"El Estado tiene gran debilidad en lo tecnológico": director de la Dian

Agosto 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García S., Reportero de El País.

Juan Ricardo Ortega, director de la Dian.

El director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, dice que las fallas de hace una semana ameritan fortalecer la entidad en capital humano y técnico. En el 2014, afirma, se simplificará la declaración de impuestos para la clase media.

Hace una semana miles de contribuyentes colombianos se vieron frustrados porque no pudieron declarar renta ni pagar otros impuestos utilizando la página web de la Dian debido a fallas que aún se están investigando. Y aún muchas personas temen que vuelva ocurrir otro colapso.El director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, señala que la entidad se está modernizando, pero requiere más inversiones para superar el atraso tecnológico de décadas.Recalca que ese tipo de problemas son algo común en las entidades públicas, ya que existe una gran debilidad en este campo. Pero confía en que el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones le de una mano a la Dian para ayudarle en esa tarea. ¿Cuál fue la verdadera causa del colapso de la página web de la Dian?Se ha venido investigando, pero a la fecha no hay un diagnóstico concluyente sobre lo que pasó.¿Se sospecha de un sabotaje, o no? Hay tres aspectos que se están mirando. Un posible cambio de dirección del proveedor del servicio de pago, que se llama PSE, un problema del Firewall o fallas en el código de unos despliegues que se habían hecho en esos días para adecuar los sistemas. Pero no hay forma de saber sobre qué tipo de error se cometió.Pero causó perjuicios millonarios...La gente ha venido pagando sus impuestos en los bancos. De hecho, en el recaudo del Cree van unos $490.000 millones. Los contribuyentes de manera inteligente están cumpliendo y lo han hecho por diferentes medios. Los que no pudieron hacerlo de manera electrónica fueron a la banca para atender esa obligación, y las personas naturales que no pudieron imprimir el código de barras en la página web llenaron formularios que presentaron luego en los bancos. ¿Por qué se dice que la última reforma tributaria se aprobó sin que la plataforma tecnológica de la Dian estuviera preparada para esos cambios?El problema no es de plataforma. Pero claramente el país sí requiere una mayor capacidad informática por parte de la Dian. Ya se han hecho las inversiones del caso. En equipos físicos el año pasado se destinaron $80.000 millones y desde el punto de vista de ancho de banda, programas e infraestructrura física, la entidad posee esos recursos. Donde hay problemas históricos complejos, es en la calidad de ciertos software, donde hay niveles de obsolescencia muy jodidos. Pero eso desnudó el rezago tecnológico público a pesar del crecimiento del mundo económico y tributario...En el sector público colombiano no conozco casi ninguna entidad que haya logrado éxitos rotundos en sus servicios informáticos. Por eso no hay una página pública web que sea un Rolls Royce. En eso el país tiene problemas. Estamos tratando de acordar con el Ministro de Comunicaciones –que es un hombre muy gerencial y competente— para que nos ayude y seamos capaces de ofrecerle a la gente servicios dignos como los de un iPad que hasta un niño los puede manejar. Allí se podrían ofrecer servicios como el Registro Único Tributario, RUT, en línea para que no haya colas absurdas de cuatro y cinco horas. Ese reto es prioritario y vamos a hacer el mejor intento, pero yo no me atrevo a decirle que eso se logrará en un tiempo corto. En otras palabras, el Estado –pese a su crecimiento económico— ha pecado por su atraso informático...Es contundente que todo el Estado colombiano tiene debilidades tecnológicas. Mire, por ejemplo, los problemas con el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, o el registro de códigos mineros donde se ha descubierto corrupción por acceso a los sistemas. Colombia tiene ahí grandes debilidades y eso parte de varias cosas. Existen excelentes ingenieros de sistemas, pero son difíciles de conseguir y son costosos. Colombia sufre de una generación de capital humano insuficiente para estas áreas de tecnologías de la información. En el sector público no se cuenta con los incentivos correctos para enganchar esos profesionales.Pese a lo que usted dice, ¿qué explica que todavía varias áreas de la reforma tributaria no se hayan implementado?En la devolución del IVA, por ejemplo, ha habido problemas por la falta de personal desde el año pasado. La Dian es una entidad muy chiquita frente a lo que ha sido el cambio económico y social en el país. Colombia tiene un volumen de actividad económica, de empresas y de solicitudes de devolución que son muy grandes, mientras las operaciones de comercio exterior se han duplicado. En eso no hemos crecido al ritmo que ha crecido todo. Pese a ello, este mes estamos brindando al público un sistema de devoluciones electrónicas (de IVA, renta, etc) y los revisores fiscales que lo han probado dicen que es muy difícil, pero cuando lo entienden ha funcionado bien. Muchos contadores están enojados porque han sido muchos cambios en poco tiempo. A ellos mis disculpas. ¿Por qué es tan complicado simplificar la declaración de renta y otros impuestos, cuando en países como Canadá, se hace en una simple hoja?Eso lo vamos a implementar el próximo año. Fue uno de los logros de la última reforma tributaria. En el 2014 la gente podrá saber las instrucciones sobre lo que se denomina el Impuesto Mínimo Alternativo Simple, Imas, que no es un nombre popular, pero que será una forma muy fácil para declarar los impuestos. Sin una gran reflexión, y solo colocando unos datos básicos, de quién es, quiénes son sus dependientes, dónde vive y qué hace el contribuyente podrá colocar el total de sus ingresos, como lo certifica su empleador, y nada más. Pagará un porcentaje bajo sobre esos ingresos, y listo. Eso saldrá electrónicamente el año entrante y es el reto que tenemos, y lo mejor es que si logramos hacerlo –y no me atrevo a cantar victoria— sacaremos también todo el proceso de firma digital para que las personas puedan declarar y pagar electrónicamente sus impuestos a la Dian.Pero como están las cosas, ¿sí hay capacidad para asumir ese reto?A pesar de los problemas técnicos que hemos tenido, el dar ese brinco de poder atender tres o cuatro millones de personas entre naturales y jurídicas, y devolverles la plata por retenciones en la fuente en exceso, será uno de los grandes cambios de la reforma tributaria en el 2014. Es atender a toda esa clase media y popular a la que se quitaba plata por retención en la fuente, y que no podían hacer nada. Ahora podrán presentar su declaración de impuestos y recibir la devolución de ese tributo por encima de lo que les obligaba la ley. Será un cambio sin precedentes para el país. Obviamente, para quienes ganen más de $130 millones al año será más complicado.Pero, ¿cómo frenar los altos niveles de evasión, ya que todas las reformas tributarias se han quedado cortas?En Colombia la cultura tributaria es bajita. Si usted mira las cifras de recaudo de renta, que son unos $30 billones al año, sectores como el agrícola solo tributan $200.000 millones, que ni siquiera es el 1%. Ello demuestra que hay sectores de la economía donde los niveles de evasión de impuestos son masivos. En ganadería todo el país sabe que no tributa en un porcentaje muy alto. Son sectores con los cuales estamos buscando diálogo, ya que cambiar una cultura en un país que ha vivido momentos complejos, la gente encontró excusas sobre que le tocaba pagar e boleteos porque corría riesgos su seguridad, en vez de construir un Estado más fuerte pagando impuestos.Según eso en Colombia se pagan pocos impuestos...En Colombia se pagan muy pocos impuestos. Unos pocos pagan mucho y muchos no pagan nada. El recaudo es apenas el 15 % del Producto Interno Bruto, PIB, ya que el Fondo Monetario Internacional, FMI, estima que no deberíamos recaudar menos del 18 % y eso son $24 billones más por año si la gente que está haciendo trampas exageradas las dejara de hacer. Es decir, que fueran las trampitas normales, pero no las abusivas que aquí todavía ocurren de manera muy frecuente. Usted afirma que falta más personal y talento en la Dian para que se modernice. ¿Eso no es más burocracia?Queremos mostrarle el país que no hay inversión más rentable que fortalecer la Dian. Hemos hecho esfuerzos enormes con los funcionarios trabajando con las uñas. Y si nos dan herramientas para llegar a esos otros $24 billones de recaudo que están sedientos a la espera de un cambio en la cultura tributaria, eso se podrá lograr en parte con más funcionarios. Pero es una discusión que me toca sustentar y ganar para fortalecer esta institución. La Dian no debe tener cobertura en 50 municipios sino en 400 y que no tenga 7.000 funcionarios de planta, sino 15.000. Muchos podrían pensar que se trata de un aumento en el gasto público o en derroche de recursos, pero para construir una buena administración tributaria se requiere gente. Si nos comparamos con el mundo, Brasil tiene 45.000 funcionarios, México casi 40.000 y nosotros que somos medio México, estaríamos hablando de 20.000. Inglaterra tiene 250.000 funcionarios tributarios y en la aduana alemana laboran 45.000 y en Francia son casi 140.000. Hay una discusión legítima para que el país compare y vea que está perdiendo mucha plata por no tener una administración tributaria más fortalecida. En el mundo las administraciones tributarias son unos animales grandes y fuertes. Yo soy debilucho y chiquito.En busca de $110 billones A pesar de los problemas y el frenazo de la economía, ¿en qué va el recaudo de impuestos? A julio 31 el recaudo va en $65 billones mientras en igual mes del 2012 era de $62 billones.La economía está dando señales productivas por lo que esperamos que el recaudo supere los $100 billones con toda seguridad. Soy optimista porque creo que serán $110 billones.¿Habrá más facilidades para las pymes? Esas empresas, la mayoría de ellas con ingresos por debajo de $130 millones al año, tendrán una vida más fácil en lo tributario en el 2014. Para las personas jurídicas y las grandes sociedades habrá una declaración más compleja.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad