El nuevo aeropuerto Eldorado se demorará

El nuevo aeropuerto Eldorado se demorará

Junio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El 24 de julio se definirá la prórroga del contrato al concesionario. La Nación entregaría más recursos para las obras.

Ampliando la concesión por unos años y apropiando recursos del presupuesto nacional, es la fórmula que toma fuerza para financiar la futura demolición del aeropuerto Eldorado de Bogotá.El presidente de Odinsa (firma que hace parte del consorcio Opaín), Luis Fernando Jaramillo, explicó que esta alternativa está siendo evaluada detenidamente por un grupo de técnicos.“Todavía no hay una decisión, pero el que define el tema es el Gobierno. Podría ser una parte en la extensión del plazo y otra en plata”, aseguró Jaramillo.Las reuniones entre el Ministro del Transporte, Andrés Uriel Gallego y el concesionario son constantes, aunque no muy fructíferas.“Tuvimos una reunión muy cordial con el Ministro y el director de la Aerocivil para seguir con las mesas de trabajo en las que se están revisando cuanto valen las obras adicionales: como son la nueva torre de control, el viaducto, la plataforma y cuánto costaría eventualmente la diferencia entre remodelar y demoler”, agregó Jaramillo.El 24 de julio es la fecha máxima prevista para firmar el otrosí que define el valor. En este momento los grupos de trabajo están haciendo las valoraciones y tratando de llegar a un consenso.Tanto usuarios como empresarios del sector, le recordaron a las partes que así como es importante definir el costo de las obras, lo es el cumplimiento del tiempo de ejecución de las mismas.“Tiene que ser un aeropuerto de acuerdo con las especificaciones modernas y sin retrasos, ya que en todas las instalaciones se vive un colapso porque esta terminal desbordó su capacidad”, dijo el presidente de Satena, mayor general Javier Pérez.El plan de obras inicial asciende a US$650 millones. Sin embargo, dicho contrato no prevé la demolición de la actual terminal, situación que da al traste con las expectativas de expansión del mercado aéreo y las aerolíneas. Ante esta situación, el Gobierno adelanta hace más de un año negociaciones para financiar la demolición y ampliación.Según Jaramillo de Odinsa, las obras adicionales no superarán los US$150 millones e incluirán una nueva torre de control, más plataforma y un viaducto en predios del aeródromo capitalino.En resumen, las obras totales en el aeropuerto capitalino se pueden acercar a los US$800 millones, sin contar las nuevas estaciones de Transmilenio en este sector que deberán ser negociadas con el Distrito.En cuanto al cambio de nombre, la Cámara de Comercio de Bogotá consideró que, dados los costos en los que incurrirían los sectores público y privado, más la pérdida del patrimonio cultural inmaterial, no se debe cambiar.Nueva concesiónPor otra parte, se reveló que el Ministerio de Transporte envió una comunicación al Contralor General, Julio César Turbay, en la que ratifica que no se extenderá la concesión del aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz, que sirve a la ciudad de Barranquilla, a la firma Acsa S.A. Así las cosas, a partir del 13 febrero de 2012, esta terminal aérea tendría nuevo administrador. Con este documento se resuelven las observaciones fijadas por la Contraloría General de la Nación, en las que pedía revisar el contrato “para evitar detrimento al patrimonio del Estado y sobre el riesgo inminente de pérdida de recursos públicos, afectación del servicio y transgresión al estatuto contractual en que se incurriría con la prórroga del contrato”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad