España sigue sumando desempleados, tasa alcanza el 24,4%

España sigue sumando desempleados, tasa alcanza el 24,4%

Abril 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
AP
España sigue sumando desempleados, tasa alcanza el 24,4%

El desempleo es el problema más grave a nivel social con el que lidia el nuevo gobierno de Mariano Rajoy, pero no el único.

El peso de la grave crisis económica que enfrenta España cayó este viernes como una losa sobre el mercado laboral, tras conocerse que el desempleo afecta ya al 24,4% de la población, el mayor porcentaje en 18 años.

El peso de la grave crisis económica que enfrenta España cayó este viernes como una losa sobre el mercado laboral, tras conocerse que el desempleo afecta ya al 24,4% de la población, el mayor porcentaje en 18 años.Un total de 365.900 personas perdieron su trabajo en el primer trimestre de 2012 , elevando la cifra de desocupados a 5,6 millones, según el Instituto Nacional de Estadística.Entre los inmigrantes, uno de los sectores más golpeados en esta larga travesía por el desierto que empezó en 2008 , la tasa alcanzó el 37%, situando en 1,2 millones el número de extranjeros desempleados.La tasa general de desempleo escaló del 22,9% de finales de 2011 al 24,4% un día después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajase dos escalones la deuda soberana del país ibérico, desde A hasta BBB+ (un aprobado), en un nuevo golpe a la lucha del gobierno conservador por equilibrar sus cuentas públicas."España está en una crisis de una enorme magnitud", dijo el canciller José Manuel García-Margallo. "Son unos datos terribles para todos y terribles para el gobierno".Con la economía en recesión por segunda vez en apenas cuatro años, un horizonte de contracción del PIB y los duros ajustes aplicados por el gobierno, el mercado laboral sigue prácticamente en coma.La caída del primer trimestre afectó a todos los sectores, especialmente los servicios, donde se perdieron 148.000 empleos.En total, hay 729.400 personas desempleadas más con respecto al primer trimestre de 2011. Hasta 1,7 millones de familias tienen a todos sus miembros sin trabajo. Y entre los menores de 25 años, la tasa de desocupación es de un 52%.Parte de estos datos corresponden al primer mes de funcionamiento de la nueva reforma laboral, que abarató las condiciones de despido y fue motivo de protestas en las calles con una huelga general el 29 de marzo.García-Margallo admitió que las medidas impulsadas por el gobierno no producirán efectos de forma inmediata, pero sí a mediano plazo.En la calle, las noticias, tiene muy intranquilos a todas las personas."La situación es muy mala, no hay trabajo. El único futuro que veo es sueldos de 400 euros (530 dólares) por ocho horas de trabajo. Y eso si lo encuentras", afirmó Enrique Sebastián, de 48 años, un auxiliar de quirófano desempleado a la salida de una oficina de empleo en Madrid."Es la primera vez que estoy sin trabajo. No veo salida a la crisis", aseguró Yolaine Dionicio, un dominicana de 27 que lleva 10 en España.El desempleo es el problema más grave a nivel social con el que lidia el nuevo gobierno de Mariano Rajoy, pero no el único.El objetivo de sanear las cuentas públicas y el sistema financiero a toda costa no sólo ha complicado la salida de la crisis sino que mantiene a España en el punto de mira internacional por las dudas sobre su solvencia.Desde que asumió el cargo a finales de diciembre, Rajoy ha adoptado una serie de medidas, casi todas impopulares, que incluyen drásticas reducciones de gasto en sanidad o educación y subidas generalizadas, aunque progresivas, de impuestos.El gobierno considera imprescindible cumplir el objetivo de reducción de déficit del 8,5% actual al 5,3% del PIB a finales de año.Según Alfredo Pastor, profesor de la IESE Business School en España, las perspectivas inmediatas no auguran un cambio de rumbo positivo."España sigue necesitando reformas más profundas", consideró Pastor. "En una situación de recesión, y además de la reforma laboral, el gobierno tiene que adoptar otras medidas para que el crédito fluya a las empresas y se pueda crear empleo".Desde hace tres semanas, el sobreprecio de los bonos españoles a 10 años en el mercado secundario, que marca la financiación para un Estado y sus bancos, se mantiene cercano al 6%. Asimismo la prima de riesgo en comparación al bono de referencia alemán sigue por encima de los 400 básicos.Aunque no existe una regla general, una prima de riesgo superior a los 400 puntos y un interés constante cercano a 7% de los bonos a largo plazo para financiarse marcan una línea roja de quiebra, que puede conllevar a la necesidad de un rescate financiero similar al que la Unión Europea puso en marcha para Grecia, Irlanda y Portugal.Pero la mayoría de los expertos creen que el problema de España no es tanto de deuda pública, sino privada (de las familias)."Parece que los mercados están diciendo que los bancos españoles van a necesitar ayudas, porque no van a poder cobrar esos préstamos y el gobierno no va a poder pagar", explicó Gayle Allard, del IE Business School en Madrid. "A España no le está yendo bien, pero no es Grecia".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad