"El Valle del Cauca podría tener su propio Cusiana": Minminas

"El Valle del Cauca podría tener su propio Cusiana": Minminas

Noviembre 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Germán Arce, ministro de Minas y Energía.

El ministro de Minas, Germán Arce, dijo que el Gobierno está dando señales para que la región impulse la planta de regasificación.

El ministro de Minas y Energía, German Arce, aseguró que el Gobierno Nacional está dando las señales para que los inversionistas y empresarios de la región promuevan la construcción de la planta de regasificación del Pacífico.

Este vallecaucano, que pasó su infancia y juventud en Buga y que ya cumple seis meses al frente de la cartera de Minas, dice que consolidar este proyecto sería como que el Valle del Cauca tuviera su propio Cusiana, es decir, que la región tendría un gran respaldo energético para épocas de crisis, como la que vivió el país con el fenómeno de El Niño.

Arce también mostró su preocupación por el impacto que han generado algunas comunidades en  los  proyectos de infraestructura del departamento, como es el caso de la construcción de la segunda línea de energía a Buenaventura. Este proyecto, que era liderado por la empresa Epsa, se paró debido a las aparición de comunidades que inicialmente no estaban en la zona de obras, por eso el Ministro invitó al gobierno regional y local a colaborar para retomar esa iniciativa. 

Cartagena ya tiene su planta de regasificación, ¿qué pasó con este mismo  proyecto para el Pacífico?

Todos los años actualizamos el plan de expansión energética  del país y en este se incluyó la planta del Pacífico, pensada en Buenaventura por la capacidad del Puerto  y por la posibilidad de conectar con la infraestructura existente. 

Esta es la señal que enviamos a los empresarios de la región y está por publicarse el documento final.  Lo relevante es que, en este momento, se hace necesario tener una fuente de respaldo energético para el Suroccidente del país  y tener una planta de regasificación  es muy importante porque es como traerse un Cusiana a Buenaventura. Usted tiene la posibilidad de tener una infraestructura que le permite tener gas sin todo el sobrecosto del transporte.

¿Para qué sirve una planta de regasificación? 

Una planta de regasificación es una infraestructura que permite traer gas licuado comprimido del exterior  y  transformarlo para su distribución y diferentes usos; por ejemplo, para conectar usuarios residenciales, para dar suministro a la industria  y atender grandes proyectos energéticos. Esto significa tener gas cerca  y permite  que las empresas puedan planear la estructura de costos energéticos de una manera más eficiente

¿De dónde saldría la inversión para este proyecto? 

Este tiene que ser un proyecto de iniciativa privada y lo que estamos haciendo es dar la señal de que el proyecto se requiere y de ahí en adelante vienen una serie de decisiones que permitirán que esto se logre. El sistema dice, aquí se necesita algo y los privados proponen. Esta planta la vemos necesaria en el 2021 y los empresarios estaban esperando que les dijéramos eso. Es una discusión bien importante para el Valle porque es equivalente a que usted encuentre un pozo productor de gas tipo Cusiana y es darle toda la seguridad energética al Suroccidente, porque el gas se convierte  en un energético barato, en un buen sistema de respaldo para las térmicas y en fuente permanente de energía a mejor costo para la industria.

¿Cuándo podría el Valle tener esa planta lista?

La planeación energética se hace a décadas, nada de lo que se decide hoy pasa mañana. Toda esa política la define  la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme. Es decir,  que es viable económicamente incorporar dentro de la estructura del sistema un respaldo de gas que le dé confiabilidad.

Creo que los inversionistas estaban esperando esto, hay algunos avanzados y los industriales del Valle están atentos a esta señal. Es muy importante en el mediano y largo plazo para la industria del Valle. La idea es que para el 2021 esté operando.

Hay otro proyecto que reclama el sector productivo del Valle y es la segunda línea de energía al Puerto, que está en veremos por el problema con las comunidades....

La empresa Epsa manifestó públicamente que, por las dificultades que tenían de gestionar el proyecto con la comunidad, no podía seguir con la propuesta. Allí  hay una comunidad flotante que se paró sobre el trazado, están  todas las evidencias   de que eso sucedió.

El problema es que algunas comunidades ven eso como un negocio y dicen: ‘Si no me pagan tanto no lo dejo entrar’, y eso hace inviable los proyectos. Estamos hablando de una infraestructura clave que le daría respaldo al Puerto. Hoy en día, si llega a suceder un incidente, el Puerto se puede quedar sin energía y ese es un riesgo no  de capital, de financiamiento ni de demanda, es de comunidades.

¿El proyecto entonces lo ejecutará el Gobierno Nacional o van a convencer a Epsa?

Esta empresa no ha renunciado del todo al proyecto y le pedimos a todas las autoridades que no dejen sola a la organización, porque el riesgo es que Buenaventura se quede sin energía y ese lujo no se lo pueden dar. 

El Gobierno   empezó a  estructurar la convocatoria pública para armar una licitación. La otra opción  es desarrollar una APP, la compañía hace la propuesta y el sistema termina financiando la infraestructura vía tarifa.

¿Pero qué saldría primero, la licitación pública, o lo privado?

El problema hoy no es cómo se hará, lo importante es cómo superar la situación con la comunidad, porque ambos caminos nos llevarán al mismo problema. Le hemos pedido al alcalde de Buenaventura  que esto tiene que ser una prioridad, y si las autoridades locales no nos acompañan en el proceso es irrelevante si  el proyecto va por convocatoria o propuesta privada.

¿Cómo se manejará el tema de comunidades para evitar que sigan aumentando en el trazado del proyecto de la segunda línea a Buenaventura?

Esta es una discusión en la que autoridades locales son los competentes, los alcaldes y son fundamentales en eso, si están invadiendo predios, generando problemas ambientales porque han talado árboles, construyendo cambuches.

 Creo que con el liderazgo de la gobernadora  se puede trabajar el tema y es el de conscientizar a la comunidad de que lo que está en juego es la capacidad del Puerto de seguir operando y  de continuar siendo una fuente de ingresos para el Distrito y para el Valle del Cauca.

Proponen revivir el bono tributario 

¿Cuál es la petición de los petroleros en la tributaria?

No están pidiendo ni exenciones ni reducciones en la tarifa, lo que venimos discutiendo es que se diseñe un instrumento que le permita a la industria mover el capital de inversión  mucho más rápido. Este instrumento sería un Certificado de Reembolso Tributario, un bono. 

Por ejemplo, una empresa que explora puede demorarse 7 u 8 años en empezar a producir, pero en ese tiempo paga IVA, pero solo lo puede descontar al año 9, cuando vende, y eso significa tener una gran caja atrapada.  Lo que proponemos son cosas financieras.

La  idea es que las compañías declaren ese IVA y el descuento que esto represente se les otorgue a través  de un bono. Este título podría  negociarse  en el mercado y la plata se reinvertiría en el negocio. Podríamos movilizar una  inversión en dos años de $7000 millones con esta figura.

¿A cuánto equivale ese bono?

Esa es la discusión que esperamos tener en el Congreso. Este bono ya existe en Colombia y lo queremos revivir para esta industria. Es un instrumento que se utilizó en el pasado para incentivar las importaciones.

¿Cuáles son las metas para este año del sector petrolero?

El primer semestre fue muy malo porque la actividad petrolera estuvo deprimida, pero este segundo semestre empezó a darse más movimiento y  esperamos una recuperación, pues ya las empresas han ajustado su estructura de costos.

Las metas del próximo año no se han definido, pero esperamos recuperar la actividad que traíamos antes de la baja de precios, no a los niveles del pico máximo, pero si tener un buen ritmo. La gran apuesta será la exploración offshore (costa afuera) que  está en fase exploratoria desde el 2008 en el Caribe colombiano. El año pasado se perforaron dos pozos  con descubrimiento y eso ha levando mucho interés porque esta es un área inexplorada, es una frontera nueva  y es uno de los objetivos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad