Epsa no hará proyecto hidroeléctrico en Caldas

Marzo 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Epsa  no hará proyecto hidroeléctrico en  Caldas

Líder. Óscar Iván Zuluaga Serna, gerente general de Epsa, dijo que la empresa sigue desarrollando tres proyectos.

La empresa vallecaucana le vendió los derechos a Inficaldas para que desarrollen la obra.

La Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, transfirió al Instituto de Financiamiento, Promoción y Desarrollo de Caldas, Inficaldas, todos los activos y derechos que mantenía en el proyecto hidroeléctrico Miel II.La venta de dichos activos se hizo por un valor de $7.158 millones, según informó la compañía, que espera perfeccionar el negocio la próxima semana.“Este contrato incluye la participación accionaria de Epsa en la sociedad promotora Miel II y los activos intangibles que tiene la compañía asociados al proyecto”, dijo Óscar Iván Zuluaga Serna, gerente general de la organización.Destacó que desde el inicio del proyecto Miel II, Epsa valoró la importancia de esta obra para la región y el país, razón por la cual cumplió con todas las obligaciones contraídas para su desarrollo y adelantó todas las acciones para su ejecución.Sin embargo, “hoy estos esfuerzos culminan con la venta de la participación de la compañía, lo que posibilita, que Inficaldas y la región, avancen en el proyecto”, señaló Zuluaga Serna.Asimismo, Juan Guillermo Londoño, presidente de Epsa aclaró que durante cuatro años la organización trabajó con el gobierno de Caldas para sacar adelante la iniciativa, pero no se cumplieron todos los acuerdos de cooperación realizados con anterioridad.“No continuamos con esta propuesta porque dada la tardanza en celebrar los acuerdos las compañías nuestras, Colinversiones y Epsa, adquirieron en la ultima subasta de electricidad unos compromisos para desarrollar proyectos por US$700 millones que hacen que los recursos sean limitados y no se pueda acompañar más a Miel II”, explicó el directivo.El gerente de Inficaldas, Marcelo Mejía, afirmó que el paso siguiente del Gobierno local será contratar una banca de inversión para establecer el valor de la obra, pues estudios anteriores habían indicado que su construcción estaría por encima de los US$200 millones.De igual forma, el Gobernador de Caldas, Guido Echeverri, dijo que una vez establecido ese valor, se buscará un nuevo socio inversionista para la hidroeléctrica de Miel II que tiene una licencia ambiental otorgada desde abril del año 2010. Según directivas de la Empresa de Energía del Pacífico, esta situación no afecta el actual plan de expansión de la organización, en el que vienen invirtiendo alrededor de $500.000 millones en la región. A comienzos del 2011 Epsa inició operación de la hidroeléctrica de Amaime, ya está en pruebas la central de Alto Tuluá y a final de este año esperan que opere el proyecto de bajo Tuluá.El próximo 21 de marzo se perfeccionará la venta de la hidroeléctrica Miel II a Inficaldas, que realizará el primer pago de cuota incial del contrato por $2.000 millones. El resto de los recursos se aportarán a lo largo del año, según informaron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad