España y Alemania urgen avanzar rápidamente hacia la unión bancaria

España y Alemania urgen avanzar rápidamente hacia la unión bancaria

Julio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
España y Alemania urgen avanzar rápidamente hacia la unión bancaria

El ministro de Economía español, Luis de Guindos.

La reunión entre el ministro de Economía español, Luis de Guindos, y el titular alemán de Finanzas, Wolfgang Schuble, rodeada de hermetismo se dio justo cuando Moodys le dio una advertencia a Alemania.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el titular alemán de Finanzas, Wolfgang Schuble, exigieron este martes en Berlín avanzar rápidamente hacia la unión bancaria, ante la difícil situación de España y la advertencia de Moodys a Alemania.Los ministros instaron en un comunicado conjunto a sus socios europeos a una "rápida aplicación" de las decisiones de la cumbre europea del pasado junio, lo que incluye "la construcción integral de una unión bancaria efectiva junto a una supervisión bancaria europea única".La consecución de este hito conllevaría la aplicación de las demandas españoles de permitir las ayudas directas a los bancos y la compra de deuda por parte del fondo europeo de rescate, y también la exigencia alemana de una supervisión bancaria y presupuestaria única en la zona del euro.La nota común subraya la importancia para España y la eurozona de la ayuda de hasta 100.000 millones de euros para sanear la banca y recomienda "la decisiva y rápida implementación plena de la hoja de ruta incluida en ese programa", es decir, las contrapartidas sectoriales y macroeconómicas.Schuble y De Guindos destacan asimismo las medidas "vitales" que se han aplicado en los últimos meses en España, así como su "estrategia de consolidación fiscal equilibrada", que persigue "la reducción del déficit excesivo de aquí a finales de 2014" y en la que participan las autonomías.El encuentro, rodeado de hermetismo, se produjo mientras la prima de riesgo española -que mide el diferencial entre los bonos español y alemán a diez años- cerraba en máximos históricos, a 638 puntos; y el selectivo Ibex 35 de la bolsa de Madrid se hundía hasta los niveles de marzo de 2003.Al mismo tiempo, en círculos políticos y económicos alemanes reverberaba el eco del aldabonazo de Moodys a Berlín, al situar "en perspectiva negativa" la calificación de su deuda soberana y ponerla en observación para una posible degradación.Expertos y medios alemanes indicaron que, más allá de lo citado en el comunicado, la entrevista abordaría la delicada situación de España, que sigue duramente acosada en los mercados a pesar del último programa de recortes de 65.000 millones de euros y de la aprobación de la ayuda a la banca.Fuera de la agenda quedó, aseguró el lunes De Guindos, la posibilidad de que España fuera a tantear a Berlín sobre un eventual rescate completo, ante las crecientes dificultades para financiarse en los mercados.Según anticipó también De Guindos, tampoco se abordó la demanda española -reiterada en los últimos días por el Gobierno español- de que el Banco Central Europeo (BCE) vuelva a adquirir bonos soberanos en el mercado secundario.Por su parte, la portavoz del Ministerio alemán de Finanzas, Marianne Kothé, sacó ayer de la lista de asuntos a debate el rescate a las Comunidades Autónomas con dificultades financieras, alegando que se trata de un "asunto interno" español.Moodys, por su parte, se encargó ayer de incluir, a última hora, un nuevo punto en la agenda del encuentro de Schuble y De Guindos.Al degradar de "estable" a "negativa" las perspectivas financieras de Alemania, Holanda y Luxemburgo, Moodys recalcó el estrecho vínculo entre las cuentas públicas del saneado norte y del deficitario sur de la eurozona, ligadas a través de los fondos de rescate.Su informe evidencia que Moodys considera que la Unión Europea no tiene aún mecanismos para aliviar a corto plazo las presiones que acosan a los países del sur de la eurozona.Alemania desdeñó de inmediato la decisión de Moodys, asegurando que la agencia no tiene en cuenta la solidez de su economía, al dar prioridad a los "riesgos a corto plazo" e ignorar "las perspectivas a largo plazo de estabilización".No obstante, la crisis ya está afectando a los indicadores macroeconómicos de la primera economía europea, que está ralentizando su crecimiento, y la canciller, Angela Merkel, ha reconocido en varias ocasiones que "las fuerzas" de Alemania "no son ilimitadas".De Guindos tiene previsto viajar este miércoles a ParÍs, para entrevistarse con el titular francés de Finanzas, Pierre Moscovici.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad