El Valle venderá más de US$600 millones en snacks en el 2015

Julio 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Valle venderá más de US$600 millones en snacks en el 2015

30 municipios del Valle del Cauca tienen hoy influencia de la industria azucarera y confitera. El sector genera 190.000 empleos.

Los derivados del cluster de la caña configuran un renglón de alto impacto para la economía regional. ¿Cómo se ha logrado crear una industria de momentos dulces? Se lo contamos.

Si hay algo que caracteriza al Valle del Cauca es su clúster de la caña, del cual se derivan la producción de azúcar, la confitería, los snacks y galletas, al igual que la fabricación de productos químicos y hasta la generación de bioenergía.

Es por lo tanto un renglón altamente competitivo, por cuanto abarca toda una cadena que depende de la industria azucarera y sus 13 ingenios. Durante el 2014, la producción total de azúcar llegó a 2,39 millones de toneladas, cifra superior a los 2,12 millones de toneladas del 2013.

Por su parte, las exportaciones del granulado a diferentes mercados de América Latina y del mundo alcanzaron las 796.483 toneladas. 

En 2013 esas ventas externas habían llegado a 671.887 toneladas, mostrando así una importante recuperación.

La mayoría de las ventas externas de azúcar, lo mismo que de confitería, salen por el puerto de Buenaventura.

Dulce para el mundo

El renglón confitero es uno de los cuales el Valle presenta alta competitividad. Sus exportaciones facturan unos US$500 millones en promedio al año.

[[nid:447590;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/snacks500.jpg;right;{}]]

Y entre los protagonistas figura por ejemplo, Colombina S.A. -una empresa de 80 años de tradición-  que exporta hoy sus productos a 70 países y posee el 40% del mercado de la dulcería a escala nacional.

Esta multilatina vallecaucana fue precursora de la exportación de productos con valor agregado. Hoy tiene 250.000 clientes alrededor del mundo.

Otro jugador clave es Aldor, empresa que también está enfocada en confitería y snacks. Le sigue Yupi, que tiene sede en Caloto, Cauca, y que cuenta con el 15 % de participación. 

En la región también hay un grupo de compañías que dan la pelea en confites y snacks. Productos Calima, Rosquillas Caleñas, Manitoba y Del Alba son otras firmas que vienen conquistando un lugar entre los consumidores nacionales y extranjeros, pues atienden mercados vecinos como Venezuela, Ecuador y Perú. 

Con base en las expectativas de negocios, se espera que en el 2015 las ventas de confites y snacks superen los US$600 millones.

US$500 millones es la facturación promedio anual del ramo de la confitería y ‘snacks’ en el Valle. Muchos de los productos de las empresas locales se consumen hoy en el exterior. Colombina, por ejemplo, vende en 70 países. 

796.483 toneladas de azúcar exportó el Valle a los mercados de la región andina, lo mismo que a Centroamérica y el Caribe. La mayor parte de esas ventas se hace a través del puerto de Buenaventura, que tiene un muelle granelero especializado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad