El reto agropecuario

El reto agropecuario

Mayo 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Mario A. García

Pese a las múltiples manifestaciones de algunos renglones del agro que se han denominado perdedores dentro del TLC con EE.UU., su entrada en vigencia es inminente y lo que tiene que hacer el país es ponerle pecho a pesar de sus inconveniencias.

Pese a las múltiples manifestaciones de algunos renglones del agro que se han denominado perdedores dentro del TLC con EE.UU., su entrada en vigencia es inminente y lo que tiene que hacer el país es ponerle pecho a pesar de sus inconveniencias.El Gobierno dice que el acuerdo es "ventajoso y beneficioso para el país". Lo cierto es que hay quienes se denominan ganadores y perdedores, estos últimos, desde mi concepto, con muchas oportunidades y grandes retos.Algunos de los denominados "ganadores" son sin duda el sector textilero, que vendió a los EE.UU. el año pasado US$210 millones; el cafetero y el sector bananero, que no registra cambios.Sin embargo, hay sectores de mayor sensibilidad como el agropecuario, la salud y la propiedad intelectual, en donde seguramente hay que analizar con detenimiento lo que podría pasar de no estar bien agarrados.En el sector agropecuario, que es el que me concierne, productos como el maíz, el trigo, el arroz y renglones como la avicultura, la ganadería y la porcicultura, manifiestan su preocupación frente al pacto.En el caso de la avicultura, el Estado dice que el sector tiene 18 años para ganar competitividad, justificándolo en el ingreso de 27.000 toneladas de pollo con cero arancel provenientes de EE.UU., que equivalen al 2,5% de la producción nacional.Aspecto que en múltiples oportunidades ha resaltado Andrés Moncada, presidente de Fenavi como desventajoso teniendo en cuenta que el mercado colombiano es cerrado y vulnerable a los excesos de oferta.También es preocupante la situación del sector de los cereales, ya que no están preparados ni en infraestructura, ni en tecnología para el almacenamiento de los productos, y mucho menos tienen alguna garantía en la comercialización de los productos ante la fluctuación del mercadointernacional.Como apoyo Minagricultura lanzó un programa de apoyo con un presupuesto de $300.000 millones. ¿Pero es suficiente para alcanzar el nivel de tecnificación que se requiere? ¿Suficiente para la construcción y adecuación de vías terciarias y para el montaje de distritos de riegos?Sin embargo, el Valle tiene una gran oportunidad con este tratado, pues podría convertirse en la ‘despensa agrícola de Colombia’ gracias a la implementación de las cadenas agrícolas para los diferentes sectores.Importante es plantear como alternativas de producción el sector de frutas y hortalizas, que se fortalece con estrategias concretas que se han venido desarrollando para impulsar su producción.Y para mencionar quizá la más importante, tendríamos que hablar de la instauración del Parque Científico y Tecnológico del Pacífico, Biopacífico, una iniciativa consolidada entre el Ciat, ICA, Corpoica, la Universidad Nacional de Colombia y Universidad del Valle, que contribuirá con el desarrollo agrícola del departamento y su posicionamiento a nivel internacional.El autor es Decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Colombia sede Palmira.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad