El Gobierno estudia fórmula para ‘suavizar’ alza en los combustibles

El Gobierno estudia fórmula para ‘suavizar’ alza en los combustibles

Marzo 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
El Gobierno estudia fórmula para ‘suavizar’  alza en los combustibles

El Gobierno comenzó a estudiar una nueva fórmula para atenuar o ‘suavizar’ las alzas bruscas en los combustibles debido a las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo.

El Gobierno comenzó a estudiar una nueva fórmula para atenuar o ‘suavizar’ las alzas bruscas en los combustibles debido a las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo.Según el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, ese mecanismo busca darle mayor estabilidad a los precios de la gasolina y el acpm en el país.Según el jefe de esa cartera, la fórmula le podría costar a la Nación cerca de $100.000 millones mensuales, pero no reveló cuáles podrían ser sus bases. Dijo que el acuerdo se está trabajando con el ministro de Minas, Carlos Rodado Noriega, con el fin de contrarrestar las fuertes fluctuaciones de las cotizaciones internacionales del crudo. Es decir, que los ajustes y la volatilidad del mercado petrolero no se transmitan de manera directa al usuario.“De todas formas considero que la gasolina no se debe subsidiar porque se trata de un recurso escaso y caro que le quitaría ingresos a la Nación", dijo Echeverry.El Ministro aseguró que a pesar de que Colombia es un país productor de petróleo, el esquema vigente hoy da toda la libertad al sector para que se cobre el combustible a los consumidores teniendo en cuenta el precio internacional, tal como se hace en sectores como el café y las flores, entre otros.El pronunciamiento del funcionario se produce días después de que el Gobierno sorprendiera a los consumidores al decretar un alza de $200 en el galón de gasolina para marzo, la más elevada de los últimos años.El incremento provocó una ola de protestas por parte, no sólo de los usuarios, sino por parte de los distribuidores de combustibles, quienes aseguraron que los incrementos son demasiado duros para quienes poseen un carro.Un cambio necesarioHernando Barrero, presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería de Petróleos, Acipet, es partidario de modificar la actual fórmula bajo la cual se fijan los ajustes mensuales a la de los combustibles. “Eso se puede revisar y cambiar. Necesitamos evaluar en dónde estamos y para dónde vamos. Si seguimos a este ritmo la gasolina llegará este año a los $10.000”, sostuvo.Cabe recordar, que entre los años 2002 y 2011 el costo del combustible creció 360% en el país, según cálculos de la Acipet. Dicho aumento está por encima de la realidad económica, más cuando Colombia produce 900.000 barriles de crudo diarios y no tiene que importar gasolina.Por su parte, Jorge Ricardo Navia, presidente de la seccional del Valle de la Federación Nacional de Distribuidores de Gasolina y otros Derivados del Petróleo, indicó que el margen bruto de ganancia para los distribuidores minoristas es hoy de $428,65 por galón, el cual es una desventaja para ese negocio.Eso, anotó, es producto de una fórmula que varía una sola vez en el año, en febrero, teniendo en cuenta el Índice de Precios al Consumidor. “De ese margen se deben cancelar todos los gastos que genera operar una estación de servicio, por lo que las alzas mensuales son nefastas; puesto que aparte de requerir más capital de trabajo para comprar los despachos, el consumidor tanquea cada vez menos por los altos costos de la gasolina”, sostuvo.En Cali, entre marzo del 2010 y marzo del 2011, los consumidores pagaron $940 más por galón. Esto significa un alza del 12,3%, cifra que está 9 puntos porcentuales por encima de la inflación del 2010.No a obras suntuosas con regalíasEl ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, planteó anexar a la reforma a las regalías un artículo para que el Presidente de la República pueda vetar aquellas obras suntuarias en las regiones que se financien con ese tipo de recursos.Su objetivo, enfatizó, es evitar que se despilfarren los dineros de las regalías en “obras faraónicas”, pues lo que se busca es que las regalías cumplan su papel social.Echeverry esbozó el planteamiento durante un debate sobre el manejo de los recursos de las regalías que se adelantó ayer en la Universidad Sergio Arboleda, en Bogotá.El funcionario manifestó que es importante evitar que se repitan los grandes errores del pasado. “No podemos seguir construyendo piscinas de olas, ni proyectos faraónicos con la plata de las regalías”, recalcó.El gobernador del Cesar, Cristian Moreno, cuestionó la idea del ministro Echeverry, al señalar que con ello se está coartando la autonomía de las regiones, de paso vulnerando el actual orden legal.A la reforma a las regalías le faltan todavía cuatro debates para que se incorpore como tal en la Constitución Nacional. Ya pasó los primeros cuatro debates en el Congreso de la República.La mala inversión de las regalías en las regiones petrolero-mineras ha sido duramente cuestionada por cuanto no han llevado progreso a esas comunidades. La reforma busca reorientar la destinación de esos recursos hacia otros entes territoriales, que no reciben ningún beneficio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad