En multimillonario negocio, AT&T compró DirecTV

En multimillonario negocio, AT&T compró DirecTV

Mayo 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AP

Las compañías prevén completar el acuerdo en los próximos 12 meses después de una revisión de las autoridades reguladoras. Entérese por cuánto fue la transacción.

El gigante de telecomunicaciones AT&T Inc. acordó comprar la compañía de televisión satelital DirecTV por 48.500 millones de dólares -o 95 dólares por acción-, lo que le daría un base más amplia de suscriptores de video e incrementaría su capacidad de competir con Comcast y Time Warner Cable, que en febrero acordaron fusionarse. La propuesta de combinación de AT&T, sujeta a aprobación gubernamental, podría mejorar su servicio de internet al llevar a sus suscriptores de U-verse TV a un servicio de video por satélite, y con ello liberar ancho de banda en su red de telecomunicaciones. AT&T ofrece actualmente un plan de internet de alta velocidad en un paquete que incluye servicio de televisión de DirecTV. La adquisición ayudaría a la empresa a cosechar más frutos de esa alianza. Con 5,7 millones de subscriptores de U-verse TV y 20,3 millones de DirecTV en Estados Unidos, la empresa combinada resultante atendería a 26 millones de clientes. Eso le haría el segundo mayor operador de televisión pagada, después de Comcast-Time Warner Cable, que tiene 30 millones de clientes. Las compañías prevén completar el acuerdo en los próximos 12 meses después de una revisión de las autoridades reguladoras. Bajo los términos del acuerdo del domingo, los accionistas de DirecTV recibirían 28,50 dólares por acción en efectivo y 66,50 dólares por acción en acciones de AT&T. El valor total de la transacción es 67.100 millones de dólares, incluyendo la deuda neta de DirecTV. El acuerdo pudiera enfrentar un severo examen por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones y los reguladores antimonopolio del Departamento de Justicia. A diferencia de Comcast Corp. y Time Warner Cable -que no compiten en el mismo territorio- U-verse, ofrecido en 22 estados, sí compite directamente con DirectTV, que está disponible en todo el país. La combinación reduciría las opciones de proveedores televisión pagada, de cuatro a tres, para 25% de los hogares estadounidenses, de acuerdo con un analista de Morgan Stanley, Ben Swinburne. Menos competencia resultaría en precios más elevados, algo que es causa de preocupación para los reguladores. AT&T tiene su sede en Dallas, Texas. DirecTV seguiría afincada en El Segundo, California, luego de la fusión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad