Eliminación del efectivo, uno de los grandes retos de los bancos en Colombia

Julio 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Eliminación del efectivo, uno de los grandes retos de los bancos en Colombia

La falta de educación de las personas sobre los métodos de pago diferentes al efectivo, es una de las dificultades para incentivar las transacciones electrónicas y de las nuevas tecnologías entre los colombianos.

Que los usuarios se modernicen y utilicen las transacciones electrónicas es una de las metas de las entidades bancarias. La distorsión por los costos de este tipo de transacciones y la falta de confianza en el sector financiero, dos de los obstáculos.

Uno de los mayores retos que tienen los bancos es enseñarles a los usuarios a dejar de usar el efectivo y modernizarse a través de las transacciones electrónicas y de las nuevas tecnologías.

No obstante, esta cruzada se ha visto distorsionada por los costos de estas transacciones o por la falta de confianza en el sector financiero.

En la economía colombiana se mueven $88 billones de los cuales $42 billones están en efectivo es decir, el 46,97 % total. 

Para Liliana Vásquez, vicepresidente de Medios de Pago de Bancolombia, es necesario empezar a migrar a los pagos por tarjeta débito o crédito. Según Vásquez, el uso de efectivo resulta poco higiénico, inseguro a la hora de transportarlo, genera altos costos para los productores de billetes (227 mil millones; 0,03% del PIB); además, la circulación de 42 billones de pesos puede resultar en hechos de corrupción y en evasión de impuestos. 

Pero para la ejecutiva, la gran dificultad para empezar a implementar el pago electrónico en la sociedad, es la falta de educación de las personas sobre todas las demás particularidades que migrar de un método de pago a otro tenga. 

En ese sentido, también mencionó otras dificultades para empezar a dejar de lado el efectivo como: “Los bajos ingresos de la población, los costos asociados con el manejo de la banca, tales como la cuota de manejo y las comisiones, la baja rentabilidad de las cuentas, la poca confianza hacia el sector financiero, el desmonte de la devolución de los dos puntos del IVA y el impuesto del cuatro por mil”. 

Quizá uno de los problemas para empezar a realizar estos pagos es que Colombia es el país con menor número de datáfonos en el mercado de la región, detrás de Brasil, Venezuela, Chile México y Perú, con 391 por cada 100 mil habitantes, lo que también explica por qué el país es el segundo con menores compras electrónicas solamente superado por Perú. 

A pesar de todo esto, el uso de las tarjetas débito y crédito ha tenido un crecimiento importante en los últimos seis años, pues el pago por medio de tarjetas de crédito en 2009 pasó de ser de 7,6 % a 12,7 % a abril de 2015, mientras que con débito en ese mismo periodo fue de 15% a 21,4%. 

Además, la Vicepresidente de Medios de Pago de Bancolombia, aseguró que “Un país desarrollado, paga más por medios electrónicos que con efectivo”, pues cabe mencionar que los hogares realizan un consumo final del 50% con efectivo y el 37,30% del PIB está representada con la informalidad. 

Nuevos métodos de pago

En la búsqueda para que la penetración de los pagos por medio de tarjetas, la banca ha utilizado formas nuevas y novedosas para llamar más la atención del usuario y también para evitar el miedo a un posible robo o clonación de una tarjeta. 

Uno de estos métodos son las tarjetas con tecnología NFC, Near Field Communication, similares a las que utilizan los sistemas de transporte como Transmilenio o Transmetro, que solo con acercar la tarjeta débito o crédito al datafono, se puede realizar la transacción, sin necesidad de pasarla a un tercero. 

También están las compras online, desde el computador o los celulares, que cada vez se va popularizando más, por eso Vásquez explicó el término ‘billetera móvil’, que en resumidas cuentas se trata de realizar todos los pagos por medio del teléfono celular. 

Esta modalidad además de no representar un riesgo para el usuario en caso de robo, ya que todo se guarda en una nube, también se adapta a las preferencias del usuario y además, no solo incluye la participación de la banca, sino, también de otras empresas como Google, Apple, Samsung o Paypal. 

Finalmente, la ejecutiva mencionó que es importante que el Gobierno empiece a ayudar en esta misión que se ha propuesto la banca, pues además de las pérdidas ya mencionadas, por la producción o transporte del efectivo, el mayor uso de las tarjetas representaría un aporte del 0,03 % al PIB. 

Pero también dijo que los bancos deben trabajar más en entregar más información y trabajar más para que la gente conozca cuáles son los verdaderos costos de las transacciones electrónicas y en productos que no generen desconfianza en las personas. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad