El invierno ya no le ‘aguarᒠla vida a los agricultores colombianos

El invierno ya no le ‘aguarᒠla vida a los agricultores colombianos

Agosto 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fener Ortiz, redactor de El País Bogotá
El invierno ya no le ‘aguarᒠla vida a los agricultores colombianos

Juan Camilo Restrepo, ministro de Agricultura.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, anuncia la puesta en marcha un seguro que protegerá inversiones que campesinos hacen en sus cultivos.

Las billonarias pérdidas que se han registrado en el agro colombiano por cuenta de las emergencias invernales que se registran en el país podrían ser cosa del pasado, gracias al Programa del Seguro Agropecuario, que pretende minimizar los riesgos de los cultivos en el país, puesto en marcha por el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.Para el titular de la cartera agropecuaria, lo que se busca es acabar con los riesgos que existen para el agro nacional, además de que el país supere el rezago que existe en materia de protección de siembras, debido a que países como Chile, Argentina y México tienen, en promedio, el 35% de sus cultivos amparados con ese tipo de pólizas.¿En qué consiste el Seguro Agropecuario?Este proyecto ya es una realidad. Consiste en una modificación muy profunda en la cobertura de los mecanismos de riesgos y de apoyo a los agricultores de Colombia. Lo que sucede en la actualidad es que tenemos menos del 1% de las hectáreas cultivadas en Colombia amparadas con seguro de cosecha. Eso quiere decir que más del 99% de nuestra agricultura está sometida a todo tipo de riesgos climáticos y a todo tipo de contingencias. Es como si el 99% de las casas de Cali no contaran con seguro de terremoto o de incendio. Esa es la penosa situación que hay en la agricultura colombiana. No ocurre lo mismo en Argentina donde ese país tiene casi el 50% de su área cubierta con seguros de cosechas y México cerca del 25%.¿Estaba en mora Colombia de aplicar esta medida?La decisión que se tomó busca desatrasar a Colombia de ese rezago tan grande que tiene. Por eso, a partir del 1 de enero del 2012, todos los créditos dirigidos a los cultivos de corto plazo que se tramiten por Finagro, así como los préstamos para los cultivos permanentes desde el 2013 tendrán que contar, de forma obligatoria, con un seguro de cosechas contra riesgos climáticos. Lo que pretende el Estado es apoyar esta política y hacer un aporte para que se cree la cultura del seguro agropecuario.¿Cuál será el papel del Estado?Aquí el compromiso es subsidiar hasta el 60% del valor que representen estas pólizas. Los gremios van a tener que jugar un papel nuevo e imaginativo prestándoles a sus asociados apoyo en las negociaciones de este tipo de amparos con las compañías de seguros.Así mismo, las compañías de seguros, con este marco institucional y los créditos de Finagro, esperamos que compitan sanamente entre ellas y les aprueben a los agricultores la mayor cantidad de pólizas en las condiciones más favorables y la cobertura de riesgo más amplia posible.Con este tema del cambio climático, ¿habrá compañías de seguros que se arriesguen a asegurar cosechas?Este es un proceso gradual. Lo que se pretende es generar cultura del seguro de cosechas, de manera que gradualmente entrarán compañías a ofrecer pólizas cada vez más extensas y comprensivas. Así como se percibe en países como Chile, Argentina, México donde ya se están dando unas coberturas de hectáreas cada vez más amplias con seguros, ahora que ya llegó el cambio climático. Esta es una de las necesidades más sentidas, más reclamadas y más solicitadas de los agricultores colombianos, de que haya un seguro de cosecha.¿Esto sería un blindaje para evitar nuevas quiebras en los agricultores?Pues es una ayuda muy importante. Si tenemos un área mucha más extensa cubierta con seguro de cosecha habrá una agricultura más segura y patrimonialmente más viable.¿Pero no cree que las aseguradoras puedan incurrir en especulación con las pólizas?La primera cautela es que haya una sana competencia entre las compañías de seguros. Segundo, como toda actividad aseguradora estará vigilada por la Superintendencia Financiera para que quien ofrezca los amparos sea una compañía seria y que tenga buen respaldo.Tercero, será un trabajo vinculado al otorgamiento de créditos por parte de Finagro. Por lo tanto, tendrá un acompañamiento y un seguimiento por parte del Estado, de Finagro y de la Comisión Nacional de Crédito del Ministerio de Agricultura.¿Cómo va el proceso de la entrega de las tierras y el abrebocas para la aplicación de la Ley de Víctimas?Ese no es un proceso fácil. Si fuera fácil no sería importante, las cosas importantes siempre son difíciles. Estamos satisfechos, vamos bien. Desde el 7 de agosto a la fecha hemos restituido y formalizado propiedades agrarias en más de 360.000 hectáreas y vamos a llegar a 500.000 antes de terminar este año. La nueva ley de víctimas y de restitución de tierras entrará en aplicación el 1 de enero del año entrante. Finalmente, ¿qué pasó con los recursos embolatados de Agro Ingreso Seguro?En cuanto a los recursos ya se están recuperando algunos por parte de quienes fraccionaron los programas de riego. Hemos recuperado cerca de $8.000 millones, pero falta otro tanto por reintegrarse. Por disposición legal esos dineros entran a los fondos comunes del Estado y no al Ministerio de Agricultura.¿Entonces cuándo se podrá disponer de esos recursos?Lo primero que debo decir es que esos recursos obtenidos de manera ilegal retornarán a los fondos comunes del Gobierno y luego, después de unos procedimientos jurídicos, se enviarán al Ministerio de Agricultura, vía presupuesto nacional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad