El Valle propone salidas para evitar cierre en la vía al mar

Junio 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Valle propone salidas para evitar cierre en la vía al mar

Desde el 8 de julio se realizará el cierre entre los kilómetros 64 y 86, medida que se extenderá hasta finales de noviembre para así completar la doble calzada Buga-Buenaventura.

Sigue la preocupación por el impacto económico y social de la restricción al tránsito en el principal corredor vial al Puerto.

La doble calzada entre Buga y Buenaventura empezó a construirse desde  el año 2008 y en su proceso de ejecución nunca se requirió un cierre de la carretera de 13 horas diarias diurnas, como ahora lo autorizó el Instituto Nacional de Vías (Invías) para un tramo de 20 kilómetros. Lea también: El Puerto dejaría de mover 4 millones de toneladas de carga con cierre de la vía al mar

El proceso de construcción, en los cuatro sectores que opera el Invías, entre Loboguerrero y Buenaventura se hicieron con estrategias como ‘pare y siga’ y aunque hubo quejas en su momento por las demoras en el tránsito, el comercio exterior se desarrolló con normalidad. 

Pero ahora, los sectores portuario, comercial, logístico y la comunidad en general del Valle y Buenaventura se declararon en alerta porque el anunciado cierre de la carretera desde el 1 de julio (entre el kilómetro 64 cerca a Loboguerrero y el 84 en altos de Calima, por un periodo de cinco meses),  pondría en jaque el comercio y la economía local y regional.

Esta aseveración la soportan los empresarios en varias cifras: esta zona portuaria genera el 42 % de comercio exterior de productos no tradicionales en Colombia, por esta carretera transitan 3000 camiones diarios  y el año pasado se movieron 16,1 millones de toneladas de carga.

En un oficio  enviado a la  Ministra de  Transporte por los dirigentes de los puertos y los gremios de Buenaventura indican que si se cierra la vía por 13 horas diarias se sufrirán consecuencias tales como:

 María Claudia Álvarez, directora  de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI en el Suroccidente, dijo que el llamado que hace el gremio es a que  se busque una solución conciliada, dado que el concesionario necesita intervenir ese trayecto que tiene complicaciones porque se requieren mover muchas toneladas de tierra. “Hay que tener en cuenta las dos posiciones y hacer el cierre de la vía en  el horario en que  menos se afecte el  comercio y el desarrollo de la región. Sobre la mesa hay varias propuestas y es necesario mayor socialización para que los conductores conozcan cómo será la movilización”, dijo.

[[nid:432122;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/desvios-cierre-via-al-mar-grafico.jpg;full;{}]]

 La construcción de la doble calzada entre Mediacanoa y Loboguerrero está a cargo del concesionario de la Malla Vial del Valle del Cauca. Hasta el Lago Calima   ya se tiene la doble vía, pero de ahí en adelante no han avanzado los trabajos por temas relacionados con las consultas previas. Lea también: Empresarios del Valle piden concertar medidas para minimizar impacto de cierre de vía al mar

Según el Invías, la obra a desarrollar es compleja porque deben remover unos 5.400.000 metros cúbicos de roca en 10   kilómetros (10.800 metros cúbicos diarios), lo que implica hacer voladuras. Además, la licencia ambiental no le permite al concesionario trabajar en la noche, razón por la  cual el cierre deberá hacerse en el día, argumentan. 

Sin embargo, especialistas consultados por El País, indican que la complejidad de esta obra es muy similar a la que se desarrolló en el tramo IV, entre Loboguerrero y Cisneros, donde se construyeron más de 10 túneles y se necesitó de igual forma el uso de dinamita.  En este sector no se hicieron cierres definitivos por tantas horas, aunque sí hubo tránsito restringido por ‘pare y siga’.

El empresario Óscar Isaza, presidente del Grupo  Gepsa, dice que el sector portuario y comercial de Buenaventura es consciente de que hay una cuota de sacrificio para que se ejecute la obra, sin  embargo, asegura que no es posible que se haga un cierre de 12 horas continuas. 

   “Tenemos que buscar una solución efectiva para todos, por ejemplo, que los cierres se hagan por menos de 6 horas en la mañana, o que haya bloqueos intermitentes, que el contratista instale varios frentes de trabajo para dar celeridad a las obras.  En todo caso se deben tener garantías por parte del Gobierno”, explicó.

Para este empresario, dichas garantías deben pasar porque se asegure que las fechas establecidas se cumplan, es decir, que en noviembre, como está propuesto,  se levante la restricción y “no que vayan a salir luego que el cierre se debe postergar por más tiempo”.

Asimismo, el empresario José Pablo Castillo, del sector logístico, considera  que la Nación debe proteger la economía del país y por ello tiene que buscar una fórmula que beneficie a la comunidad y al contratista y permita  acelerar las obras sin afectar el comercio internacional.  

Sobre el tema el Gobierno Nacional no ha realizado nuevos pronunciamientos, pero según el viceministro de Transporte, Enrique Nates,  desde el 3 de junio se vienen haciendo jornadas de socialización sobre lo que pasará en la vía.

Pero para Christine Riani, directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle (Ciev), socializar no es venir a contar lo que van a hacer sin tener en cuenta las opiniones de la región. “Dicen que no se puede trabajar de noche porque molestan el sueño de las comunidades, pero sí lo pueden hacer de día y afectar la economía del Puerto y de Colombia”, afirmó. 

Los empresarios y gremios se reunirán este martes con voceros del Gobierno en Bogotá y esperan que de este encuentro  salgan soluciones concertadas.

 ¿Cómo se construye la vía? La doble  calzada entre Buga y Buenaventura se ejecuta en varios tramos. Entre el  Puerto y Loboguerrero se desarrollan en 4 sectores, que se hacen por obra pública. Después de  Loboguerrero y hasta Mediacanoa las obras están a cargo del concesionario de la Malla Vial del Valle. Entre Mediacanoa y Altos de Calima ya  está lista la doble vía. Las obras  nuevas, donde se programó el cierre, arrancan en el kilómetro 84 hasta el 64.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad