Empresarios del Valle ven razonable aumento del salario mínimo, CUT anuncia protesta

Diciembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

De acuerdo con el sector empresarial del departamento, un incremento mayor perjudicaría la generación de empleo. CUT Valle calificó como "ritual" las mesas de concertación y anunciaron movilizaciones.

[[nid:367004;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/11/salario.jpg;full;{El salario mínimo legal para el año 2016 tuvo un incremento del 7%. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

El sector empresarial del Valle del Cauca señaló que el incremento del salario mínimo en Colombia para 2016, fijado en 7%, es un porcentaje razonable debido a que ir más allá deterioraría la generación de empleo en el departamento y el resto del país. Lea también: Salario mínimo aumentará un 7% y quedará en $689.454

Y es que tras las frustradas mesas de concertación entre los empresarios y las centrales obreras con mediación del Gobierno, el ajuste fue fijado por decreto. Eso quiere decir que desde el próximo viernes, los 1,8 millones de colombianos que ganan el salario mínimo recibirán $689.454.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, el incremento del 7% es adecuado teniendo en cuenta la coyuntura actual de la economía.

"En un momento en que la economía se desacelera, la generación de empleo también se desacelera y el Gobierno tiene dificultades fiscales, me parece que el 7% es un incremento razonable y, además, estaría un poco por encima de la inflación", afirmó.

De igual forma, agregó que el Gobierno tomó una decisión acertada "tanto para los que tienen empleo, como los que desean acceder a uno".

Por su parte, el director seccional de la Andi, Gabriel Velasco, aseguró que la decisión del Gobierno estuvo muy cercana a las pretensiones que tenían los empresarios que era un aumento del 6,8%.

"Lo que esperábamos era que estuviera en ese rango puesto que un incremento por encima de la inflación iba a dificultar la generación de más puestos de trabajo y dificultar el crecimiento y desarrollo empresarial", enfatizó.

Velasco añadió que el 7% es "un valor razonable" tanto para que los empresarios no pierdan competitividad como para que los trabajadores no pierdan capacidad adquisitiva. "Tener unos incrementos mayores va a tener mayor presión a la inflación y podría ir en contra de la generación de empleo", reiteró.

Al respecto, la directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, Christine Riani, afirmó que el 7% es un incremento que las empresas están en capacidad de asumir. "Para las empresas asumir un incremento mayor es muy difícil y les quitaría competitividad", precisó.

Además, indicó que uno de los problema que existe en el país es el alto costo laboral, lo que no permite que las empresas puedan asumir un reajuste mayor. "Nos volvimos un país importador, y la subida del dólar hace que estemos viviendo una inflación tan alta", agregó.

En cuanto a la falta de concertación para fijar el reajuste, Riani indicó que lograr un acuerdo "es muy difícil" cuando se tiene dos puntos de vista tan disímiles pero justificadas.

"Entendemos que los trabajadores siempre van a querer un aumento superior, porque vivir con un salario mínimo es complicado", aseveró.

Y es que desde que la comisión de concertación se creó en 1997 solo se ha llegado a un consenso en cinco ocasiones: 1997, 2003, 2005, 2011, 2013.

"No es de extrañarse que no se llegue a un acuerdo porque hay intereses opuestos", concluyó el presidente de la Cámara de Comercio.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT Valle, Wilson Saenz, manifestó que el incremento del salario mínimo no llena las expectativas de los trabajadores  y criticó la posición del Gobierno durante las concertaciones.

"El ritual que hacen el Gobierno y los empresarios donde dan una imagen al país de querer concertar, es eso, solo un ritual, porque históricamente se ha impuesto a 'rajatabla' el incremento", sentenció.

El dirigente gremial afirmó que el aumento de alrededor de $45.000 del salario no equivale a una realidad que vive el país. "Mientras aumentan el 7% el salario, van aumentar en la canasta familiar los productos que no estaban gravados con el 18%. Los trabajadores no van a tener poder adquisitivo", manifestó Saenz.

Por último, reiteró que debido a la inconformidad con el ajuste decretado por el Gobierno realizarán una movilización nacional en las primeras semanas del 2016.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad