"El Valle está quedado en obras para afrontar el TLC": empresario del año 2011

"El Valle está quedado en obras para afrontar el TLC": empresario del año 2011

Febrero 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao | Editor de Activos

Alfonso Ocampo Gaviria, presidente de Riopail Castilla, elegido como empresario del año 2011 por la Universidad del Rosario.

El vallecaucano Alfonso Ocampo, presidente de Riopaila Castilla, cuestiona el porqué no se ha terminado la doblecalzada a Buenaventura a pesar que se tuvieron cinco años para hacerlo.

La semana pasada la Universidad del Rosario, de Bogotá, lo eligió como el Mejor Empresario Colombiano del Año 2011. Es la primera vez que un vallecaucano recibe ese galardón. Y aunque de la región estaban postulados tres destacados personajes, el elegido fue Alfonso Ocampo Gaviria, presidente de Riopaila Castilla y del Comité Empresarial Permanente del Valle del Cauca.Los buenos resultados que mostró la empresa en el 2011 fueron factores que influyeron en la elección, pero el más importante de todos fue la trayectoria de su líder. Alfonso Ocampo ha dedicado 39 años al desarrollo de la industria en el Valle. Antes de ocupar la presidencia de Riopaila Castilla se desempeñó como presidente de Propal, empresa a la que sacó de una profunda crisis y a la que luego transformó en Carvajal Pulpa y Papel.Este caleño, ingeniero eléctrico, padre de tres hijas y abuelo de cinco nietos le contó a El País que la economía del país va por buen camino, pero el Valle tiene grandes retos por resolver para enfrentar con éxito los acuerdos comerciales que están en curso. Como empresario, le preocupa la revaluación del peso y la falta de seguridad; como vocero del Comité de empresarios, le preocupa la lentitud de las obras de la doble calzada Buga-Buenaventura y la falta de rapidez para concluir otros proyectos, como la profundización del canal de acceso en Buenaventura, obras claves de cara al TLC con los Estados Unidos.I. Como Presidente del Comité Empresarial¿Para qué sirve el Comité Empresarial del Valle?Para hacer veeduría sobre temas de competitividad en la región y para dar algunas ideas de desarrollo. ¿Pero existe un Comité Intergremial, acaso no coinciden en proyectos?La diferencia es que uno es de empresarios y el otro es de gremios. Sin embargo, se está buscando una transformación. La idea es tener un solo comité donde estén representados los empresarios y los dirigentes gremiales.¿Cuál se quedaría?Aún no sé.¿Cuándo vamos a dejar tanto diagnóstico en el Valle y pasamos a la acción?Sí, eso es cierto. Lo que debemos lograr para el Valle son consensos para los grandes proyectos que tenemos que buscar con el Gobierno central. El Valle no puede ir con varias posiciones, tiene que ir con una sola. Debemos unirnos para grandes proyectos.¿Qué percepción tiene de nuestra infraestructura vial de cara al TLC con Estados Unidos?Que tenemos que acelerar esas obras. A mi me preocupa, por ejemplo, la profundización del canal de acceso. Se habla de 12 metros para los barcos de hoy, pero cuando se amplíe el canal de Panamá debemos tener una profundidad mayor, de por lo menos 14 metros. Habrá que hacer luego otra contratación y esas son cosas que no tienen sentido. La otra preocupación es la lentitud con que avanza la doble calzada a Buenaventura. Antes de que se aprobara el TLC tuvimos cinco años para hacer obras y no se hizo nada.II. Como Presidente de Riopaila Castilla¿Cómo le fue a la compañía en 2011?Fue un gran año, terminamos con una utilidad neta mayor en un 80% a la del año anterior. Eso se debió a una serie de medidas que tomamos internamente para controlar costos, reducir pérdidas, mejorar eficiencias y, desde luego, ayudados por un precio internacional del azúcar interesante.Hoy siguen gozando de buenos precios... Sí, aunque no como los del 2010 y 2011, años en los que el azúcar crudo valía US$32 centavos. Hoy oscila entre 22 y 25 centavos de dólar.¿Cómo les fue con el inviernoA pesar de esa oleada fuerte los ingresos y la producción reportaron incrementos del 14%. Vendimos cerca de US$400 millones en 2011. La producción fue de 482.000 toneladas, de las cuales el 53% se fue para exportaciones a Chile, Perú, Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos. Las exportaciones crecieron por encima del 20%.¿Qué expectativas tiene para este año?Creo que habrá un incremento adicional en la producción, pero no tan importante como la del 2011, en razón a los precios. Deben bajar un poco respecto del año anterior porque el mercado mundial ha cambiado. Mientras que el año pasado había un déficit de azúcar, este año se espera que sea al revés.¿Cuál es la gran apuesta hoy?Tenemos dos apuestas importantes. La primera es que vamos a construir una destilería de 400.000 litros por día en la planta de Riopaila. Y la segunda apuesta es que estamos arrancando un proyecto en el Vichada con la siembra de un buen número de hectáreas de palma.En la destilería estamos colocando la orden de compra de los equipos, los cuales tardan alrededor de diez meses en ser entregados.También seguimos trabajando para obtener una zona franca y allí construir la destilería. Ya obtuvimos la aprobación del comité multidisciplinario y ahora esperamos la aprobación de la Dirección de Impuestos y Aduanas.¿Cuanto suma ese plan de inversiones?Para este año vamos a invertir unos US$90 millones, de los cuales la destilería ocuparía unos US$70 millones y los restantes US$20 millones los destinaremos a otras inversiones de capital y de actualización de planta.¿Cómo ve el desempeño de la economía del país?Bien, creo que el año pasado puede crecer al 6% y este año también lo veo muy positivo.Sin embargo, el mundo está muy globalizado y se espera que no haya un coletazo muy fuerte por la crisis de Europa. Si se cierra bien la situación allá a nosotros nos puede ir muy bien.¿Acaso se sienten los efectos?En algunos aspectos, como en restricciones de crédito porque los bancos europeos están medio secos para efectos de préstamos. A nosotros no nos ha tocado, pero lo hemos escuchado.Por otro lado hay una ventaja, pues países como Colombia se volvieron muy sólidos e interesantes para el mundo. No obstante, eso tiene un efecto malo para nosotros por el tema de la revaluación del peso que afecta el tema del azúcar. Allí está otra de nuestras preocupaciones.¿Cuál sería para usted un precio competitivo del dólar?De unos dos mil pesos, pero estamos lejos de eso, dada la inversión que continuará llegando al país.¿Cómo ve el Gobierno del presidente Santos?El manejo administrativo y la economía han estado muy bien, lo mismo que las relaciones internacionales. En donde se ha bajado un poco es en el tema de la seguridad. Uno ve que los terroristas están haciendo más actos y eso da la impresión que están tomando fuerza.¿Qué opinión le merece el nuevo acuerdo con Venezuela? Eso está muy bien, pero ojalá que se lograra garantizar el pago de las exportaciones de los empresarios colombianos que hacen presencia en ese país. Nuestra empresa no participa en Venezuela. Respecto de los demás acuerdos comerciales, como el de Estados Unidos...Entre los mas importantes está el de Estados Unidos, ojalá entre en vigencia este año. Otro es con la Unión Europea, que también es muy importante para el país.Pienso que los consumidores serán los más beneficiados, porque con todos estos acuerdos se bajan los aranceles y se abaratan los productos.Pese a ello, lo que uno espera es que no sólo sea un tema de precios, sino que los TLC se conviertan en sinónimo de más inversión y más dinamismo en el mercado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad