"Estamos viendo más oportunidades con Estados Unidos": ministra de Comercio
Hoy:

    default: "Estamos viendo más oportunidades con Estados Unidos": ministra de Comercio

    La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, dice que no se puede especular con efectos comerciales negativos en la era Trump porque nada ha sucedido. La idea: mejorar oferta exportable.

    "Estamos viendo más oportunidades con Estados Unidos": ministra de Comercio

    Enero 29, 2017 - 12:00 a.m. Por:
    Argemiro Piñeros Moreno | Colprensa

    null

    Ante las dificultades económicas que ya se empiezan a sentir en América Latina por las primeras decisiones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la ministra de Comercio de Colombia, María Claudia Lacouture, se refirió al  panorama ve para la relación comercial con ese mercado; lo que cree que va a pasar y las opciones para una eventual crisis. Lea también: ¿Qué viene para Colombia con Trump?, habla el embajador en Washington

    La funcionaria  dice que por el momento hablar de efectos concretos para Colombia no es posible, pero sostiene que ya se piensa en alternativas de cómo los empresarios pueden seguir aprovechando el mercado estadounidense.

    La Ministra, además, hace un balance de cómo avanza la Alianza del Pacífico, en la cual Colombia está al lado de Chile, Perú y México. 

     ¿Ya es más claro el panorama de cómo le irá a Colombia con el presidente Donald Trump?

     No podemos especular sobre algo que no ha sucedido, aunque tampoco podemos decir que no nos va afectar, o que no vamos a recibir un impacto por cualquier acción que haya a nivel internacional. Sí podemos hablar es de cómo Colombia se ha venido preparando, de cómo estamos generando una mayor diversificación, para dar valor agregado, innovación. Estamos en conjunto con gremios y asociaciones buscando nuevas herramientas para facilitar el comercio, en un contexto que vaya mucho más allá de Estados Unidos, hay un movimiento de placas tectónicas que se está dando a nivel internacional en la política comercial. Colombia debe tener los cimientos para ser sismorresistente.

    ¿Ese eventual apretón económico que haría Trump podría ser menor para Colombia que para países como México?

     Lo primero es que el presidente Trump ha sido claro sobre cuáles son sus prioridades, hacía dónde están dirigidas y ya está haciendo efecto lo que dijo en campaña. Colombia no ha estado dentro de todo el discurso y no podemos especular sobre la injerencia. El relacionamiento de Colombia con Estados Unidos ha sido constante, amable y consecuente y ha crecido para los dos países. Colombia sólo aportaba el 0,8 % de las importaciones de Estados Unidos. Es un gana-gana lo que se ha venido desarrollando. Y lo que vemos en todo este contexto pueden ser oportunidades.

    ¿De lo logrado con el TLC firmado durante el gobierno de Barack Obama qué no ha aprovechado Colombia? 

    Cada relación que hemos tenido con los diferentes presidentes de Estados Unidos ha estado enmarcada en las necesidades del momento. En lo comercial, con Obama se avanzó de forma importante y seguimos avanzando, esperamos que eso siga con la nueva administración.

    ¿Se equivocan quienes dicen que, si hay cambios de Estados Unidos hacia Colombia en la lucha al narcotráfico o sobre el acuerdo de paz, también se afectará lo comercial?

     Estamos viendo que hay oportunidades en las que podemos trabajar y fortalecer. Con Procolombia tenemos una acción, que es reforzar el trabajo con los compradores en Estados Unidos, para buscar nuevos mercados para nuestros empresarios.

     ¿Las reuniones de alto nivel entre los dos gobiernos, al menos en lo económico, se mantendrán?

     Eso se mantiene porque está dentro del contexto del acuerdo comercial, hay una comisión, que es la de seguimiento, que hace el trabajo y se hacen las acciones para fortalecer comercialmente esa relación.

     ¿En qué sectores o líneas se podrá aprovechar esta nueva situación que vislumbra?

     Colombia sigue manteniendo las oportunidades que se han detectado en diferentes series de negocios, de manufactura, de confecciones, de productos de servicio, turismo –que es uno de los renglones que han generado mayores divisas— y en el tema agrícola. Esto no significa que estemos de acuerdo con las políticas tomadas por el presidente Trump; de hecho, para nosotros lo mejor es que se mantenga cada una de las acciones como se venían desarrollando.

    De presentarse otro escenario, que no creemos que vaya a ser tan rígido o estricto, Colombia podría, por ejemplo, proveer productos a México para que sean insumos que consoliden más la norma de origen y sean exportados a Estados Unidos. 

    Otra opción es si Estados Unidos establece un arancel a China, nosotros podríamos ofrecer productos colombianos que entren competitivamente con China; en eso hemos visto 136 partidas arancelarias que pueden ser parte de ese proceso con los Estados Unidos.

     ¿Es fácil acabar un acuerdo comercial entre dos países de un momento a otro?

     Los acuerdos comerciales constantemente se están mejorando; Colombia ha profundizado sus acuerdos con México, Brasil, Argentina y el Salvador. Decir que se va a profundizar un acuerdo comercial es normal. Para desistir de uno, lo primero que debe hacerse es enviar una nota de que se quiere llegar a un fin del acuerdo. Tiene que haber un acuerdo entre las partes y eso puede tomar unos seis meses, de ahí, y dependiendo de lo que digan las partes, siguen otros procedimientos.

     ¿El turismo, en los dos sentidos, se podría afectar?

     El turismo de Estados Unidos a Colombia ha crecido muchísimo. Y hay oportunidades de que más turistas americanos vengan a Colombia, por las experiencias que buscan (uno de los productos que más demandan es el avistamiento de aves y Colombia cuenta con más número de aves que Estados Unidos). 

    De aquí para allá sigue siendo un turismo muy fluido, que ha crecido también; es uno de los mercados que los colombianos más visitan y así seguirá siendo, no vemos porque tiene que cambiar.

     ¿Las alianzas seguirán siendo una alternativa? 

    Sí, y toman mayor fuerza e interés, ahora más que nunca, las alianzas regionalizadas, en las que se permitan los países de la región tener un comercio común con un país de otra región, se está viendo esa tendencia, como en la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México), en la que los cuatros países podemos trabajar mancomunadamente y llegar a nuevos mercados.

    ¿Pero sí se están viendo los resultados?

     Los resultados son interesantes y aún no se conocen a profundidad. Por ejemplo, tenemos un acuerdo comercial que permite el libre movimiento con cero arancel de más del 92 % de nuestra estructura arancelaria. Además, hemos hecho un proceso que permite que cualquier producto de Colombia pueda llegar a México, Perú o Chile, sin el requerimiento de acumulación de origen. Esto es muy importante para la facilitación del comercio. 

    Adicionalmente, estamos buscando regulaciones coordinadas entre los cuatro países. Ya tenemos la de cosméticos, estamos trabajando en dispositivos médicos y así vamos avanzando para que se nos facilite cada vez más el comercio entre todos. Tenemos la meta de que en el 2018 tengamos la homologación del operador económico autorizado, como también de los trámites aduaneros.

     ¿Está demorado el Gobierno en mejorar la balanza comercial con la región Asia Pacífico?

     Uno de los grandes logros que se ha tenido en este gobierno es haber cerrado el acuerdo comercial con Corea del Sur y ya se ven resultados parciales. Entre enero y noviembre del año pasado crecieron en 49 % las exportaciones a ese país. 

    La cultura colombiana de exportación no ha estado muy ligada hacia el Asia Pacífico. Queremos corregir eso y por eso estamos trabajando en  un acuerdo comercial con Japón.

    Cifras con EE.UU. Estados  Unidos fue el principal destino de las exportaciones colombianas (32,1 %) entre enero y noviembre del 2016, según cifras del Dane. En ese  periodo se vendieron US$8.893 millones. La cifra registra una reducción de 2,1 % frente a igual periodo del 2015. Entre los  productos que más se venden  a EE.UU. están: combustibles y aceites minerales, perlas finas,  plantas, café, frutos comestibles, materias plásticas, preparaciones alimenticias   y prendas de vestir.
    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad