del sistema por eso habíamos eliminado los cobros; respecto a la rentabilidad esto generará más competencia entre las entidades financieras, lo que también es muy positivo. Nosotros manejamos una productos donde ofrecemos buenas rentabilidades”. Asimismo, el gerente del Banco Finandina, Orlando Forero, dijo que  la gran mayoría de las cuentas de ahorro tienen una remuneración en la banca, por lo que el impacto de la ley no será muy fuerte. En el caso puntual de esta entidad aseguró que generan rentabilidades de 2 % en cuentas de ahorro.  Según datos de la Superintendencia Financiera, al enero  había ahorrados $48,2 billones de personas naturales y $107,5 billones de jurídicas,  en bancos.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad