"En este momento el negocio del café es difícil": Minagricultura

Noviembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa.

Ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde.

Rubén Darío Lizarralde le dijo a los campesinos que hasta no tener un diagnóstico claro acerca de la situación actual del sector cafetero, no deberían realizar nuevas siembras.

El ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, invitó a los productores de café a no realizar nuevas siembras y "no invitar a nuevos campesinos a que participen en el negocio" hasta no tener un diagnóstico claro acerca de la situación actual del sector. "Mientras no tengamos un panorama absolutamente claro del cultivo, su comercialización y de los apoyos para los caficultores, tenemos la obligación moral de mejorar con los que estamos en el negocio, y de no invitar a nuevos campesinos a que participen en él”, dijo el Ministro. "En estos momentos las condiciones económicas del negocio no son favorables para que nuevos agricultores entren, entrarían y se perjudicarían", agregó. Según Lizarralde, con “nuevos caficultores, que no van a saber manejar adecuadamente sus cultivos, nos podríamos encontrar con que estos tuvieran más costos que ingresos, a pesar de los apoyos que está dando el Gobierno”. Aunque la producción este año ha aumentado y se espera que supere la meta de 10,6 millones de sacos y alcance los 11 millones, Lizarralde aseguró que "en este momento el negocio es difícil". Por eso dijo que el momento oportuno para hacer nuevas siembras es cuando las condiciones cambien. "Seguramente, en el trabajo que vamos a estar haciendo Gobierno, Federación y agricultores logremos una estructuración de los costos diferente, y seguramente en esa estructura del negocio las cosas van a cambiar, ahí haremos la invitación a que si hay agricultores que quieren participar más del negocio del café lo hagan con toda la tranquilidad", puntualizó. Salario ruralDurante la segunda jornada del LXXIX Congreso Nacional Cafetero, el Minagricultura también invitó a que se estudie los costos laborales del agro para repensar los salarios del sector rural. De acuerdo con Lizarralde, hay que revisar si el ingreso al trabajador urbano y el ingreso del trabajador rural tienen las mismas características en función de los costos y si los costos tienen las mismas características en función de los ingresos. Pero advirtió que "no son los mismos ni los ingresos, ni los costos del ciudadano urbano y del ciudadano rural”. Por lo que -dijo- que si se encuentran diferencias hay que plantearlas en la mesa de negociaciones del salario mínimo y hay que entrar a determinar si eso está impactando la economía rural para tenerlo en cuenta a la hora de definir el salario de los trabajadores del campo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad