El G-20 apoya unión de la banca europea

Junio 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por César Polanía | Enviado Especial de El País y Colprensa a Los Cabos
El G-20 apoya  unión de la banca europea

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, propuso durante la cumbre del G20, la necesidad de caminar hacia una unión bancaria.

Se crearía un supervisor único europeo para la banca y un fondo de garantía de depósitos común. Hay capitalización

La cumbre del G-20 respaldará el proyecto de una mayor unión bancaria europea, considerada el primer paso para la nueva arquitectura financiera en la eurozona, según el borrador de la declaración final de la reunión que comenzó ayer, al que tuvo acceso Efe.Los miembros de los países más industrializados y las mayores potencias emergentes del planeta, reunidos en Los Cabos (noroeste de México), darán su “apoyo” a los planes de Europa de lograr una “arquitectura financiera mas integrada”, según el texto.Ello incluye, según la declaración, medidas para poner en marcha un supervisor único europeo para la banca, la creación de un fondo de garantía de depósitos común, y medidas de apoyo a la recapitalización de las entidades.La necesidad de caminar hacia una mayor unión bancaria fue propuesta por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y pronto obtuvo el apoyo de Gobiernos como el de España, país que arrastra graves problemas en su sector financiero.Ayer mismo Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, avanzaron en Los Cabos que la unión bancaria será el primer paso que dará la Unión Europea en su largo camino hacia una nueva “unión monetaria”.Durao Barroso dijo que ya en el tercer trimestre se pondrán sobre la mesa propuestas para esta iniciativa, que comenzará a tratarse, según añadió Van Rompuy, en la cumbre europea de finales de junio.La declaración final que adoptará hoy la cumbre recoge, textualmente, que los países del G20 apoyan “la intención de considerar pasos concretos hacia una arquitectura financiera más integrada, combinando supervisión bancaria, la liquidación y capitalización (de entidades), y un seguro de depósitos”.A cambio, el G-20 animó a los países del euro a avanzar con sus reformas y a “tomar medidas expeditivas para apoyar el crecimiento económico, incluyendo el culminar la implantación de un Mercado Único Europeo y haciendo un mejor uso de los recursos financieros”.Además, el G-20 urgió a los socios europeos a “tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar la integridad y la estabilidad del área, mejorando el funcionamiento de los mercados financieros y rompiendo el vínculo entre la deuda soberana y la banca”.Este es precisamente uno de los lastres de la banca española, que se ha convertido en el principal comprador de deuda española, con lo que se crea un vínculo entre sus problemas y la cotización del bono español, lo que puede acarrear, como dijo Durao Barroso, dificultades en los mercados.De hecho, el bono español se llegó a cotizar ayer por encima del 7,2%, un nivel que muchos analistas consideran peligroso si se mantiene a largo plazo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad