Entró en marcha reforma arancelaria en Colombia

Noviembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Entró en marcha reforma arancelaria en Colombia

Fuente: Dane. Gráfico: El País.

Habrá decreto para oficializar medidas que reducen costo de bienes e insumos importados.

Con la reforma arancelaria que busca abaratar los costos de bienes, insumos y materias primas que no se producen en Colombia, el Gobierno proyecta que la demanda de importaciones aumente este año en US$2.500 millones.Las medidas adoptadas el viernes, serán complementadas hoy con la expedición de un decreto reglamentario el cual dejará en firme las disposiciones.La reforma al sistema arancelario colombiano, es decir, a los impuestos que se cobran por las importaciones de materias primas, bienes de capital y de consumo, cobijará a cerca de 4.000 de las 7.000 partidas que conforman dicho sistema.La reducción en los aranceles les permite a las empresas, en especial a las pequeñas y medianas industrias, acceder a insumos y equipos más baratos, que en su gran mayoría no son elaborados en Colombia, lo que mejora su competitividad para exportar y vender bienes y servicios en el mercado nacional a precios competitivos beneficiando así a toda la población, aseguró el presidente Juan Manuel Santos.“Con la reducción de los aranceles a bienes de consumo ganan todos los colombianos, que pueden acceder a más productos de calidad con precios más bajos”, agregó.Por ejemplo, en el caso de harinas, alimentos procesados, azúcar y confitería gran parte de estos productos tienen aranceles de 20%. Al ser bienes de consumo se bajarían al 15%.Hoy entre el 70% y el 90% –con excepción de las harinas con 20%– las importaciones de los productos de este sector no registran producción en Colombia y son esenciales para fabricar bienes de consumo de los hogares.Los beneficiados de esta rebaja son los consumidores y sectores como las panaderías que son en su gran mayoría pymes intensivas en empleo y producen bienes no transables, como el pan fresco.A las empresas agrícolas, al igual que los ingenios tendrán beneficios, ya que se les reducen los aranceles para equipos de siembra y cosecha, herbicidas, plaguicidas y fertilizantes. A los confiteros se les bajará el arancel del azúcar y maquinaria para empaques, explicó por su parte el Ministerio de Comercio.Por su parte, las empresas harineras gozarán de menos tributos para importar bienes de capital y equipos para molienda de cereales. Se rebajan los impuestos a la maquinaria y aparatos de panadería, pastelería y galletería, lo mismo que a los equipos para fabricar pastas alimenticias.La cartera de Comercio consideró que con la rebaja arancelaria, Colombia ganará en competitividad, ya que otros países tienen hoy aranceles más bajos que los nuestros.El Foro Económico Mundial en su reporte para 2010–2011 muestra que Colombia, en materia arancelaria, ocupa el puesto 101 entre 139 países. En Colombia los aranceles nominales promedio ponderado por comercio son: 20% para bienes de consumo; 10% para materias primas; y 8% para bienes de capital, que son mayores al promedio de países con similar nivel de desarrollo.Crece el azúcar importadaDe acuerdo con un informe del Dane, divulgado por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, las importaciones de azúcar entre enero y julio del 2010 llegaron a 71.839 toneladas, para un crecimiento del 83% frente a igual período del 2009.Se trata, según el reporte, de las importaciones del granulado, más altas de la historia, luego de las registradas entre enero y julio del 2007.Y agrega el informe: “El chorro de importaciones parece no parar. Según cifras preliminares portuarias, entre agosto y octubre pasado, ingresaron a Colombia 67.000 toneladas adicionales, por lo que la cifra total en lo corrido del año alcanza las 138.000 toneladas”.Son dos las causas para este comportamiento: el sistema arancelario redujo el arancel y lo situó en 0, debido a que los precios externos están en un nivel histórico alto. Y en segundo lugar, la revaluación del peso en 15% abarata esas compras.Dato claveCon la rebaja arancelaria, según el Gobierno, se contribuye a reducir la presión por la actual revaluación del peso, y de paso se pueden crear otros 150.000 empleos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad