El crédito no se está desbordando en Colombia: Asobancaria

Mayo 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra
El crédito no se está desbordando en Colombia: Asobancaria

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria.

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria, afirma que aún hay espacio para que los hogares se endeuden. Pero, reconoce que las tasas de interés seguirán subiendo.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional, FMI, advirtió que el consumo y el crédito en Colombia, Chile y Perú, ya estaría presentando un preocupante desbordamiento en ese campo. Es decir, más familias tomando créditos de toda índole, teniendo como base el buen momento que viven esas economías, pero sin medir riesgos.Pese a dicha alerta, la presidenta de la Asociación Bancaria de Colombia, María Mercedes Cuéllar, sostiene que no hay riesgos en ese frente, pues la producción viene evolucionando positivamente. El Banco de la República sigue subiendo sus tasas de interés. El último ajuste fue hacia un 3,75%. ¿Esa tendencia continuará, o no?Pensaría que va a depender mucho de cómo evolucionen los precios y la producción, que son los indicadores que está teniendo en cuenta el Banco de la República. De golpe podría haber unos ajustes adicionales en las tasas de interés, pues se prevé una dinámica mucho más grande en la producción respecto a la que se esperaba inicialmente. Eso es lo que lleva al Emisor a que vaya nuevamente reajustando sus tasas.¿Eso significa que definitivamente los colombianos tendrán que acostumbrarse a crédito más caro?De hecho eso está sucediendo. El banco ha hecho unos aumentos relativamente pequeños, y yo esperaría que en los próximos meses no haya incrementos altos.¿Se está recalentando el consumo y el crédito?No. De ninguna manera. Está creciendo a tasas, que uno no podría decir que son bajas, pero no creo que se pueda decir o calificar que el crédito está desbordado en algún sentido. En materia crediticia las cosas andan bien, la cartera no presenta mayores riesgos y las entidades financieras presentan indicadores positivos de solvencia, lo mismo que el manejo de la cartera vencida, la cual ha bajado.Además, los desembolsos de los préstamos trascurren en completa normalidad. El sector financiero está haciendo una contribución muy grande al crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, y al empleo. ¿Eso significa que los colombianos se pueden seguir endeudando?Sí. No hay problemas. Existe liquidez y disponibilidad suficiente en la banca. Existen, asimismo, facilidades para que las personas puedan tener acceso a los créditos y de generar su actividad económica sin obstáculos.¿Qué se observa en el desempeño de la economía, pues la ola invernal –según se dice— podría afectar las metas de crecimiento?Creo que la ola invernal va a tener un impacto grande, pero también ese tipo de fenómenos generan una mayor demanda de bienes y servicios. Hay una reactivación en sectores como la construcción a través de la reparación de las viviendas e inmuebles que resultaron dañadas, y la misma agricultura, que por un lado genera un mayor costo, pero por otro lado, produce una demanda por empleo e inversión. Por comentarios oficiales, y así lo he escuchado, que habrá un aumento del PIB a pesar de lo que ha ocurrido.A propósito, ¿a qué crecimiento económico le apuestan los banqueros para el 2011?Creemos que estará en el orden del 5%, que es lo que se ha venido manejando, y lo que muestran los indicadores recientes en materia de desempeño económico. ¿Cuál podría ser el papel de la banca en la reconstrucción de las zonas devastadas por el invierno?Allí hay dos situaciones distintas. Uno, es lo que está ocurriendo con la población que está bancarizada y que ha obtenido créditos y que probablemente busque una reestructuración de los mismos. En ese frente es más fácil. En cuanto a quienes no poseen crédito para la reconstrucción, Finagro ha venido abriendo unas alternativas de financiación, lo cual quita unos obstáculos que había con unas líneas de crédito, pero no existía la forma de desembolsar esos recursos.¿Qué tanto ha avanzado precisamente la bancarización de la población a pesar del impacto invernal?Las nuevas cifras están próximas salir. Pero a finales del 2010 teníamos unas 18 millones de personas vinculadas a la banca a través de cualquier servicio o instrumento financiero.¿No es una cifra aún demasiado baja?Creo que se han hecho muchas cosas para empujar la bancarización, pues se han venido retirando obstáculos que eran un impedimento. Todavía se pueden quitar otros, pero hay algo que es interesante, y es que con los nuevos desarrollos tecnológicos se ha puesto en marcha, por ejemplo, la banca móvil. Por ello estimo que este año se le va a dar un impulso más grande a la bancarización de más colombianos a través de esta alternativa. De hecho, algunos bancos han venido promoviendo este sistema para seguir vinculando a un mayor número de personas, lo cual va a acelerar aún más la bancarización. Son, además, sistemas transaccionales más baratos y de fácil manejo tanto para los bancos como para los mismos usuarios. ¿Qué otros obstáculos se deben quitar para que más colombianos le pierdan el miedo a los bancos?Existen aún tipos de restricciones complicadas como el cobro del impuesto del 4 x 1.000 (o a las transacciones financieras), ya que no ha habido forma para que las desmonten. Esa precisamente ha sido una de las principales razones para que la profundización financiera en Colombia siga siendo muy reducida frente a muchos países de igual desarrollo relativo en América Latina. Mientras no se tome la decisión de eliminar ese tributo y quitar los actuales topes a las tasas de interés (tasa de usura), se va a seguir manejando un sistema financiero pequeño y que crece poco. ¿Hasta qué punto la banca móvil puede crecer en Colombia?Es un servicio que crecerá aún más en el 2012. Creo que todos los bancos se van a involucrar en ese proceso. Hasta ahora hay dos bancos que operan perfectamente con dicho servicio, y aunque son diferentes cumplen con el propósito de incrementar la transabilidad financiera. El resto del sistema se va a meter rápidamente con la banca móvil para brindar un servicio más ágil al público. Y como es un servicio más barato, se podrá vincular a un mayor porcentaje de la población. ¿Qué tanto nos falta a los colombianos en de cultura financiera?Aquí en la Asociación Bancaria venimos trabajando mucho sobre la educación financiera, que es tratar de llegar a los estratos más pobres con unas nociones básicas sobre las relaciones con el sistema financiero. Hace dos o tres años nadie hablaba de ese tema. Existen mecanismos de protección del consumidor, pero falta fortalecer eso, es que los usuarios aprendan a utilizar bien esos instrumentos de defensa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad