"El Gobierno debe salir a defender a los industriales": Mauricio Iragorri

Noviembre 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. | Reportera de El País

“Con una tasa cambio de $2100 podemos ser competitivos, sin decir, que los empresarios no busquen la forma de serlo con eficiencias”, dice Mauricio Iragorri.

Mauricio Iragorri, presidente del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, afirma que se requiere más acción del Gobierno para evitar la volatilidad del dólar.

Hace quince meses Mauricio Iragorri asumió la presidencia del Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca, logrando unir por primera vez las diferentes entidades gremiales con los industriales para impulsar proyectos comunes para la región.El empresario, que hace parte del nuevo liderazgo que está surgiendo en el departamento, resalta que ha habido una evolución en el Valle al lograrse articular las agendas públicas y privadas. Pero asegura que se requiere que más empresarios se unan al Comité para que haya una mayor fuerza con capacidad de interceder ante el Gobierno Nacional.Iragorri, que preside la compañía Mayagüez, considera que la industria del Valle pasará el año con un leve crecimiento, debido a la debilidad que aún tiene la economía colombiana y en especial a los problemas crónicos, como la revaluación del peso.Según este directivo, al Gobierno le hace falta más acción para evitar la volatilidad del dólar, al tiempo que pide que retorne la Alta Consejería para el Pacífico, cargo que desapareció recientemente. Cuando usted asumió la presidencia del Comité Intergremial y Empresarial se buscaba unir esfuerzos para liderar proyectos del Valle, ¿Se ha logrado esa meta?Creo que sí, hay una evolución positiva, hemos articulado las agendas de los sectores público y privado y tratamos de trabajar de la mano con entidades como la Cámara de Comercio de Cali, la Unidad de Acción Vallecaucana y se ha avanzado. Soy totalmente positivo de lo que está pasando en el Valle del Cauca. Recuperamos la gobernabilidad tanto en Cali como en el Departamento, todos los reconocen, en la ciudad han pasado cosas muy buenas y se ha logrado cambiar la imagen. El Gobernador ha enderezado las riendas del Departamento, le ha tocado manejar el tema de las regalías y creo que ha hecho un esfuerzo para formular proyectos importantes para la región y que tengan un impacto en la competitividad de la misma.¿Qué ha faltado en ese objetivo de hacer que todos trabajen hacia un mismo lado? Falta lograr que un mayor número de empresarios trabaje de la mano del Comité Intergremial y con el Comité para hacer que estas sinergias sean más fuertes. Hoy todos los gremios del Departamento estamos juntos en esta organización, pero falta sumar empresarios,porque los grandes proyectos que requiere la región necesitan el acompañamiento de las empresas y que estas hagan parte del Comité Intergremial para tener mayor fuerza ante el Gobierno.¿Cuántas empresas están vinculadas con el Comité Intergremial y Empresarial?Tenemos cinco, pero la meta nuestra es vincular por lo menos 20 para el 2014 y luego tenemos que crecer, con el propósito de cubrir a todos los empresarios. En el último año hemos pasado de 24 a 32 miembros en total. En la agenda pública y privada siempre ha estado el desarrollo de Buenaventura, pero uno siente que no hay avances, ¿por qué?Creería que se habla mucho, pero pasar del dicho al hecho ha sido complejo. Estábamos teniendo un avance a través del Alto Consejero para el Pacífico, pero este cargo hoy en día ya no existe. Creo que si todos hablamos de la necesidad de que Buenaventura sea más competitiva, requerimos esa Consejería para el Pacífico.¿Por qué se eliminó el cargo si tanto se requiere ese contacto con el Gobierno?No sabemos y lo que diría es que Buenaventura no es un problema del Valle, sino de Colombia, si queremos que sea el puerto más importante en el Pacífico hay que hacer cosas diferentes y por eso creo que la región debe tener ese Alto Consejero, que tenga una injerencia en el Gobierno para poder sacar adelante todos los proyectos que ya sabemos deben hacerse. Mire cuánto tiempo llevamos en la construcción de la doble calzada a Buenaventura y dicen que no estaría terminada hasta el 2018 o 2019. Necesitamos a alguien que esté al frente del tema y con importancia, repito, ante el Gobierno.Buenaventura además necesita trabajar en educación, todos hablan de la doble calzada, la vía Mulaló, el dragado, pero es que este municipio necesita agua, educación, vivienda, mejorar el POT, hay tantas necesidades y no están los recursos, por eso creo que debe haber un apoyo del Gobierno Nacional.El Valle tiene que aprovechar los pocos recursos que le llegan, como las regalías. ¿Usted cree que se están invirtiendo bien?Soy de los que pienso que sería importante trabajar en pocos proyectos, pero de gran impacto. No pareciera que ese fuera el rumbo actual, sin embargo, creo que las iniciativas que se han escogido sí tienen impacto en la región. ¿Si pudiera decidir en qué invertir las regalías, cuál sería su propuesta?Creo que sin lugar a dudas en dos grandes líneas, en infraestructura y educación, porque necesitamos las dos. Vemos como Ecuador saltó 20 puestos en el ranquin de competitividad porque están concentrados en estos dos temas. Como región debemos hacer lo mismo y como no hay plata para hacer todo, entonces debemos concentrarnos en las que generan mayor impacto.¿La industria ha tenido un año complicado, cómo le fue al Valle?Creo que ha sido un año de resultados mixtos, tenemos un primer trimestre malo con unas caídas en la producción, tanto en el Valle como en todo Colombia. Sin embargo, se percibe una mejoría para el segundo trimestre y todo apunta a que el segundo semestre también ha mejorado, lo que puede significar que terminemos el año con cifras levemente positivas en el Valle del Cauca. ¿Qué obstáculos hay para el crecimiento del sector empresarial?La tasa de cambio es uno de los más grandes y está el tema de la baja demanda. El crecimiento del país este año se estima en el 4 %, pero creería que puede ser mejor, Colombia tiene las cualidades para poder crecer a mejor ritmo.Pero hay algo que no me cansaré de decir y es que el gran problema que tiene la industria es la revaluación, creo que con la tasa de cambio falta mucho por hacer.El presidente Santos dijo recientemente que los empresarios deben dejar de quejarse por el dólar y ser más competitivos. ¿Qué piensa al respecto?Eso es muy fácil decirlo y sin lugar a dudas los industriales y empresarios tenemos que trabajar por ser cada día más competitivos, hacer inversiones en tecnología de punta, eso hay que hacerlo y estoy de acuerdo con el Presidente. Sin embargo, se necesitan más acciones para evitar la revaluación, le pongo el ejemplo de Brasil, si un país como este devalúa y nosotros revaluamos siempre vamos a ser menos competitivos y eso es claro y en dólares nos volvemos más costosos. El empresario no se puede sentar a ver qué sucede y de hecho en el sector azucarero trabajamos para ver cómo podemos ser más competitivos, pero el tema de la tasa de cambio nos golpea.¿Qué acciones debería tomar el Gobierno sobre este tema?Hay muchas cosas por hacer, salir a comprar más divisas, que las utilidades de Ecopetrol se queden en exterior, que la venta de TES se utilicen para pagar deuda en dólares sin traerlos a la economía colombiana. Finalmente lo que se le puede pedir es que amplíen las normas de control de capitales. Todo esto ha sido la receta de Chile, Perú y Brasil para estabilizar e incluso devaluar sus monedas en los últimos años y desde el inicio de la crisis financiera de EE.UU.La revaluación ha generado otra polémica y es si Colombia se desindustrializó. ¿Qué piensa al respecto?Cuando usted, por ejemplo, produce llantas y compite con otros que las trae de un lugar donde son muy competitivos en tasa de cambio y donde la mano de obra es barata, mientras acá tenemos empresas donde todo cuesta más, pues no hay forma de ganar y eso lleva, en especial a las multinacionales a cerrar sus negocios. Por esto yo creería que sí hay que mirar cómo modernizar el modelo industrial del país.¿Los TLC son el problema?No podría decir que el problema son los TLC, pero estos si son parte del problema. Cuando usted se abre al mundo tiene que ser competitivo y sino desaparece. Los grandes países desarrollados en el mundo, con TLC o sin ellos siempre tienen unas defensas para la parte agrícola y agroindustrial porque son sectores estratégicos. El Gobierno Nacional debe estar presto a salir a defender a los industriales nacionales, de hecho uno lo ve en países como Estados Unidos, México, es común que saquen resoluciones o medidas fitosanitarias u otras cosas para defender la agroindustria. Es la manera de comportarse y nosotros debemos estar yendo en ese camino.¿Por qué los empresarios del Valle no están generando empleo en buena cantidad?La industria regional tiene una vocación exportadora y las limitantes en infraestructura nos impiden aprovechar el mercado interno. Atender los mercados de la Costa con tasa de cambio revaluada y sin carreteras competitivas en casi imposible.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad