Encuesta revela que los colombianos saben muy poco de café

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa | Elpais.com.co

Una encuesta de ‘Toma Café’ rajó a los consumidores nacionales. Solo se destacaron en la preparación de la bebida.

A los colombianos no les fue bien en la encuesta sobre cultura cafetera, elaborada por el programa ‘Toma Café’ en conjunto con el Centro Nacional de Consultoría con el propósito de evaluar el conocimiento de la cultura cafetera en ocho regiones del país. La calificación nacional es de solo 3,9 puntos sobre 10.Los colombianos encuestados fueron positivos cuando se les preguntó cómo autocalificarían su conocimiento de café. En promedio se atribuyeron 5,2 puntos, aunque se declararon sorprendidos, conforme se les preguntaba por temas asociados al proceso productivo, al producto terminado, la preparación de la bebida y asuntos de responsabilidad social. En realidad no saben tanto sobre el atractivo que despierta en todo el mundo el grano y sus derivados. Aunque los más optimistas fueron los cundinamarqueses, finalmente fue la región del Eje Cafetero la que demostró (con una calificación de 4,5 sobre 10) que su cercanía con la cadena productiva de la bebida no se ha ido 'a saco roto'. En segundo lugar destacó el conocimiento de municipios consultados en Guaviare (San José) y Putumayo (Colón y San Francisco), seguido por el centro del país y Cundinamarca. Los resultados menos satisfactorios fueron para Antioquia y el Atlántico, ambos con 3,7 puntos en promedio. Ana María Sierra, directora del programa Toma Café lamenta que “paradójicamente, los consumidores colombianos, que nos sentimos altamente orgullosos de nuestro café” no sepamos lo suficiente de la bebida. De hecho, asegura que es “casi un deber que seamos los embajadores de nuestra bebida nacional”.Sierra ha encontrado durante su gestión que el café es la bebida preferida por los colombianos dentro y fuera del hogar, pues está presente casi en el 50% de las ocasiones de consumo del día. “Empezamos a tomarlo en familia (50 % antes de los 10 años), de la mano de nuestras madres y abuelas, por lo cual nos transmite seguridad y es símbolo de tradición y colombianidad”, aseguró. Lo que no se sabe de la bebidaLas etapas por las que atraviesa el café para llegar del arbusto a la taza resultan no ser bien conocidas y palabras como trilla, tostión o cata resultan menos familiares. Eso les sucedió a los más de mil encuestados. La única categoría en la que los conocedores están por encima de quienes no tienen ningún conocimiento es en la de preparación del café.Cuando se les pidió a las personas que calificaran su saber, las ausencias más grandes se identificaron sobre: tostión (transformación de los granos de café verde mediante la aplicación de calor), con 59 %; trilla (operación que se hace con la cosecha para separar el grano de la cáscara), con 55 %; investigación científica sobre café, con 52 %, y cata de café (degustación que tiene como fin apreciar el sabor de la bebida para calificarlo o describirlo), con 48 %. En general, la medición revela que los temas de los que más saben los colombianos incluyen: cómo disfrutar un buen tinto, formas indicadas para conservar el café después de abierto, método para cosechar (recoger) el grano, factores geográficos y climáticos que influencian el cultivo y variedades de café que se cultivan en Colombia. Por el contrario, los puntos en los que menos consultados acertaron fueron: nombre que se le da al fruto del café después del beneficio y secado (café pergamino), nombre que se le da al fruto del café después del trillado, cuando le han quitado la cáscara o pergamino (café verde o almendra) o nombre que se le da al fruto del café cuando está rojo en el árbol (cereza). Durante esta evaluación se identificó que del tema saben un poco más los hombres y las personas mayores de 40 años, aunque en general el conocimiento del país es básico. Una de las conclusiones de la medición es que “hay una gran oportunidad para enseñarles a los jóvenes acerca del café y su cultura, pues es el grupo que reconoce que sabe menos de café y, en efecto, tiene la calificación más baja”. De hecho, un estudio realizado por la firma Synovate de Colombia en el 2011 encontró que los adolescentes (de 12 a 17 años) son indiferentes ante la bebida y no la perciben como muy actual, por lo que no aprecian sus cualidades. Sin embargo, el segmento de 18 a 24 años pesa un 22 % del mercado y lleva en sus hombros el consumo del futuro. Para Ana María Sierra el reto ha estado en romper ese paradigma de que el café es una bebida para personas mayores, ya que la generación de los consumidores en la cúspide de la industria se acerca hoy a la tercera edad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad