El Valle del Cauca paga la energía más cara

Julio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Según un estudio de la Cámara de Comercio de Cali, las empresas y factorías ubicadas en los rangos 3 y 4 (los de más alto consumo) pagaron en promedio una tarifa que osciló entre $263 y $239 por kilovatio-hora.

Los consumidores industriales y comerciales del Valle del Cauca pagaron durante el 2014 tarifas más altas de energía que las de Bogotá, Antioquia,   Atlántico y Santander. Según un estudio de la Cámara de Comercio de Cali, las empresas y factorías ubicadas en los rangos 3 y 4 (los de más alto consumo) pagaron en promedio una tarifa que osciló entre $263 y $239 por kilovatio-hora. En Antioquia esos valores fueron de $230 y $200, respectivamente. De acuerdo con esa evaluación, tales sectores pagaron precios 14,4% y 18,9% por encima de Antioquia. Esas tarifas corresponden al llamado mercado no regulado de ese servicio público. Por su parte, las tarifas para los rangos 1 y 2 donde se ubican el comercio y los locales de ese sector,  asumieron costos de $357 y $308 por kilovatio-hora. En Antioquia esas tarifas fueron de $337 y $290, destacó la Cámara de Comercio. La institución recordó que entre  2013  y  2014  el  Valle  del  Cauca registró un  crecimiento  de  5,6%  en  el  consumo  percápita de energía eléctrica, superior al registro de  los  principales  departamentos  del país. Ese consumo fue de 683 kilovatios por habitante en el 2014 mientras en Antioquia fue de 571 kilovatios. El estudio no hace referencia al sector residencial. El jefe de la Unidad Económica y de Planeación de la Cámara de Comercio, Carlos Andrés Pérez, puso de presente que “teniendo  en cuenta  que  las  condiciones  del mercado no  regulado  permiten que los  usuarios finales  negocien la  energía  directamente  con cualquier comercializadora del país,  debe  destacarse  que  las principales empresas  de  este  sector  registraron márgenes  de utilidad en 2014 por encima del crecimiento de la producción nacional”, como los casos de Emgesa, Epsa, EPM e Isagén. Anotó que ello obedece en gran medida a que “el  Valle  del  Cauca  es deficitario  y  tiene  la oportunidad de aumentar su participación en el mercado de energía eléctrica a través de otras fuentes. Una alternativaLa llamada bioenergía sería una opción para reducir los costos en las empresas. Hoy, por ejemplo, los ingenios cogeneran energía a base de bagazo de caña.La experiencia podría impulsar la incursión de otros sectores agroindustriales  del  departamento  a través de nuevas microcentrales eléctricas, destacó la Cámara.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad