Epsa desiste de construir la segunda línea de energía a Buenaventura

Epsa desiste de construir la segunda línea de energía a Buenaventura

Junio 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Epsa desiste de construir la segunda línea de energía a Buenaventura

El trazado de la segunda línea de energía para Buenaventura está invadido hoy por más de mil viviendas y ranchos, según comprobó la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, en esta toma aérea.

Los sobrecostos llevaron a esta empresa a tomar esa decisión. Ahora tendrá que licitarse la obra.

Los tropiezos que sufrió la Empresa de  Energía del Pacífico (Epsa)  para ejecutar la segunda línea de energía a Buenaventura, llevó a esta compañía a desistir del proyecto. 

Así lo informó Epsa  a la  Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), entidad que ahora deberá sacar a a licitación esta obra.

Según Julián Darío Cadavid, vicepresidente de Distribución y Transmisión de Epsa,  el proyecto se fue encareciendo a lo largo del tiempo, de manera que se pasó de  una inversión de $36.000  millones, planteados inicialmente, a  $70.000 millones. 

“Desistimos de la inversión porque vemos que no lo podemos hacer, tenemos que ser responsables y no podemos invertir en algo que no tenga rentabilidad”, dijo. 

Epsa ya había realizado los estudios de la línea y una vez se demarcó el trazado empezaron a invadirse  los terrenos y se estima que hay más de mil viviendas en el camino del proyecto. La compañía intentó cambiar el trazado, pero aseguró Cadavid que esto resultaría muy costoso.

Además “se recibieron pretensiones adicionales a las acordadas por parte de algunas comunidades, se registraron daños ambientales de terceros sobre el lote destinado a la subestación, se presentaron demoras en la obtención de los permisos de acceso y adquisición de servidumbres, entre otras razones, que desbordaron todas las proyecciones iniciales de los costos”.

La empresa alcanzó a invertir $12.000 millones desde  el año 2012 en estudios y adquisición de equipos, los cuales serán usados en otros proyectos.

La decisión de la Empresa de Energía del Pacífico demorará aún más la ejecución de la segunda línea de energía para Buenaventura, una obra que han reclamado los gremios de la región para dar mayor seguridad en servicios al Puerto que ha aumentado la demanda. 

En el pasado, por hechos de violencia (voladura de torres) o desastres naturales, el Puerto se quedó sin energía por varios días con las consecuencias evidentes para la industria y el comercio. De ahí la necesidad de que tuvieran una línea de respaldo que fortalezca el sistema energético. 

Gabriel Velasco, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) en el Valle del Cauca, dijo que  esta noticia se une a otras que se han dado en el departamento y que generan mucha preocupación porque afectan la infraestructura y competitividad.

“Buenaventura requiere confiabilidad, redundancia y mayor capacidad. Con una sola línea la ciudad no sólo está  expuesta a quedarse sin energía, sino que la capacidad de esta es insuficiente para asumir el aumento de consumo por el crecimiento natural de la población y la llegada de nuevas empresas e industrias al puerto”, dijo.

Agregó que  es “lamentable que las ocupaciones intencionales por parte de algunas comunidades étnicas vecinas, hayan causado sobrecostos y obstáculos insalvables para el proyecto.  El Puerto, la región y el comercio exterior del país necesitan que se generen alternativas de solución para que se pueda materializar esta obra estratégica”.

Al respecto, Julián Darío Cadavid,  explicó que la compañía es consciente de la importancia del proyecto para la región y ha hecho todo lo que está a su alcance para ejecutarlo; pero, “lamentablemente, se han presentado externalidades que lo han inviabilizado, impidiendo su cierre financiero”.

El proyecto de la segunda línea a Buenaventura tiene dos componentes: la línea de transmisión a 115 kV  en un trazado de 58 km, y la subestación Bahía de 115 kV.

Sobre el proyecto

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad