Hoy:

    El Valle sigue siendo un departamento cafetero

    Junio 27, 2017 - 01:10 a.m. Por:
    Redacción de El País 
    Cosecha de café

    Cosecha de café.

    Archivo de El País

    El cultivo del café sigue siendo unas de las actividades económicas más importantes de la región en materia agrícola y según Héctor Fabio Cuéllar, gerente del Comité de Cafeteros del Valle, después de la caña de azúcar el café es el que más área ocupa y el que más empleo genera.

    Actualmente, 39 de los 42 municipios del Valle del Cauca siembran café, lo que incluye 1.067 veredas de la región, pero los mayores productores están en el norte del departamento: Sevilla, El Águila, El Cairo, Caicedonia entre otros.

    “El café genera 1 empleo directo por hectárea y hoy tenemos unas 23.500 familias caficultoras en el Valle dedicadas a la siembra y producción del grano, eso es un capital social de gran importancia que merece el apoyo de los gobiernos nacional y local”, dijo el directivo.

    Valle tiene 62.968 hectáreas sembradas con el grano, en años anteriores la cifra superó las 70.000 hectáreas, pero resalta Cuéllar, que hoy hay una mayor productividad con menores siembras. Este año, por ejemplo, se espera una producción de 850.000 sacos del grano este año, que en su mayoría se exportan.

    El Gerente del Comité de Cafeteros destacó que el 80 % de la caficultura del Valle está tecnificada y la gran mayoría es resistente a la roya, “hemos mejorado en materia de densidad, hoy se siembran 4800 árboles por hectárea y la meta es llegar a 5500, para un mejor aprovechamiento de la tierra y mayor productividad. También la meta es renovar 8000 hectáreas al año”.

    Recalcó que lo que se hizo es un depuración de las áreas cafeteras y pese a tener menor área se mantuvo la producción del departamento.
    “Si se quisiera en caficutlura tenemos el potencial, pero yo creo que uno tiene que ser el primero sino el mejor y en ese esfuerzo estamos orientado en trabajo en la región con la estrategia de microcuencas mejorando la densidad y la variedad y con ello desarrollamos una caficultura más amigable y rentable”.

    Para Cuéllar el café es una oportunidad para que la gente que ha salido del campo retorne. Para el segundo semestre del año se van a necesitar 12.000 recolectores del grano, por esta razón se inició un proyecto con la OIM (Organización Internacional de Migraciones), que seguramente tendrá respaldo del Sena para capacitar en competencias a campesinos que se han desplazado a la ciudad y “nos apoyen en esa tarea”.

    “También se pueden hacer grupos asociativos que le trabajen al tema de fumigación en zona cafeteros u otros cultivos, es una oportunidad para que se retorne al campo”.

    Actualmente, Valle tiene 7000 mujeres cafeteras y unos 400 jóvenes propietarios de fincas caficultoras.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad