¿Es realmente Cali una ciudad barata para vivir?

¿Es realmente Cali una ciudad barata para vivir?

Enero 28, 2018 - 07:58 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo Azcárate / Reportera de El país
Panorámica de Cali

Valor de la vivienda, servicios públicos, arriendos y costo del transporte público ratifican que la capital del Valle es una de las más económicas del país para vivir e invertir.

Archivo El País

La afirmación que hizo recientemente la revista Forbes de que Cali es la segunda ciudad más económica para vivir en la región e inclusive más barata frente a algunas urbes de Europa, genera dudas entre una parte de los caleños que perciben que la realidad puede ser otra.

Sin embargo, un gran número de indicadores económicos ratifica la tesis de la revista y muestra que la capital del Valle “es una ciudad fácil para vivir”, como lo describe Samir Campo, analista de la firma Raddar especializada en consumo y como lo señala Forbes, “Cali ha arrebatado el foco de atención, gracias al precio de las rentas que está entre 25 % y 30 % menos que en Medellín, lo cual la convierte en una ciudad incluso más atractiva. Una pareja puede vivir en Cali por unos 745 euros ($2.570.000 aproximadamente), incluyendo el alquiler”, informó la revista.

Lea también: ¿Por qué Cali es más barata para vivir?

Por ejemplo, en Cali el precio del transporte público urbano es más económico frente a Medellín y Bogotá; las tarifas promedio de hotel (entre enero y noviembre del 2017) fueron $82.000 inferiores que en Bogotá y $12.000 menos que en Barranquilla y estudiar un doctorado en áreas como la Administración resulta más favorable en la ciudad (ver gráficos).

El costo del cargo fijo y básico del servicio de acueducto es más barato en la capital del Valle y entre el 2010 y 2017 la inflación en la ciudad aumentó a un menor ritmo que el incremento del salario mínimo, elevando el poder adquisitivo de los salarios.

Un reciente estudio de la firma inmobiliaria Tinsa indicó que en el cuarto trimestre del 2017 Cali tuvo el precio de la tierra más económico. El metro cuadrado más costoso en ese periodo se vendió en la ciudad a $3,9 millones; en Bogotá en $6,2 millones y en Medellín en $4,4 millones.

Esto también se refleja en los arrendamientos como lo dice Forbes. “En Bogotá hay un sector que se denomina “La Felicidad” y allí hay vivienda estrato 3, donde los arriendos llegan a $1.800.000. En Cali con ese dinero se vive en el mejor sector de un estrato 6”, comentó Juan David Castaño gerente suroccidente de Analdex, quien está de acuerdo en que la ciudad es más barata para vivir frente a otras capitales principales de Colombia, pero recuerda que hay que tener en cuenta que los salarios en la ciudad también son menores.

¿Qué tan barata es Cali?

Lina Martínez, directora del Observatorio de Políticas Públicas, Polis, de la Universidad Icesi, explica que una cosa puede ser la percepción que se tiene desde fuera de Cali y del país y otra la que tienen los mismos caleños sobre su ciudad.

“Los datos que plantea el escalafón Forbes son reales para el público de la revista y eso es positivo porque promueve el turismo e impulsa a que la ciudad se convierta en un sitio de retiro como lo es la Florida en EE.UU.”, dijo.

Destacó que un salario básico en Europa de 1200 euros se convierte en casi $4 millones en Colombia y con eso una persona vive bien en Cali, eso “es un gangazo” y hace que la capital del Valle se vuelva aún más atractiva.

Lea también: "Tenemos que hacer que el caleño redescubra la ciudad": Secretaria de Turismo

Sin embargo, dice que el caleño se mueve en otro espacio porque gana en pesos y su salario es menor frente a otras principales capitales, por eso puede percibir que la ciudad no es tan barata.

Al respecto Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), ratificó que el informe de Forbes está escrito desde la perspectiva de un extranjero de un país desarrollado y desde ese punto de vista “Cali ofrece una muy buena relación costo-beneficio. La ciudad tiene buenos atractivos y servicios a precios, que comparándolos con los de otras ciudades grandes del mundo, son bastante asequibles”.

Según cálculos de la CCC, entre las principales ciudades, Cali y Bogotá cuentan con menor ritmo de crecimiento del IPC para hogares de ingresos bajos.


Para el directivo, en la medida que la capital del Valle pueda atraer personas a vivir e invertir (empresarios, jubilados) se dinamiza la actividad económica y con ello mejoran las condiciones de vida para todos. Esto puede representar más empleo y con mejores condiciones, pues la informalidad es uno de los problemas de la Sultana. Hoy casi la mitad de la población ocupada está en esa condición (47%).

Samir Campo reitera que en “Cali es más fácil vivir”. “En 2017 la inflación no fue la más baja del país, pero el gasto tuvo buen ritmo, lo que significa que la ciudad no se afecta y la gente soluciona sus necesidades básicas”.

Agregó que mientras un barranquillero gasta 4 pesos de cada 10 en alimentos, un caleño gasta 3 pesos. “Entre menos pesa la compra de alimentos en el gasto tienes una ciudad donde es más fácil vivir”, anota.

Para Carlos Andrés Pérez, director Económico y de Competitividad de la CCC, lo importante del escalafón de Forbes es que la comparación se hace entre varias ciudades del mundo con similares estándares de calidad de vida, teniendo en cuenta no solo el costo de vida, sino también otras condiciones como las ofertas cultural, gastronómica y de salud, entre otras cosas. “El hecho de que Cali haya sido incluida en este estudio refleja los avances en calidad de vida que se han registrado en los últimos años”.

Además, recalcó que muchos indicadores están a favor como la inflación que en los últimos 7 años creció a menor ritmo en comparación con otras grandes capitales.

También, si se comparan gastos cotidianos se ven diferencias: en la ciudad la carrera mínima vale $4500; en Bogotá $4400; Medellín $5400 y Cartagena $6700. Asimismo, la entrada a cine en una sala 3D vale $20.000 en Cali, $30.500 en Bogotá, mientras que baja a $18.500 en Medellín.

Una urbe que ofrece mejores oportunidades para la inversión

Una de las seis razones que utiliza la Agencia Invest Pacific para convencer a los empresarios extranjeros de situarse en Cali es precisamente el costo-beneficio.

Alejandro Ossa, director de la agencia, explicó: “no promovemos que somos una ciudad barata sino con costos eficientes, que ofrece el mismo nivel de servicios educativos, de salud, inmobiliarios y de conectividad que cualquier ciudad capital latinoamericana, pero a unos mejores precios”.

Agregó que esto, unido a la ubicación de la ciudad, cerca al puerto de Buenaventura, a la infraestructura de conectividad, el tejido empresarial, el recurso humano y la calidad de vida que ofrece la capital del Valle, hacen que la ciudad marque la diferencia.

Lea también: Colombia es cada vez un destino turístico más apetecido

El analista económico Julio Escobar afirmó que establecer una empresa de Estados Unidos en Cali es de tres a cuatro veces más barato. “Con un salario mínimo de ese país de US$1900 acá se pueden pagar hasta cuatro trabajadores de calidad y más preparados”, dijo.

Por ejemplo, señaló que un tecnólogo en Cali puede ganar de uno a tres salarios mínimos, un directivo 5 salarios mínimos y un gerente 20 salarios mínimos. “Todos pueden vivir en Cali con mejor calidad de vida que en otros lugares, con una variedad gastronómica única, por eso creo que el mejor negocio para un inversionista extranjero es establecerse en el Valle”, resaltó.

El año pasado se situaron en Cali y el Valle 22 nuevos proyectos empresariales y para este año la agencia Invest Pacific espera ayudar a instalar un número similar de iniciativas empresariales.

Según cifras de Numbeo, portal que compara los indicadores de diferentes ciudades, Cali ofrece la mano de obra más económica frente a Medellín, Bogotá, Quito, Lima y Ciudad de México (ver gráficos).

También el costo de arrendamiento de oficinas es favorable. De acuerdo con datos de la agencia Invest Pacific y con fuente Kpmg el metro cuadrado promedio de una oficina en la capital del Valle el año pasado fue de US$9,6, mientras que en Medellín estaba en US$12,8, Lima US$17 y Bogotá US$19.

Juan David Castaño, gerente Suroccidente de Analdex, comentó que un reciente estudio que el gremio realizó para una empresa demostró que los costos asociados a la compra o alquiler de bodegas están hasta 40 % por debajo de los que rigen en Bogotá.

De igual forma, los costos de operación de una compañía pueden ser entre 15 % o 20 % por debajo de los que tiene la capital de la República. “El impacto es más importante para una pequeña o mediana empresa. El arrendamiento de una bodega de 5000 metros cuadrados vale, por metro cuadrado, en Cali $10.000 y en Bogotá unos $26.000, lo cual es una oportunidad para atraer inversión”.

Estas ventajas de Cali y la región las confirma Federico De Vries, directivo de Yara, una empresa Noruega que vende fertilizantes y productos de nutrición para el sector agropecuario.

“Estamos invirtiendo en el centro de distribución más grande que Yara tendrá en Latinoamérica y el de más alta tecnología. El Valle y el puerto de Buenaventura ofrecen una oportunidad logística muy importante y pese a que en la Costa Atlántica están ubicadas las unidades de producción de Yara y otras compañías como Monómeros, apostamos por las inversiones en esta región”.

Agregó el empresario que otro elemento fundamental para la compañía tiene que ver con la disposición del talento humano. “Encontramos mano de obra calificada y muchos proyectos para seguir mejorando en este sentido. Nosotros estamos buscando tecnificar la operación y pasar de tener mano de obra de baja calificación a una de alta calificación, profesionalizando la fuerza operativa”.

De igual forma, Jaime Miller, CEO de Zonamerica, dijo que “elegimos a Cali como sede del proyecto porque en ella convergen características que son difíciles de encontrar en una sola ciudad. Ofrece costos operacionales competitivos, no sólo a nivel regional sino también en el interior del país, cuenta con todas las ventajas a nivel de conectividad internacional y apoyo gubernamental. Además encontramos un socio, la firma Carvajal, con quienes compartimos los mismos valores”.

La tarifa de cargo fijo de acueducto en Cali para la industria es las más baja entre las principales ciudades. El M3 en Cali valía en 2017 $9995, en Bogotá $16.437 y en Bucaramanga $14.674.

¿Caleños satisfechos y orgullosos?

La desaceleración económica que se vivió en el 2017 afectó la percepción de los caleños sobre la ciudad, sin embargo, más de la mitad de los habitantes se sienten satisfechos y orgullosos de vivir en
la Sultana del Valle.

La más reciente encuesta de ‘Cali Cómo Vamos’ indica que el 57 % de las personas se siente satisfecha con la ciudad. Este porcentaje bajó frente al 2016 cuando el 65 % tenía esa opinión.

De igual forma el 51 % de las personas que residen aquí aseguraron sentirse orgullosos de la ciudad, mientras que en 2017 la cifra fue de 63 %.

Lea también: El año empieza con inversiones en el turismo nacional

Marvin Mendoza, director del programa ‘Cali Cómo Vamos’, explicó que pese a los cambios en la percepción de bienestar el porcentaje de personas satisfechas y orgullosas aún sigue siendo alto.
“Son muchos los aspectos que pueden influir en la percepción, la inseguridad, problemas de movilidad y los económicos como el aumento del desempleo”, dice.


Por ejemplo, en 2017 el 19 % de los caleños se consideraba como pobre, pero los datos del Dane indican que el 15,4 % de los caleños dijo estar en condición de pobreza para el año 2016.

La medición del 2017 aún no se publica. Las últimas cifras conocidas mostraron que Cali logró una mayor reducción de la pobreza (1,1 puntos) frente a otras capitales como Medellín y Barranquilla.

Más opiniones

"Yo creo que Cali sí es una ciudad barata, por ejemplo esta semana compré la libra de papa a $400 eso me parece súper económico. Viví en Cartagena y frente a esa ciudad es más económica" - Alvaro Martínez (Propietario de Restaurante)

​"Hace una año que vivo en Cali y para mi no es una ciudad barata. Una de las cosas que me parece caras es el valor del taxi. En Valledupar este servicio es muy económico". - Paula Valencia (Asesora comercial)

"Creo que comparado con Bogotá muchas cosas son más baratas en Cali, pero para el que gana el salario mínimo es difícil vivir porque el costo de la canasta familiar es alto”. - Juan Andrés Murillo (Empleado)

"Cali está en un nivel intermedio, ni tan caro ni tan barato. He escuchado que la gente se queja del valor del transporte, de los útiles escolares, de los seguros, entre otras cosas”. - María Carabalí (vendedora)

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad