El Valle bajó de categoría fiscal, por deterioro en situación de sus finanzas públicas

Septiembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El desbordamiento en los gastos del Departamento en el 2009 dejó esta primera consecuencia. El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, explicó que está listo el decreto para recategorizar al Departamento, tal como lo exige la Ley 617 de 2000. Se recortó el presupuesto destinado a inversión social y de infraestructura.

El desbordamiento en los gastos del Departamento durante el año 2009 ya dejó una primera consecuencia: el Valle del Cauca dejará de estar en categoría especial y pasará a ser un departamento de primera categoría.El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, explicó que está listo el decreto para recategorizar al Departamento, tal como lo exige la Ley 617 de 2000, norma que establece unos montos límites para que las entidades territoriales gasten en funcionamiento. Aquellas que excedan los topes, deben bajar de categoría, como le ocurrió a la región.Tal como lo explica la norma, los departamentos en categoría especial, como estaba el Valle del Cauca hasta este martes, debían destinar hasta el 50% de los recursos que le llegan por impuestos para pagar su funcionamiento, es decir, para cubrir los salarios de los empleados públicos y las mesadas de los pensionados, atender los servicios públicos de la Gobernación y los suministros como la papelería y gasolina, entre otros.Pero según el Certificado de Ingresos Corrientes de Libre Destinación, que entrega cada año la Contraloría General de la República, el Departamento gastó el 52,98% de un total de $337.944 millones en el funcionamiento del Departamento.Es decir, que mientras para los gastos administrativos la Gobernación destinó $179.043 millones de sus recursos propios, para hacer inversión en infraestructura, en lo social se destinó menos ($158.901 millones).Aunque el descenso en la categoría del Departamento no tiene implicaciones en las transferencia de recursos de la Nación para salud y educación (pues estos se entregan de acuerdo al número de personas vinculadas al régimen subsidiado de salud y al número de estudiantes matriculados en las instituciones educativas oficiales), sí le significa menores ingresos al Departamento porque dejará de recibir partidas por esfuerzo fiscal y administrativo.Estos dineros son una especie de premio para los entes territoriales que son juiciosos con el manejo de sus gastos. Las consecuencias directas en la reducción de recursos serán para la Contraloría y la Asamblea del Valle del Cauca, las cuales recibirán menores recursos el próximo año.A bajar el gasto Ante el descenso en la categoría, el Gobernador Lourido explicó que lo que debe hacer ahora la Administración regional es reducir los costos de funcionamiento y aumentar los ingresos para volver a la categoría especial, tal como están otras regiones como Antioquia.Lourido aseguró que bajo su mandato no se volverán a registrar los millonarios costos dirigidos a publicidad. “Es aterrador que se hayan gastado $1.900 millones en vallas publicitarias, o que la Licorera haya regalado tres millones de botellas que le representaban $60.000 millones en ingresos para la salud y la educación. Ese tipo de anomalías no las vamos a seguir permitiendo”.Asimismo, anunció que las personas que están contratadas bajo la figura de prestación de servicio no les serán renovados los contratos. Según datos del Sindicato de Empleados de la Gobernación, son 340 personas las que están vinculadas bajo esa modalidad.La secretaria de Hacienda (e), Martha Torres, explicó que “la situación del 2010 es todavía más preocupante, pues según los cálculos hechos por el despachos, los gastos de funcionamiento están en el 61,5% de los ingresos propios con corte a julio”.Es decir, que por impuestos al Valle le han ingresado cerca de $190.000 millones y los gastos van en $117.000 millones a julio de 2010.Por su parte, el contralor del Valle del Cauca, Carlos Hernán Rodríguez, explicó que “esa situación se venía advirtiendo desde hace varios meses y la Contraloría General de la República nos dio la razón sobre los gastos desbordados. “Los ingresos no vienen creciendo en la misma magnitud que los gastos y la mala planeación del Presupuesto dejó esos resultados”, señaló Rodríguez.Por su parte, el ex gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, dijo que el descenso en la categoría es producto del no pago de las sentencias de tutela de los reajustes pensionales de los jubilados del Departamento. Al pagar esos reajustes se computó ese gasto que estaba oculto. Los pensionados pesan mucho en los gastos del Valle”, aseguró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad