Estas son las dos caras del despegue del dólar

Estas son las dos caras del despegue del dólar

Febrero 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A., reportera de El País
Estas son las dos caras del  despegue del dólar

El mercado accionario es uno de los “perjudicados” con el dólar al alza, pues cuando se mantiene esta tendencia, las acciones por el contrario bajan, como ha sucedido este mes.

$120 ha ganado la divisa en lo corrido del año. Los más beneficiados son los que reciben giros. Otros temen por alza de precios.

El despegue del dólar sigue causando revuelo en el país. Como si fuera un chisme de oficina, empresarios, Alto Gobierno y los ciudadanos de a pie hablan de lo que está pasando con la divisa. Un tema que a todos interesa.En las casas de cambio de Cali algunos anuncian escasez de la moneda y el viernes no había dólares para la venta en algunas de estas firmas, y los que habían los vendían a $2020, una cifra a la que no se llegaba desde hace 5 años y que ha llevado -a los que de alguna manera dependen o negocian con el dólar- a vivir momentos de alegría, nerviosismo, cautela y expectativa.Amigos del despegueEn lo corrido de este año el peso colombiano se ha devaluado 5,94 % y pasó de una Tasa Representativa de $1926,83 el 1 de enero a $2046,06, eso quiere decir que por un dólar se reciben más pesos.Eso es precisamente lo que tiene alegres a muchos hogares del Valle del Cauca que reciben giros de sus familiares. Cálculos preliminares indican que el año pasado ingresaron al Departamento por remesas US$1100 millones que se irrigaron en la economía de la región.Por eso esta semana fue especial para muchos de los que esperan esos giros, no tanto por el actual repunte de la divisa -que les permitió cobrar $50 más en promedio por dólar-, sino porque quieren que ese despegue no pare. Inclusive algunos colombianos en el exterior, como es el caso de Hárold Vidal, quien vive en New Jersey, en Estados Unidos, se decidió a enviarle a su familia una parte de sus ahorros, para aprovechar el repunte de la tasa de cambio y guardar su dinero en pesos. Los que también sonríen con el repunte de la divisa son los empresarios que exportan, por dos motivos: En primer lugar, recibirán más pesos por ventas y por otro parte, hay posibilidades de incrementar los negocios externos porque los productos colombianos se hacen más baratos en el exterior.Memphis Viveros, analista financiero, explica que todo aquel que en este momento tenga dólares ahorrados, facturas en dólares por cobrar y otros activos en esta moneda se están beneficiando porque todo ese capital se ha valorizado y lo hará más en la medida en que la Tasa Representativa siga su vuelo.Pero los exportadores también salen beneficiados por otro efecto. “Con un dólar alto los productos fabricados en Colombia pueden competir más con los importados, ya que estos se encarecen”, dice Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo. Esto hace que un comprador no encuentre grandes diferencias de precios entre un producto nacional e importado y se dé preferencia a la industria colombiana, mejorando así los negocios.Como dice el exministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo “démosle la bienvenida a este respiro devaluacionista” y explica que la depreciación del peso no es un síntoma de debilidad. Otros analistas aseguran que el dólar se recupera de un rezago de más de 10 años. En el 2003 la Tasa Representiva del Mercado llegó a $2968.La fiesta no es completaComo todo en economía hay dos caras de la moneda. Mientras los que tienen divisas en este momento le sacan el jugo al despegue, los que compran en dólares no están muy contentos. En este grupo se encuentran los importadores de bienes y servicios, pues todo lo que adquieran hoy les saldrá más caro, y los empresarios y ciudadanos que tengan deudas en dólares verán como se aumentan.Fernando González, gerente de Fercón, una empresa que importa semillas, cuenta que ya siente el impacto de la subida del dólar. “Nuestro proveedor no ha aumentado precios, pero nosotros tenemos que pagar más pesos por los mismos productos y eso se reflejará en alzas para el agricultor y todo comenzará a subir”, afirma.Los colombianos también sentirán ese efecto. El economista Jaime Collazos explica que es posible que aumenten los precios de los productos importados -si continúa la divisa al alza- y que quienes hoy están comprando tecnología (televisores, celulares, etc) por medios como Internet tienen que pagar más. Pero asegura que la competencia que se vive en el país en todos los campos del comercio servirá para que las alzas no sean significativas y sean los comerciantes los que asuman el incremento sacrificando un poco de rentabilidad.Otro impacto inmediato para los colombianos se presenta en las tarifas aéreas o paquetes turísticos, los cuales tienden a encarecerse. Gabriel Ortíz, gerente de Star Tours, explicó que los planes con salida en el 2014 de esta firma se hicieron con un dólar promedio de $1900. “Continuamos con esa tarifa, pero dependiendo de la evolución de la divisa al final de mes miraremos si se dejan los mismos precios o suben. El incremento tan alto en tan pocos días está asustando a los clientes”, asegura.Pese al revuelo que está causando el despegue del dólar -desde mayo del 2010 no se cotizaba en $2000- analistas y el mismo Gobierno afirman que una divisa al alza le beneficia a todo Colombia, en especial porque se crea el ambiente propicio para que la industria genere empleo. “Por encima de pros y contras es favorable una tasa de cambio alta”, dice Julio Cesar Alonso, director del Cienfi del Icesi.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad