“Es clave tener un bajo costo de capital”

Julio 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Memphis Viveros, consultor en Banca de Inversión
“Es clave tener un bajo costo de capital”

Memphis Viveros, consultor en Banca de Inversión.

Memphis Viveros, Economista de la Universidad del Valle, Especialista y Máster en Finanzas de la Universidad ICESI en convenio con el Illinois Institute of Technology de Chicago, habla sobre competitividad.

La competitividad empresarial es una necesidad en un mercado libre y abierto como el colombiano debido a la apertura económica desde 1990 y a los tratados de libre comercio firmados en especial el de Estados Unidos hace dos años, pues han llegado empresas con mayor experiencia que se financian más barato que las compañías colombianas sacándoles buena ventaja y amenazándolas. Para no ir lejos las empresas de los países con que firmamos la Alianza del Pacífico como Perú, Chile y México tienen un ingreso per cápita que supera los 15.000 dólares, mientras que en Colombia no supera los 11.000. Esto hace que Colombia tenga una calificación del riesgo crediticio menor y que nuestras tasas de interés sean mayores por lo que la rentabilidad debería ser mayor y como no lo es se pierde competitividad.Para mejorar la competitividad empresarial uno de los consejos es tener un costo de capital lo más bajo posible para que la empresa pueda crear valor económico agregado (EVA®) y maximizar su valor en el mercado, éste es el objetivo básico financiero. En primera instancia debe procurar que su nivel de endeudamiento (pasivo/activo) esté entre el 40% y el 60%, si es inferior al 40% su costo de capital será muy alto al desaprovechar beneficios tributarios por intereses y por tener tanto capital invertido en vez de préstamo, si el endeudamiento es superior al 60% el riesgo financiero es alto y cualquier caída en las ventas afectaría la capacidad de pago y los socios no recibirían el dividendo esperado por el alto grado de apalancamiento financiero.Otro consejo para los empresarios es obtener mayor información, la asimetría en este caso consiste en que no todos tienen la misma información, en el caso de la financiación se le conoce como la teoría del Pecking Order (orden jerárquico) ya que los empresarios prefieren financiarse primero con recursos internos como capital propio o utilidades retenidas, luego con deuda bancaria costosa, luego con préstamos de fomento y por último con capital externo como nuevos socios o emisión de acciones, la falla de este orden o jerarquía es que se prefiere o se inicia con el más costoso y muy pocas veces se financia con las fuentes más baratas.Es importante explorar y medir la opción de financiarse con capital externo, nuevos socios o emisión de acciones pues se comparte el riesgo y se espera transferencia de tecnología, si se va a tomar la opción de financiamiento que sea de fomento con bancos de segundo piso como Bancoldex, Findeter y Finagro que son brazos financieros del gobierno para el fomento empresarial, al igual con fondos de Emprender e Innpulsa que tienen programas complementarios. ¿Qué hacer?Lo primero es un diagnóstico financiero para medir si la empresa está creando o destruyendo valor económico agregado (EVA®); segundo, determinar al menos dos escenarios en los que se pudiera ser más competitivo y tercero iniciar un plan de estructura de financiamiento que le permitirá a la empresa crear valor para sus accionistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad