En medio de una tormenta, Isagén sale este miércoles a subasta

En medio de una tormenta, Isagén sale este miércoles a subasta

Enero 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En medio de una tormenta, Isagén sale este miércoles a subasta

Sede de Isagén en Medellín.

Diferentes sectores tanto políticos como sociales critican venta a un solo postor. El Procurador dice que será un mal negocio.

A pesar de la tormenta que ha generado la subasta de Isagén, donde el Gobierno tiene el 57,6% de las acciones, la empresa, que es la tercera energética más importante de Colombia, saldrá este miércoles a subasta.

A pocas horas de ese proceso, el cual tendrá un solo oferente, que es el fondo canadiense Brookfield Asset Management, luego de que la firma chilena Colbún se retirara, el procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez, envió una carta al presidente Santos advirtiendo que “no es un buen negocio”, salir de ese activo. 

A pesar de esa advertencia, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que la subasta se hará porque no es ilegal, y que “Isagén no será regalada a nadie”.

Lea también: Isagén ya lista para cambiar de dueños

El funcionario indicó que el inversionista que desee quedarse con las acciones de Isagén no deberá pagar menos de $ 4130 por cada una, con lo que el Gobierno aspira obtener al menos $ 6,5 billones para destinarlos a financiar la construcción de varias autopistas de cuarta generación.

Cárdenas insistió en que el “reglamento operativo de la subasta lo permite” y agregó que el Decreto 1082 del 2015 da vía libre para adjudicar con una sola oferta.

[[nid:498136;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/01/isagen.jpg;full;{}]]

Aún así, diferentes dirigentes políticos han cuestionado la venta de la empresa energética, al señalar que su privatización será un golpe para las finanzas del país.

El senador por el Polo Democrático, Jorge Robledo, denunció en su cuenta de Twitter, que  “Brookfield, única empresa en la puja por Isagén fue investigada por sobornos en Brasil”, y en iguales términos escribió la senadora Claudia López.

A su turno, la senadora y exfiscal, Viviane Morales, conceptuó que “prefiero a Juan Manuel Santos como el presidente que logró la paz y no como el que regaló el activo más importante del país”.

Este martes, la Sección Cuarta del Consejo de Estado no acogió argumentos presentados por 12 congresistas para suspender de manera provisional la venta de Isagén, por existir un solo proponente para hacer la subasta. 

Lea también: Consejo de Estado no acogió petición de suspensión de venta de Isagén

La decisión la tomó el magistrado José Octavio Ramírez, quien es el ponente en este proceso. 

Más críticas

Entretanto, José Roberto Acosta, miembro de la Red de Justicia Tributaria  sostuvo que “si se lleva a cabo la venta, el Gobierno corre un grave riesgo de concurrir en demandas por un daño irremediable a la Nación. Lo correcto es desistir de la operación”.

Por su parte, Elber Castaño, miembro del Sindicato de Isagén, afirmó que “lo que se hace hoy no es una subasta, porque habrá un solo oferente, pues para que haya una puja se necesitan varios interesados”, por lo que la negociación será ilegal.

Lo cierto es que si la firma  Brookfield Asset Management se queda con Isagén, una empresa que genera utilidades anuales por $460.000 millones y cuenta con 10.609 gigavatios instalados (16,5% del mercado), concluirá así una polémica historia que comenzó el 23 de julio de 2013 en medio de críticas y advertencias.

Las opiniones

?La Nación saldrá perdiendo: Ordoñez

En la carta enviada este martes por el procurador Alejandro Ordoñez al presidente Juan Manuel Santos, éste advirtió que la Nación saldrá perdiendo con la venta de Isagén, además de que se ocasionará “un grave detrimento para el Tesoro Nacional. 

Recordó que en 2013 cada acción valía US$ 1,71 y  hoy la misma cuesta US$ 1,25, es decir, que se ha presentado una disminución del valor en un 27 %. “De cada acción los colombianos están perdiendo       $ 1,511,68 si el Gobierno realiza la venta”, subrayó.

Dicho valor representa  US$ 0,46  menos sobre lo que se pagaría por cada acción, en comparación con el valor inicial estimado por el Gobierno Nacional en el año 2013” (sobre la base de un total de 1.571.919.000 títulos), enfatizó Ordoñez en la misiva al Jefe del Estado.

Siendo así, aseguró, el jefe del Ministerio Público,  “se perderían  $ 2,37 billones al hacer la conversión con el precio actual, puesto que el Decreto 2468 de 2015 no cubre ese diferencial.

Puso de presente que “esta situación, sumada al aumento de la inflación y al impacto que pueda tener la venta en las tarifas del servicio de energía, podría hacer más gravosa la situación económica de los colombianos y “el Gobierno no debería pasar esto por alto”.

El Procurador aprovechó para pedir más austeridad en el gasto y acabar con la “mermelada”, vena rota del presupuesto público para atender apetitos clientelistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad