En el 2014 se venderían otros 300.000 vehículos

Enero 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
En el 2014 se venderían otros 300.000 vehículos

27.659 vehículos se comercializaron en Colombia en octubre del 2013. Fue el mes con mayor número de ventas.

Las ventas de autos cayeron 7,0 % en el 2013. Sin embargo, fue el tercer mejor año en la historia.

La compentencia, el ingreso de nuevas marcas y las facilidades de financiación son algunas de las razones para que las ventas de automóviles en Colombia se mantengan en niveles históricos.El jueves pasado, el Comité Automotor Colombiano, integrado por Fenalco, Andi, empresas del sector y la firma Econometría, informó que el año pasado se comercializaron 293.846 vehículos en el país, lo que representa una reducción del 7,0 % frente al 2012 cuando se vendieron 316.018 unidades. En 2011 habían sido 324.570.Según el Comité, el 2013 fue el tercer mejor año en ventas de automotores que han registrado los concesionarios colombianos, lo cual indica que la economía nacional mantiene su ritmo. “En general los comercializadores siempre quieren vender más, pero creo que la cifra lograda era la esperada, algo muy similar a lo conseguido en el 2012”, dijo Juan Manuel García, director del Comité Automotor. Explicó que la dinámica del mercado se mantiene por la suma de varios aspectos: por un lado, la madurez del sector que hoy ofrece muchas posibilidades al consumidor, la competencia, marcas de todos los precios y por otra parte, las opciones de financiación.Según García, para este año el mercado espera ventas muy similares a las del 2013, las cuales podrían estar entre 300.000 y 310.000 unidades. “Seguramente puede haber un bajón en el segundo semestre por elecciones, pero hay eventos como el Salón del Automóvil en noviembre que pueden dinamizar el mercado”, explicó.Para algunos analistas, las ventas de vehículos se constituyen en un termómetro de la economía y son bastante representativas para el comercio, por eso si las cifras de desempleo siguen bajando se espera que la comercialización de automotores se mantenga.Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, opina que el número de carros vendidos evidencia que el país está bien y muestra indicadores sólidos.Sin embargo, dijo que en el caso de las autopartes el balance es agridulce porque siguen afectadas por el contrabando y el aumento de las importaciones. Según el balance de este gremio, la facturación del sector bajó, dado que en el 2012 vendieron US$4100 millones y el año pasado US$4050 millones. “Nos hemos visto afectados por el contrabando y una mayor presencia de autoparte usadas”, dijo.La expectativa de Asopartes es que las ventas de autos sigan bajando levemente en los dos siguientes años, pero repuntarán luego, dado que este es un negocio que responde a ciclos.¿Qué pasó con el mercado automotor?Análisis de investigadores de BancolombiaEn 2000 el país registraba ventas de vehículos de 60.358 unidades, lo cual revela que en términos reales el tamaño del mercado ha aumentado un 386 % desde entonces. Más aún, en el primer año del milenio mensualmente se vendían en promedio 5030 carros nuevos, suma que hoy se ha multiplicado por 4,8 hasta 24.487 unidades por mes.Si bien el mercado de vehículos en Colombia ha crecido 386 % desde 2000, el ritmo de expansión promedio anual ha sido 14,6 %, muy superior al crecimiento promedio que ha registrado la población colombiana en ese mismo lapso (1,2 %). De esta manera la brecha entre el crecimiento de las ventas reales de vehículos y el de la población puede explicarse por el incremento que ha tenido la población clase media, el nivel de ingreso promedio, la baja inflación, la apreciación cambiaria de los últimos años y por ende los menores precios de vehículos.¿Por qué “perdió potencia” el mercado en 2013?: En primer lugar, el más reciente auge de las ventas (años 2010 y 2011) se dio gracias al rápido crecimiento de la financiación en segmentos de vehículos de gama media, lo cual derivó en un rápido incremento del endeudamiento de los hogares que sin duda alguna “frenó” las decisiones de reemplazo de los vehículos por parte de los hogares e incidió en una anticipación de las ventas.Por otro lado, la rápida depreciación, o desvalorización de los vehículos nuevos sin duda alguna desincentiva el remplazo “rápido” de un vehículo usado por uno nuevo.Los cambios sobre la movilidad en varias ciudades del país pueden generar incertidumbre sobre los hogares y por ende llevarlos a posponer las decisiones de compra de vehículos. Además factores como la firma de acuerdos comerciales, la reforma tributaria, entre otros habría incidido en el desempeño del sector.Ahora, el contexto macroeconómico del 2014, en el cuál esperamos que la economía crezca 4,4%, que las tasas de interés suban hasta 4,0%, el desempleo continúe reduciéndose y la confianza de los hogares se mantenga, no será suficiente para que el mercado sostenga ventas por encima de las 300.000 unidades por año y un nivel superior en los próximos años. Quizá este sea el mejor momento para que la “desaceleración” de las ventas permita hacer los “cambios” oportunos que lleven al sector a un crecimiento sostenible, o como dirían en el mercado de vehículos “a velocidad de crucero”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad